F. Javier Blasco Robledo. Coronel (R)

La Real Academia de la Lengua Española, viene a definir el Pasotismo como una expresión coloquial por la que se muestra una clara actitud de desinterés e indiferencia propia del pasota. Lo que nos lleva de nuevo, a consultarle para aclarar aún más el término y así vemos que se denomina pasota a una persona indiferente ante las cuestiones que importan o se debaten en la vida social.

Puede que, en su origen lingüístico, nuestros expertos y académicos de la lengua hubieran pensado en encuadrar este modo de ser en el plano individual, para así definir a los que les da lo mismo lo uno que lo otro o no les interesa nada de lo que sucedió, sucede o pueda suceder en el futuro ni sus consecuencias.

Al no definirse como propio de enfermedad contagiosa o de fácil extensión por fenómenos patógenos, hasta hace bien poco, siempre que se pensaba y tomaba como algo que generalmente no se desenvolvía ni afectaba a un colectivo de personas que convivan en un mismo o cercano escenario. Pero, últimamente, todo apunta a que esta asunción ha venido mutando; el pasotismo empieza a ser mucho más colectivo que individual.

Basta con observar el comportamiento y la falta de reacciones de la sociedad ante la reiteración de hechos que, aunque resulten clamorosos y que se vienen sucediendo con mayor expresión, frecuencia e intensidad desde el pasado mes de junio.

Fechas aquellas en las que el PSOE, encabezado por aquel que, aun habiendo sido descabalgado en octubre de 2016 por intentar lo mismo, ganara una moción de censura contra el presidente Rajoy; aunque para ello, no dudo en buscar los necesarios apoyos entre lo más “granado” del espectro parlamentario: populistas, separatistas, nacionalistas y filo terroristas.

Este hecho, anómalo de por sí; y el que entre los motivos de peso para fundamentarlo se usara la honestidad de los dirigentes políticos -poniendo como ejemplo a la clase política alemana- y la asunción de que hasta entonces la gestión gubernamental de la crisis catalana había sido nefasta; a lo que hubo que añadir determinadas traiciones por parte de sus más allegados, aunque siempre mutantes de opinión y el transfuguismo de apoyos puntuales recientemente pactados o sellados por partidos nacionalistas especialistas en sacar el máximo de cada bolsa sin importarle quien la sostenga; resultaron en que aquel gobierno, que se las prometía muy felices por al menos por un año más, cayera de bruces y que España quedara noqueada.

Unos se quedaron boquiabiertos por su insospechado éxito, otros incrédulos y desnortados y el resto, los aprovechados de siempre, ampliaron sus primigenias exigencias y todos tan panchos. Creo que fue a partir de entonces, cuando la mayor parte de los principios, valores morales, éticos y políticos en España y entre los españoles comenzaron a derrumbarse cual castillo de naipes. Muchos, la mayoría, cambiaron de forma de pensar o reaccionar y su modo de ser. En tan poco tiempo, pasamos a dejar de asombramos por mucho y grave que sea lo que veamos, oigamos o se nos presente a nosotros. Cosas que antes, sin necesidad de mediar palabra, eran valoradas como crudas, desproporcionadas y fuera de lugar.

Puede que, al llegar hasta aquí, se piense que estoy exagerando, me he pasado de frenada o no sepa bien que es lo que digo. No hay nada mejor que valorar por uno mismo la realidad de los hechos y comprobar que no son simples argumentos sin base firme o algún tipo de razonamiento. No son vulgares explicaciones, declaraciones infundadas, condicionales o vanas que traten de trasladar una información sobre un tema u opinión personal. Son hechos fácilmente contrastables.

No hace tanto tiempo que Sánchez llegó a la Moncloa. Si recordamos aquellos días, creo no equivocarme, que las alarmas saltaron en muchas de nuestras mentes; criticamos los modos, las formas y los tiempos tomados. Muchos, no todos, pronosticamos una corta duración a tamaña situación por el corto respaldo en la bancada socialista.

Pronto apareció su famosa tesis doctoral de muy poco o escaso valor como aportación universitaria; que siendo difícil que pasara del aprobado raspando, además de ser evaluada en una universidad privada y lo hiciera por un tribunal amañado, era tan mala que solo se publicó su registro en Consulta de la Base de datos de Tesis Doctorales (TESEO) pero no su texto y, además; para más inri, tamaño bodrio, fue calificada de cum laude.

Además de lo dicho sobre ella, que no es poco, pronto surgieron las grandes dudas sobre su verdadera autoría y el volumen de plagio o malas praxis en documentos publicables. Mil preguntas, dimes y diretes sobre su autor; aquel quien pocos días antes exigía honestidad en los demás con similares ejemplos en los políticos alemanes.

El horror ante esto fue grande, manifiesto y claro y sólo se le ocurre al ínclito personaje remitir unos falsos informes de bondad con el sello de la Moncloa. Informes, que meses más tarde el propio organismo ha tenido que cantar sobre su falsedad y el desconocimiento de su autoría. Sánchez, cual imberbe personaje, se revolvió en su silla y amenazó con querellas y demandas; que, casi doscientos días después, aún no han llegado ni unas ni otras a los medios que publicaron con todo detalle las fechorías de un paupérrimo estudiante de pocos pelos y muy baja estofa.

Muchos pensamos que era lo último que se podía esperar de un presidente que hizo bandera de la honestidad para serlo. Pero, pasó el tiempo, se las arregló arteramente para no dar explicaciones en el Senado ni en la prensa y sin más argumentos, ya nos da lo mismo, si mintió, copió o se río de nosotros en plena cara y sigan sin aclarar tanto falso entuerto.[1]

En seguida surgieron los viajes personales del presidente y familia a lugares de solaz, celebraciones familiares y fiestas vacacionales con el uso y abuso de personal, medios e infraestructuras del Estado con todo descaro y falsa dignidad. Su argumento, declararlo todo Secreto de Estado en base a una Ley de hizo aquel que, desde hace años, le quita el sueño todas las noches, el mismísimo Franco [2]. Pocos pidieron explicaciones por ello y ya fueron menos los escandalizados.

De sus famosas promesas sobre cómo iba a ser su modo de gobernar: acabar con todo tipo de puerta giratoria o “enchufismo”; basar su gobierno en la “transparencia” y en lo que él denomina “regeneración democrática”; mejorar los poderes y organismos públicos empezando por liberar  el sistema de designación de sus responsables; no prodigar el uso de Reales Decretos Leyes; hacer “política” con la crisis catalana sin ceder ni mancillar el papel del Estado; no intentar aprobar los presupuestos sin una amplia mayoría; convocar pronto elecciones y servir de puente con los partidos de la oposición para así gobernar con igualdad para todos los españoles, creo que es mejor no hablar porque no ha cumplido ni una sola de aquellas “buenas intenciones”. En clave interna de partido, sostuvo y mantuvo que siempre consultaría a las bases para tomar todas las decisiones importantes y ser el secretario general de todos los socialistas sin reparos ni rencores. Ya vemos, por ejemplo, lo que ha pasado con las listas electorales [3].

A pesar de no haber mantenido ni cumplido ninguna, ni siquiera por un mínimo tiempo, al parecer y a la vista de las encuestas electorales, pocos españoles y muchos menos socialistas se lo reprochan y casi todos lo dejan aparcado entendiendo como cierto aquello que su mano derecha, la vicepresidenta Calvo dejó un día bien claro; “eso lo decía Sánchez cuando no era el presidente…”  

Nos presentó un gobierno de estrellas que en pocas hormonadas quedó estrellado y lleno a rebosar de personales que en su mayoría eran o estaban mal formados, irreflexivos, chabacanos y hasta poco lícitos [4] en función de sus declaraciones sobre sus bienes y cómo mínimo, complejas empresas o ventas de acciones en función de determinadas informaciones privilegiadas [5].  

En pocos días, empezaron los despidos y ceses entre los integrantes del gabinete y sólo fue gracias a que, aunque como decisión muy arriesgada, Sánchez lo taponó con un torniquete de urgencia como si fuera una herida abierta y sangrante; de lo contrario se hubiera quedado más solo que la una con la consiguiente crisis gorda o caída total del gobierno. De nuevo, no le importó tragarse sus lapidarias palabras sobre la más que exigible decencia del personal en su equipo con sociedades para evadir impuestos. Lo hizo en varias ocasiones y nadie se echó las manos a la cabeza, aunque estuvieran frescos sus propios esfuerzos en lograr el cese de uno de los ministros más brillantes del gobierno de Rajoy, Soria. Y eso, que su caso, no se parecía ni llegaba ni por asomo a la gravedad de ninguno de estos ministros [6]. 

Dentro de las perlas entre las ministras y aparte de la que estrella que más brilla, la ya mencionada vicepresidenta del gobierno, cabe destacar por sus locuacidad, poco estilo y falta de honestidad la nada más y nada menos ministra de Justicia; Dolores Delgado; una persona que de forma lenguaraz y en franca charla con varios hombres -por aquel entonces ejemplo y dechados de virtudes en el ámbito de la justicia y la investigación policial- se mofó, presumió de ser conocedora de actos ilícitos (el uso de prostíbulos para sonsacar a políticos y gente influyente, ser conocedora de abusos de menores por personas importantes de la administración de justicia) y abofeteo a su compañero de gabinete, el ministro Marlaska por su condición de homosexual [7]; que  cambia de versión sobre sus palabras y declaraciones a la velocidad del rayo [8] sin que le pasara nada salvo ponerse sonrosada en el hemiciclo unas pocas veces a preguntas de la oposición.  

Otra de las que brillan con luz propia porque cada vez que habla hace subir el paro, bajar la bolsa, incrementar la inflación o destrozar la maraña empresarial nacional es la ministra, en apariencia y por título de muchas cosas, aunque se la conoce como la de Medio Ambiente; Teresa Ribera. Una persona madurada y reincidente en los grandes desatinos y grandes costos al erario público a la que le vienen de largo tamaña infame destreza, por ser la persona que ya en la administración de Zapatero avaló el famoso almacén de gas frente a las cosas de Castellón, el Castor [9]. Persona que ahora, no contenta con todo aquello, sin encomendarse ni a Dios ni al diablo, decide declararle la guerra al Diésel asegurando que dicho carburante y los coches que usan tales motores tienen los días contados [10]. Es incalculable el daño que ha provocado con una declaración de intenciones sin valorar, sopesar ni abordar en lo correspondiente a paliar su efecto o la búsqueda de alternativas reales, o al menos, viables. Por increíble que parezca, no ha pasado nada, a pesar de los miles de afectados por esta ocurrencia, nadie ha salido a la calle a protestar por esta aventura y mensaje envenenado hacia un sector que, hasta entonces, era boyante y parte muy importante de las exportaciones y el PIB nacional; que, por ello, ha dejado de serlo y muy difícil de recuperar.

No contenta con tamaño desvarío, despropósito y poco tino; transcurridos unos meses, a mediados de marzo, nos sorprende con la “imparable subida del recibo de la luz” a partir del mes próximo [11]. Su alegato con aquello de que retomar las medidas previas y bastante efectivas, podrían ser tomadas como una medida electoralista demuestran que esta señora, debería estar lejos de todo aquello que suponga dinero y un gran coste para el bolsillo del consumidor. Ahí sigue y por lo visto, seguirá. 

Para terminar el selectivo periplo femenino por el gabinete, no debemos olvidar las ministras de Economía y la de Hacienda; las señoras Calviño y Montero respectivamente; quienes, a pesar de sus aureolas en puestos de relevancia tanto en la UE como en Andalucía, han hecho un pan como unas tortas con la elaboración del fracasado presupuesto y su negociación tanto dentro como fuera de casa. Señoras ambas, que se empeñan en seguir a su mesías, sin trabar sus deseos de gasto sin colchón ni ahorro previo; que, en pocos meses, nos han llevado a donde estamos, olvidando que lo más importante para un gobernante y sus gobernados es la economía.[12]

Del ministro Borrell; aquel señor que dilapidó en cuestión de semanas un gran prestigio labrado durante años de seriedad y que nos engañó a todos los españoles con su famoso discurso en contra del separatismo en Barcelona el 9 de octubre de 2017, mejor no hablar. En sus múltiples humillaciones personales y ajenas, desprecios públicos y privados y su defenestración política al ser enviado a calentar un sillón de eurodiputado raso en un Cámara, de la que en su día fue presidente, ya tiene su propia y gran penitencia.

Sus problemas y asuntos financieros arrastrados, la nefasta gestión de su cartera en momentos de extrema necesidad de defender a España, su ilustre tibieza tirando a pseudo cobardía y el poco valor de su palabra dada, tampoco han sido motivo de gran escandalera ni de petición masiva de su cabeza. 

Entre las muchas otras cosas que puedan haber chocado al espectador paciente y algo versado; es la gira internacional del ínclito presidente. Ha sido capaz de dar casi la vuelta al mundo varias veces, sin agenda cierta, ni reuniones de importancia o expuesto a rapapolvos como los recibidos en la Cumbre de la OTAN en Bruselas [13]; autor de graves repercusiones para España y la UE en su conjunto por sus “magnificas y cambiantes ideas” sobre la inmigración sobre el territorio de la Unión[14], su participación en un descafeinado foro económico en Davos [15] o la irresponsable postura española ante la de la UE sobre Venezuela [16] hasta pocos días antes del nombramiento de Guaidó. En resumen, un ridículo continuado de peores resultados imposible de superar. Sin citar otras muchas visitas y circunloquios a ambos lados del charco, en Europa o África sin contenido o con agendas de mínimos, sólo por aparentar y con las que únicamente consiguió enfadar a unos y otros.

En la política interna entre muchos otros temas, cabe destacar los grandes, vanos y cuasi felones esfuerzos de Sánchez para llevar a su manera las relaciones con Cataluña; destacando los problemas derivados de famoso “Relator”[17] así como los 21 puntos[18] entregados por Torra en mano durante su denigrante reunión inter pares en Pedralbes o su silencio sepulcral ante la manifestación de los separatistas en Madrid [19] el pasado día 16 cuando, por contra, si criticó vorazmente la manifestación del centro-derecha en la plaza de Colón, el 10 de febrero.

Los muchos y casi ocultos tejemanejes de Sánchez con Torra con grandes cesiones y privilegios de todo tipo e incluso, las intenciones filtradas por varios miembros del gobierno y del PSOE -aunque no reconocidas oficialmente ni tampoco desmentidas- sobre el "posible indulto"a los políticos catalanes actualmente juzgados por el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Todo esto, a pesar de su crudeza, tampoco marca mella, ni reproches de la sociedad española; hastiada de tanta monserga y adecuadamente adormecida por una política de mentiras y hechos consumados.

Política, táctica y técnica llevada a cabo por el PSOE y el gobierno con la ayuda y el empleo dopado y torticero de todos los medios oficiales en manos de este último (RTVE, el CIS y otros órganos de consulta, opinión); tomados al asalto mediante maniobras saduceas y el masivo empleo del Real Decreto Ley para asuntos propagandísticos, sin presupuesto ni el necesario concurso, discusión y aprobación por las cámaras legislativas, tal como debería de ser y ha sido desde que en España gozamos de democracia (1978).      

La exageración, el manoseo, uso y abuso retorcido y tergiversado o partidista de la definición, aplicación y defensa de conceptos como Libertad de Expresión, Feminismo, Animalismo, la protección al colectivo LGTBI, los inventados y exagerados derechos de los inmigrantes tratando de confundirlos con refugiados, así como la manida integración y protección a movimientos okupas o del gremio de los manteros, están llevando a España a situaciones jamás vistas, burdas, ramplonas, desproporcionadas e insospechadas con declaraciones, manifestaciones, gestos, apropiamientos indebidos, iniciativas y resultados que rallan y atentan contra toda situación de normalidad cívica, social y de la requerida exigencia en el marco de la normal convivencia ciudadana.     

Por otra parte, las denigrantes manifestaciones de personas exaltadas que pisotean su cargo en el gobierno y su dignidad como varias ministras y la esposa del presidente del gobierno [20] que se mostraron voceando desaforada, burda y desatinadamente en la manida, escorada y secuestrada manifestación del pasado 8M en “defensa” de los derechos e igualdad de la mujer, junto a haber restado importancia a los símbolos y signos del estado y la Ley, hacen pronosticar que el “todo vale” o “en la guerra, cualquier agujero es trinchera” seguirán alcanzando cotas altas, desproporcionadas y provocando un hastío igual a los esfuerzos del gobierno para vendernos cada viernes -cual mercadillo de saldos- lo que hace o aparenta hacer como si fuera muy necesario, urgente y de auténtica justicia social, cómo el tantas veces manoseado desenterramiento de los restos de Franco [21]. 

Dentro de los mares, que no mareas del despropósito; el populismo y el engaño ciudadano están los planes, propósitos y actuaciones de Ayuntamientos populistas como el de Madrid, Zaragoza, Cádiz, A Coruña y Barcelona, que asaltaron el poder gracias a los socialistas y separatistas, según los casos; ofreciendo los famosos duros a peseta; engañando al ciudadano con que ellos iban a limpiarlo todo, cuidar el ambiente, convertir los espacios comunes en algo más limpio, arreglar las aceras, pavimentar las calles, adecentar jardines y parques, reducir los impuestos municipales, mejorar los transportes públicos, apoyar al más necesitado, alumbrar los espacios comunes, proporcionar el agua más barata, eliminar la delincuencia, la droga de las calles y barrios y las malas praxis de nuestras administraciones locales.

Nada, o casi nada de aquello se ha cumplido. Ahora justifican las muchas restricciones que han implantado y aseguran no haber podido hacerlo recurriendo a la famosa “herencia recibida” o no haber tenido el tiempo necesario para cumplir lo prometido. Unos rufianes malcarados y nada preparados, que a base de codazos, zancadillas y productivos enchufes a amigos y familiares han pasado cuatro años, viajando, mejorando su imagen y llenándose los bolsillos con aquello que más nos duele, los impuestos; que no solo no han bajado, sino que los han subido por cuotas directas o friéndonos a multas de tráfico o “faltas” en el vecindario.   

El empleo de artículos y comentarios en redes y tertulias o medios afines con voceros perfectamente entrenados en el adoctrinamiento y la justificación de lo que pueda dejar cualquier tufillo a lo anormal. Las terroríficas y/o irrisorias declaraciones de testigos y acusados o de sus bogados en el Juicio del 1-O. La poca profusión en publicidad o comentario ante los que se ha venido conociendo en el retrasado y casi ocultado juicio por las estafas de los ERES y otras patrañas socialistas en Andalucía [22] y Extremadura [23] en contraposición de los ríos de tinta y miles de horas de radio y televisión de casos incluso mucho menores con implicados del PP.  Así como haber llegado a situaciones extremas en la definición y aplicación de las leyes por la justicia como es el caso de  Ley de Protección al Menor con la sentencia que condena a una madre por dar una bofetada a su hijo [24] ante una situación de clara necesidad y franca negativa en caso contrario de reticencia política a legislar y aplicar la prisión permanente revisable ante casos de aberrantes infanticidios, violaciones graves o múltiples y otro tipo de sucesos anormales y cada vez más profusos en esta sucia, desnortada y falta de valores sociedad.  

Todos ellos, son otros importantes aderezos a agregar a una ensalada mucho más grande y variada que, ciertamente, deberían llevarnos a la alarma; pero, al contrario, aunque suceden a diario, nos llegan por un oído y nos salen por el otro sin que le prestemos atención y ni provoquen la más mínima irritación.

Escribo este artículo a los dos días de haber celebrado junto a una cincuentena de compañeros, el cuadragésimo cuarto aniversario de haber recibido los despachos de teniente de una promoción de militares del Ejército de Tierra, el año 1975. Unos momentos aquellos ciertamente convulsos en los que España y los españoles nos enfrentábamos a importantes situaciones de crisis y cambios profundos de mentalidad, pero que, tal y cómo comentamos durante nuestra comida de hermandad, jamás pensamos, que fueran tantos y hayan sido tan rápidos en nuestro modo de pensar y en un periodo de tiempo tan corto de verdad. España debe despertar y volver a pensar; nos necesita. No la podemos ni debemos olvidar.

[1] https://www.abc.es/espana/abci-moncloa-rechaza-aclarar-origen-informe-falseo-para-proteger-sanchez-201903132319_noticia.html

https://www.esdiario.com/109791531/Moncloa-mintio-al-anunciar-el-test-antiplagio-de-la-tesis-para-tapar-a-Sanchez.html

[2] https://okdiario.com/espana/gobierno-declara-tambien-secreto-coste-viajes-internacionales-sanchez-3566997

[3] https://www.abc.es/espana/abci-enfado-susana-diaz-pedro-sanchez-tras-listas-ferraz-para-elecciones-tomo-nota-201903171114_noticia.html

[4]https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/dinero/hacienda-condena-nadia-calvino-pedro-duque-pepu-hernandez-fraude-ley/20190313193907123009.html

[5] https://elpais.com/politica/2018/11/27/actualidad/1543307276_424238.html

[6] https://www.elespanol.com/espana/20160414/117238610_0.html

[7] https://www.elmundo.es/espana/2018/09/27/5babdfb446163f9b128b4613.html

   https://www.elmundo.es/espana/2018/09/25/5ba9cc09268e3eed568b45f4.html

[8] https://www.eldiario.es/politica/diferentes-versiones-Delgado-encuentros-Villarejo_0_818218444.html

   https://www.elespanol.com/espana/tribunales/20181010/delgado-victima-partida-doble-cloacas-derecha/344466634_0.html

[9] tps://www.publico.es/politica/ministra-medio-ambiente-avalo-declaracion-impact...

[10] https://www.elperiodico.com/es/medio-ambiente/20180711/teresa-ribera-diesel-6936502

[11] https://www.elindependiente.com/economia/2019/03/12/el-gobierno-se-resigna-y-no-podra-impedir-una-subida-de-luz-en-plena-campana-electoral/

[12] https://www.elmundo.es/opinion/2019/03/16/5c8c00befc6c8387638b45cf.html

[13] https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/defensa/Sanchez-anuncio-aumentara-gasto-defensa/20180718165038113923.html

https://www.elmundo.es/internacional/2018/07/12/5b472b65e2704e4e258b4630.html

[14] https://okdiario.com/espana/pedro-sanchez-rechaza-acoger-refugiados-que-exigia-rajoy-dice-que-no-tiene-obligacion-3826484

[15] http://www.rtve.es/noticias/20190121/ausencias-lideres-destacados-reto-globalizacion-40-marcan-foro-economico-mundial-davos/1872400.shtml

[16] https://elpais.com/politica/2018/10/12/actualidad/1539366529_322989.html

[17] https://www.elmundo.es/opinion/2019/02/10/5c5f16dafdddfffca18b46b1.html

[18] https://www.elmundo.es/cataluna/2019/02/05/5c59d72cfdddffa6b68b45ca.html

[19] https://www.larazon.es/espana/casado-y-rivera-cargan-contra-el-silencio-de-sanchez-ante-la-manifestacion-independentista-de-madrid-GA22443140

[20] https://www.elmundo.es/espana/2019/03/12/5c86cd48fdddffc01e8b46a6.html

[21] https://www.elindependiente.com/opinion/2019/03/15/otro-anuncio-electoral/?utm_campaign=not&utm_source=not_web&utm_medium=navegador

[22] https://www.elmundo.es/andalucia/2019/03/14/5c8a32e8fdddff47578b4591.html

[23] https://www.elperiodicoextremadura.com/temas/fraude-cursos-formacion_85.html

[24] https://okdiario.com/sociedad/audiencia-pontevedra-condena-dos-meses-carcel-madre-abofetear-hijo-3826452