Miguel Ángel Ortíz Asin. Presidente del Forum Canario-Saharaui

El próximo día 21 del presente mes de noviembre, el gobierno de Marruecos tiene previsto el lanzamiento de un nuevo satélite al espacio, el Mohamed VI-B. gestionado por el consorcio europeo Arianespace, que lo componen el consorcio compuesto porThales Alenia Space y Airbus. Hace un año, el 8 de noviembre de 2017, se puso en órbita desde Kourou en la Guayana Francesa, el primer satélite con el nombre de Mohamed VI-A, ambos satélites que operarán en la misma órbita a 700 kilómetros de la tierra, permitirá tomar imágenes a resolución muy alta. Asimismo, su complementariedad permite particularmente una reducción importante del tiempo de revisión.

El nuevo satélite al igual que el anterior, será gobernado por tecnología marroquí, con ingenieros y técnicos especializados en los mejores centros internacionales y su uso, según se ha informado, se aplicará paraactividades cartográficas,la agricultura, los recursos hídricos, Construcción, las obras públicas y el transporte, las aguas y los bosques, las Minas y la geología, las redes de comunicaciones, el seguimiento de grandes proyectos, planificación urbana y regional,prevención y manejo de desastres naturales y la vigilancia fronteriza y costera, entre otros objetivos.

Una de las principales prioridades del nuevo aparato será el control de la emigración ilegal desde las costas marroquíes, convertida en un problema de primordial en el país magrebí que tanto afectan a las costas españolas, tanto canarias como peninsulares,objeto, en suma, de su relación con Europa. Ambos satélites "garantizarán una cobertura más rápida de las áreas de interés".

Después del primer lanzamiento el gobierno marroquí, ante las inquietudes levantadas por algunos medios de España y Argelia, aseveró para sus países vecinos que “no debía ser motivo de preocupación”, sobre una posible utilización de espionaje. Aunque es obvio, que como ha manifestado recientemente el embajador marroquí ante la ONU, Omar Hilal, para casos de seguridad nacional su país vigila todos los movimientos del Frente Polisario "cada día, cada minuto, cada segundo" mediante su satélite.

Es de resaltar, que con este nuevo proyecto espacial el gobierno de Marruecos sigue impulsando las nuevas tecnologías en aplicación y aprovechamiento del desarrollo del país, situándose a la vanguardia de los avances de los países del Magreb; otra muestra más tuvo lugar el pasado jueves día 15 en el que el rey Mohamed VI y el presidente francés, Emmanuel Macron, inauguraron el primer tren de alta velocidad (TGV, en francés) de África, el trayecto unirá Tánger con Casablanca en un futuro, pendiente de su entrada en servicio, con una distancia de 340 kilómetros. Ello unido a los proyectos, ya en construcción, como el nuevo gran puerto marítimo en la región de Ouad el Dahab cerca de Dakhla y las grandes instalaciones de centrales de energías solares en las zonas del desierto, sitúan al reino de Marruecos a la vanguardia de los países del Magreb.

El Reino de Marruecos que, con su nueva Constitución, pretende acoger en todos los conceptos los derechos de los ciudadanos de todas las regiones y que salvaguarda las idiosincrasias de sus orígenes regionales, quiere mantener la unidad nacional y lograr la unificación de las familias aún fracturadas en las regiones del sur, para que se unan al progreso y bienestar que con los nuevos proyectos se están consiguiendo.