Suzanne Zaura

En los últimos tiempos el auge de la islamofobia europea es palpable allá donde se vaya. Se aprecia en prácticamente todos los ámbitos, a nivel político y social. Una islamofobia o racismo que parte del más absoluto desconocimiento de las culturas, creencias e ideologías, pero que últimamente se viene nutriendo por atentados de individuos que atacan bajo la falsa bandera del islam. Muchos son los atentados que acaecen en el mundo, pero sólo los de falsa bandera islámica son los que resuenan por los medios de comunicación, pero ¿quién provoca realmente este tipo de atentados?  

Una pregunta que muchos se deberían cuestionar, ya que sólo así entenderían muchas de las tergiversaciones que ciudadanos, como los españoles, deben soportar.

Pero, además me llama poderosamente la atención como la islamofobia pasa a ámbitos inesperados. Recientemente, navegando sobre la red social de Facebook, me he encontrado con una publicación un tanto extraña en una página que ofrece información sobre el mundo animal, “Veterinarios” https://www.facebook.com/veterinarios.info/ .

Bajo el título de “INCREÍBLE: Los musulmanes reclaman una playa sólo para mujeres ¡¡COMPARTE!!” la publicación en sí criticaba el hecho de que una playa fuese solicitada para el uso único y exclusivo de mujeres en Marruecos.

Lo primero que se me pasó por la cabeza fue: ¿Qué sentido tiene una publicación así en una página para los amantes del mundo animal?

 

Esta propuesta parte del año 2012, cuando el ayuntamiento planteó la idea de hacer una playa privada sólo para mujeres en Saidia, “la perla azul” de Marruecos. Una idea que nunca vio la luz pero en la que los habitantes de la zona siguen trabajando y reclamando como legítimo derecho.

Pero muchas son las personas que se indignan ante tal petición. ¿Por qué?, ¿Acaso no hay, y se siguen reclamando, playas nudistas? ¿Acaso no vivimos en una sociedad que presume de libertad?

En pleno siglo XXI, los europeos y concretamente españoles, siguen luchando por la igualdad y libertad pero, a la vez, parece que les gusta tirarse piedras sobre su propio tejado ya que no se desaprovecha ni una oportunidad para ir contra otros colectivos minoritarios. ¡Qué poca memoria histórica tiene la sociedad!

Y me vuelvo a preguntar: ¿Qué hace una página de veterinarios haciéndose eco de una noticia al más puro estilo islamófobo? Lo único que hacen es fomentar e incitar al odio, algo que es perfectamente denunciable a través de denunciamci@gmail.com , una dirección de la Plataforma “Movimiento contra la Intolerancia” donde se puede denunciar cualquier acto de xenofobia, islamofobia, antisemitismo y homofobia, entre otros.

Es triste ver cómo la sociedad actual, al igual que el periodismo o portales como “indignado.es” se centra en lo más banal del mundo solapando realidades como guerras, desastres, hambrunas o penurias y mostrando un especial desinterés en noticias instructivas. Ahora prima un periodismo y un pensamiento centrado en la cosificación de la mujer, achacando el nivel de libertad según su grado de destape y cirugía, tachando de retrógrada y oprimida a quienes no aceptan estas normativas. Una conciencia que ya ha perdido el valor humano, europeo y occidental. Esta sociedad necesita una renovación y tener la voluntad suficiente para luchar contra la ignorancia que está devorando la conciencia y la inteligencia.