José María Peredo Pombo. Catedrático de Comunicación y Política Internacional de la Universidad Europea de Madrid. /La Razón

Truman Capote publicó en 1966 A sangre fría, novela de enorme impacto que narraba el asesinato de una familia en Kansas y la posterior condena y ejecución de los asesinos. Un texto innovador, exponente de la novela de no ficción, construida y escrita en forma de reportaje y símbolo del llamado entonces Nuevo Periodismo que influyó enormemente en las generaciones posteriores. El relato impactó a la sociedad americana cuando vio reflejada su cara más descarnada e inhumana en el seno de su país, que se sentía parcialmente a salvo de la inmoralidad, a tantos kilómetros de la guerra de no ficción de Vietnam.

Joyce Carol Oates ha publicado en 2017 Mártires Americanos para relatar con toda crudeza las consecuencias sociales y humanas de las guerras culturales que se viven en el interior de Estados Unidos, en una novela de ficción ultra realista. Luther Dunphy, cristiano evangélico de la working class de Ohio, asesina a un médico abortista, Gus Voorhes comprometido con la lucha pro aborto. El antiabortista es condenado a muerte en un segundo juicio tras declararse nulo el primero y finalmente ejecutado mediante una inyección letal administrada por un funcionario de prisiones sin experiencia asistencial ni en ciencias de la salud.

El relato de la muerte del asesino; la descripción del sufrimiento de las familias de la víctima y el verdugo y su degeneración posterior; la frialdad del sistema judicial y la incompetencia del sistema de prisiones; el escabroso sistema de salud que lanza a la basura los restos de los fetos abortados. Son temas que se suceden en una novela tenebrosamente cierta en la que la autora describe sin entrar a juzgar a nadie. A nadie más que al conjunto de la sociedad americana que no ha conseguido extirpar de su seno el extremismo en las posiciones políticas que conducen al fanatismo y a la depravación de la vida humana.

Ambientada en el cambio de siglo y el atentado de las Torres Gemelas, Mártires Americanos vuelve a poner a Estados Unidos delante del espejo. Enfrascada en mil batallas por el poder, la primera democracia del mundo no consigue resolver las guerras culturales que la fracturan y la debilitan. La literatura fría de Joyce Carol Oates lo advierte.