Javier Fernández Arribas

Es evidente, desde hace muchos años, desde el abuelo, el padre y ahora el nieto, Kim jong -un, que China respalda el régimen de Corea del Norte y lo utiliza como una marioneta para la defensa de sus intereses en la región. La inestabilidad que crea las amenazas y los desafíos armamentistas de Corea del Norte le sirve a China para enfrentar la presión norteamericana en la región con sus aliados Corea del Sur y Japón. Así, tiene entretenidas a las fuerzas desplegadas en la zona, las desgasta, y evita una posible reunificación de la península de Corea que supondría colocar a tropas de EEUU en la frontera china.

Es cierto que el monstruito creado por Pekín se le ha podido ir de las manos con Kim jong-un. Pekín ha votado en su contra en Naciones Unidas, ha apoyado las sanciones pero es solo una estrategia para sobrellevar la presión internacional porque es China la responsable de la amenaza de Corea del Norte que, aseguran sus responsables militares, ha podido conseguir colocar cabezas nucleares en sus misiles, aunque este extremo no está confirmado por los expertos. Lo que está claro es que enfrentarse militarmente a Corea del Norte significa desafiar al coloso chino que hace pocos días realizó una gran demostración de fuerza militar.

Video análisis de Javier Fernández Arribas

http://www.elcorreo.com/internacional/china-sostiene-kimmov-5560834838001-20170901140908-vi.html