Viernes, 22 de Junio de 2018

Opinión

Ciudad Inteligente en el Mediterráneo

"El modelo de ciudad mediterránea, compacta, compleja, eficiente y estable socialmente, de preservación y de adaptación a los tiempos actuales, constituye uno de los ejes principales de la estrategia"
"Contraste: la orilla sur no se enfrenta a los mismos retos que las ciudades de la orilla norte de la región mediterránea"

Leer más

Conexión francesa

La reunión en París de casi un Consejo de Ministros conjunto entre miembros del Ejecutivo francés y español es muy trascendente y deberíamos conseguir que los acuerdos alcanzados se apliquen sin demora. No es novedoso este tipo de reuniones de alto nivel para canalizar las relaciones entre ambos países vecinos. Es una práctica que se estila con otros países y que tiene sus resultados. En el caso de Francia, el interés español ha ido variando con el paso de los años desde la cooperación antiterrorista para acabar con la banda ETA, que tuvo sus contrapartidas correspondientes por parte española, hacia la necesidad de que nuestro querido socio y aliado del norte deje de condenarnos a ser una isla energética y viaria. Ha tenido que venir el presidente ruso, Vladimir Putin, con sus actuaciones agresivas en Ucrania tras los discutibles hechos de la plaza Maidan en Kiev apoyados por la UE, para que los diligentes dirigentes de la Europa central se den cuenta de la necesidad de no depender tanto del gas ruso. Encima de la mesa se ha recuperado la vieja necesidad de armonizar una política energética común para el viejo continente tan dependiente del exterior en materia de petróleo y gas. Unos más dependientes que otros porque Francia apostó por la energía nuclear y su objetivo permanente durante estos años ha sido rentabilizar esa gran inversión y no permitir alternativas como la interconexión eléctrica con España para posibilitar la exportación de energía desde España al resto de Europa, y lo que es más interesante desde el norte de África, bien sea el gas o petróleo argelino o las energías renovables de Marruecos o Túnez con tecnología e inversión españolas. Francois Hollande y Mariano Rajoy han tenido ocasión de preparar los proyectos correspondientes para hacer realidad estas interconexiones que van a ser financiadas en gran parte con dinero de la UE. París no pudo resistir más la presión. No la española, sino la de Alemania y otros socios europeos. También es necesaria la interconexión viaria por Canfranc, por Aragón, tanto con autovía como por vía ferroviaria de alta velocidad y transporte de mercancías. Hay que terminar con el aislamiento energético y de comunicaciones de Francia y actuar de verdad como socios y aliados junto con los países del Mediterráneo. Es una apuesta imprescindible para el presente más inmediato.

Leer más

Turismo mediterráneo, necesidad de cambio

A pesar de las epidemias, guerras, y otras crisis, el turismo sigue creciendo hasta alcanzar unos ingresos de 902.000 millones de euros en el mundo. Esta cifra incluso llegó a los 1,1 billones de euros si incluimos el transporte de pasajeros.

Leer más

¿Se necesita una revolución para cambiar la realidad marroquí?

Siempre me preguntan si necesitamos una revolución u otra cosa para cambiar las cosas en Marruecos. Según las estadísticas que llevó a cabo El Alto Comisionado para la Planificación de Marruecos en 2011/2012, el pueblo marroquí pasa más de 8 horas durmiendo, 3 horas comiendo, 3 horas en las cafeterías murmurando y lo peor es que dedica entre 1 y 3 minutos para la lectura y el deporte. Según las estadísticas de otros organismos internacionales, Marruecos se posiciona mal en cuanto a la violencia, la corrupción y la esclavitud moderna. Partiendo de estos datos y viendo lo que pasa en el mundo árabe, puedo afirmar que no necesitamos una revolución, sino un renacimiento. Un renacimiento en la mentalidad de 35 millones de habitantes marroquíes, en su conducta, en sus costumbres diarias, en su manera de ver las cosas. Me refiero a todas las capas sociales. El pueblo que echa la basura al suelo en vez de ponerla en alguna papelera o cubo de basura, necesita un renacimiento. El pueblo que en vez de hablar de cosas culturales, políticas, pasa muchas horas hablando de los defectos de los demás (ésta es mujer pública, ésta no es mujer pública, éste es un gilipollas, éste no es gilipollas…), olvidándose de sus propios defectos, necesita un renacimiento. El pueblo que prefiere pasar su tiempo contando a los pasajeros a pasarlo contando las palabras de un periódico o libro, necesita un renacimiento. El pueblo que presume más de su mala conducta (ser bandido, sus años de cárcel, violencia…) que de sus buenas cosas (sus estudios, sus diplomas, sus proyectos…) necesita un renacimiento.

Leer más

Marruecos, abanderado de los derechos humanos

Pese a las voces discrepantes e interesadas que denuncian sistemáticamente a Marruecos por un presunto incumplimiento de los derechos humanos en el Sáhara, lo cierto es que este país hace tiempo que se caracteriza por la estricta observancia de los Derechos Humanos en todo su territorio, especialmente en sus provincias del Sur. Marruecos, una consolidada Monarquía Parlamentaria, es considerado actualmente como un país líder en el ámbito de los derechos humanos en el Magreb, en toda África y en el mundo. De ahí el papel relevante e institucional del Consejo Nacional de Derechos Humanos marroquí (CNDH), cuya ganada reputación viene dada por el buen hacer de esta Institución y el prestigio de sus fundadores; y, fundamentalmente, por el empeño del Rey Mohamed VI en dotar a su pueblo de las estructuras democráticas propias de un Estado de derecho, en el que se depuren responsabilidades y se esclarezcan hechos que comprometan el buen nombre del Reino de Marruecos y de la Monarquía Alauita. Y prueba de ello, es el Foro Mundial de Derechos Humanos (FMDH) que se celebra entre los días 27 y 30 de este mes en la ciudad de Marrakech. Cuando en 2013 los medios de comunicación se hicieron eco de la aparición de restos óseos de ocho personas que fueron enterradas en fosas comunes en la localidad de Fadret Leguiaa, el CNDH proporcionó la información necesaria para esclarecer esos hechos. La Instancia Equidad y Reconciliación (IER), que no tiene nada que envidiar a la Ley de la Memoria Histórica española, por ejemplo, llevó a cabo durante su mandato, entre 2004-2005, investigaciones sobre las ocho víctimas a instancia de familias, parientes o terceras personas. Ello propició que el IER recabara gran cantidad de documentación gracias a numerosas audiencias y testimonios que configuraron un extenso archivo. Era el año 1976, caracterizado por la lucha entre las Fuerzas Armadas Reales (FAR) de Marruecos y el Frente Polisario y elementos del Ejército argelino. Esta lucha explicaría muchas muertes acaecidas como consecuencia del conflicto bélico. Hay que destacar que el IER investigó exhaustivamente. A tal efecto, en el año 2006 se creó un comité de seguimiento por parte del Consejo Consultivo de los Derechos Humanos (CCDH) al final del mandado del IER, que fue encargado de cerrar el procesos de reparación y las investigaciones posteriores. Al igual que en otros casos sin resolver, el asunto de los citados ocho desaparecidos produjo continuos intercambios entre el Gobierno marroquí y el Grupo de Trabajo de la ONU sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias (GTDFI), y entre este organismo, el CNDH y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), como parte de un ingente esfuerzo conjunto para esclarecer los hechos.

Leer más

MEDREG, compartiendo buena energía en el Mediterráneo

El Mar Mediterráneo disfruta de una fabulosa reputación como un mar de civilizaciones, cultura y turismo. Aúna personas pero también es testigo de conflictos y guerras. Este mar de contrastes y sueños ve a personas de todas sus orillas lidiar con crisis económicas, políticas y sociales. A pesar de sus diferencias, todos los países del Mediterráneo están encarando un reto energético. Es bien sabido que de nuestra habilidad para superar ese reto energético depende la oportunidad para escapar de la inseguridad y forjar las condiciones para la prosperidad. Por este motivo, los reguladores de la energía han decidido actuar de manera concreta para el bienestar de sus ciudadanos agrupándose bajo la Asociación MEDREG. Somos la única asociación que representa a las autoridades públicas independientes, y creemos que es nuestro deber actuar desde nuestra posición, en el marco de nuestras misiones y competencias. La situación en el Mediterráneo es preocupante. Los recursos energéticos están concentrados en solo algunos países, mientras otros dependen fuertemente de las importaciones de energía. Los combustibles fósiles representan el 80% del suministro de energía de los países MEDREG (95% en el Sur, 70% en el Norte). Los consumidores en la orilla norte consumen 150% más energía que los de la orilla sur. Las perspectivas del 2030 prevén un incremento de este margen. En este contexto, en los próximos 15 años la demanda desde las orillas Sur y Este del Mediterráneo es probable que se incremente cinco veces más que la demanda del Norte..

Leer más

Foro Mundial de Derechos Humanos: Marrakech podría no ser una fiesta.

En los próximos días (27-30 noviembre.) se celebrará en la ciudad de Marrakech la Segunda Edición del Foro Mundial de Derechos Humanos. El primer Foro se celebró en diciembre de 2013 en Brasil. Participan en este Foro importantes personalidades de todo el mundo, entre las que cabe destacar: Ban Ki-Moon, Navanethem Pillay, Michelle Bachelet, Giorgio Napolitano, Mijail Gorbachov, Martin Schulz, Bill Clinton, Jimmy Carter, Felipe González, Desmond Tutu, Romano Prodi, Jack Lang, Daniel Cohn-Bendit, Muhammad Yunus, Noam Chomsky, J-M. G. Le Clèzio, Orhan Pamuk, Joseph Stieglitz, Régis Debray, Bill Gates, Baltasar Garzón, Daniel Barenboïm o Youssou N’ Dour. Todos ellos han anunciado su presencia. Mientras, la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), el Observatorio Amazigh, la Liga Marroquí de Defensa de los Derechos Humanos y Justicia y Caridad tratarán de boicotear el Foro, por las prohibiciones que sufren, la coerción de las libertades y por la falsa imagen de avance en los Derechos Humanos del país que el poder trata de proyectar. En cuanto a los saharauis, es conocida la valiente propuesta de Aminetu Haidar de participar, que hasta la fecha no ha encontrado respuesta. Y la denuncia de las asociaciones saharauis pro Derechos Humanos por la represión que sufren los activistas, muchos de ellos en las cárceles, y por no haber sido legalizadas.

Leer más

Interior descubre la propaganda yihadista

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha aconsejado a los periodistas que dejen de utilizar el término "Estado Islámico" para referirse al grupo terrorista radical que ha robado a Al Qaeda el título de mayor amenaza entre la violencia yihadista, con el argumento de que esa organización ni es Estado ni es Islámico. "Se identifican como un Estado y un Estado es algo muy serio", señala animando a deslegitimar al grupo terrorista y no caer en sus trampas.

Leer más

DAESH, terroristas sin más

Es buena la iniciativa del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, pidiendo a los medios de comunicación que dejen de publicar el nombre que los terroristas se dan a sí mismos. El nuevo nombre que nos propone que utilicemos es DAESH, la siglas en árabe para lo que hasta ahora se ha venido llamando “Estado Islámico”. No puedo estar más de acuerdo. Más de una vez he escrito que esta banda de criminales y narcotraficantes ni tienen ideología, ni religión; ni son Estado, ni representan los valores tradicionales de lo islámico sostenidos en la doctrina del Islam que está basada fundamentalmente en la paz y que es tergiversada a su antojo por el primer canalla terrorista que quiere ganar notoriedad asesinando seres humanos. Me sumo a la iniciativa, ATALAYAR se suma, porque consideramos todos los profesionales que trabajamos en este medio de comunicción desde hace mucho tiempo que los periodistas también debemos estar obligados a contribuir en la lucha contra el terrorismo y observar ciertos límites a la hora de informar. No es censura. Me estoy refiriendo a que los medios no deben favorecer la acción de los terroristas cuyo principal objetivo cuando comenten un asesinato es que los medios de comunicación lo difundan para lograr el mayor alcance posible en su propósito de aterrorizar a cuantos más mejor. Los medios debemos informar lo mejor posible y eso tiene relación con una prudencia calculada para que los terroristas no se salgan con la suya. Y no vale el argumento de que la sociedad demanda información.

Leer más

¿Quién compra hoteles en Europa?

La industria hotelera europea está dando señales positivas desde principios de 2013. La mayoría de los mercados han visto crecer las tasas de la ocupación, lo que indica que está cambiando el panorama de inversión hotelera. Y el volumen de transacciones de hoteles en Europa alcanzó un nuevo máximo desde el inicio de la crisis financiera mundial, lo que indica un regreso del mercado. El volumen total de la transacción en Europa llegó a 7.700 millones de euros en 2013, con un aumento del 39% respecto a los 5.600 millones de 2012. El precio de venta/habitación aumentó en un 13%, con un promedio de 208.000 euros, evidencia de una mejora en la confianza de los inversores y la calidad de los activos. Los inversores institucionales, incluidos los fondos soberanos, representaron el 42% de los compradores mientras el 19% son compradores individuales y el resto (39%) lo representan los operadores de hoteles que compran activos estratégicos, como parte de sus planes de expansión.

Leer más

Estrategia para reforzar su papel en el mundo

Esta semana parece que la suerte vuelve a sonreír a Catar, después de sufrir durante meses acusaciones graves que le vinculan como financiador de grupos yihadistas, corruptelas en la designación para organizar el Mundial de fútbol del 2022, problemas políticos y diplomáticos con países vecinos e incluso haberse puesto en cuestión su relación de patrocinio con el FC Barcelona. El pasado martes, su capital, Doha, ganó el derecho a organizar los Mundiales de atletismo del 2019, por delante de las ciudades de Eugene (EEUU) y Barcelona. También en este caso el presidente de la federación española denunció malas prácticas de Doha por ofrecer 37 millones de dólares a la IAAF fuera de plazo, en concepto de patrocinio. Unos pocos días antes, la FIFA anunció que no ha encontrado evidencias de mala conducta de Catar como para despojarle del Mundial (pero ha puesto el caso en los tribunales suizos), y a nivel regional el país selló la paz con Arabia Saudí y los Emiratos Árabes. El emirato no ha dejado de ser protagonista de noticias que provocan sorpresa, y no solo por el impresionante desarrollo que vive, por su renta per cápita o por los 200.000 millones de dólares que ingresa al año por las ventas de hidrocarburos. Además de por la gran capacidad de sus fondos de rentabilizar los ingresos en inversiones cada vez más definidas, o por situar su línea aérea entre las mejores del mundo. Pero seguramente es en la decidida apuesta del deporte donde más se manifiesta ese empuje. Catar ganó la organización del Mundial de fútbol del 2022, en 2015 organizará el Mundial de balonmano, en 2016 el de ciclismo y en el 2019, el de atletismo. Sin contar con el GP de motociclismo o su tradicional torneo de tenis anual.

Leer más

¿Qué hay detrás del Estado Islámico?

Cuando hablamos del Estado Islámico (EI) que, de entrada, produce rechazo en Occidente por su espeluznante barbarie, no solo estamos ante un fenómeno de repercusión mundial cuyo tratamiento es sumamente delicado y controvertido; sino que, las acciones sanguinarias de los grupos armados que conforman las milicias yihadistas del EI son absolutamente incomprensibles y difícilmente justificables en pleno siglo XXI. El fundamentalismo islámico que está detrás del modus operandi del EI, empeñado en una auténtica ‘Guerra Santa’ tiene, además, un gran componente religioso, difícil de soslayar, y que ha sido una constante en la historia de la Humanidad. ¿Qué similitudes y/o diferencias existen entre las Cruzadas, donde se mataban musulmanes a mansalva, y la ‘Guerra Santa’, que hace lo mismo con los occidentales? La historia se repite. En realidad son la misma cosa o similares. Según reputados analistas y politólogos, “la ‘Guerra Santa’ es una confrontación bélica justificada por razones religiosas cuyos promotores califican como guerra querida por Dios y que conduce a la salvación eterna de quién muere en ella. Las guerras de religión europeas, las Cruzadas, son ejemplos inequívocos de guerra santa”. Los católicos, no obstante, no utilizan la denominación de ‘Guerra Santa’ cuando se refieren a las Cruzadas, por las connotaciones de muerte ligada a toda guerra. Aunque todos sabemos que la Iglesia Católica avaló muchas guerras y bendijo crímenes de lesa humanidad en nombre de Dios…

Leer más

Cal y arena

España está viviendo unos tiempos revueltos donde se mezclan el amor y el odio en cantidades preocupantes, por sus consecuencias, y poco frecuentes por su volatilidad. Amor y odio, cal y arena en el sentir de una ciudadanía que tiene todo el derecho a castigar a los responsables políticos que son incapaces de solucionar sus problemas porque prefieren el enfrentamiento y la guerra sucia frente a la posibilidad de acuerdo y consenso en asuntos de Estado, el más acuciante de los últimos años, el paro y la crisis económica de la mano de una profunda crisis de principios y de valores. A esta ineficacia y negligencia, se le añade una corrupción que parece más galopante de lo que realmente es, aunque ya de por sí es inaceptable e intolerable en una sociedad que se precie. La cultura del pelotazo y del gasto desenfrenado y que pague el que venga, que arree, ha intoxicado y podrido demasiados estamentos de diversos sectores de la sociedad española. No solo son incapaces y corruptos algunos políticos, también algunos empresarios, algunos funcionarios, algunos periodistas y repito el término algunos porque en el otro lado de la balanza está una mayoría de ciudadanos esforzados y trabajadores que no se merecen en absoluto los daños que están sufriendo.

Leer más

El bosque

Somos capaces de lo inaudito, posar una sonda sobre un cometa, pero no de conocer África, salvando las distancias. Y a África, quien no la ha conocido, tiempo ha tenido. Conocíamos a Mandela, hasta ahí nos alcanzaba. Pero Amadou Ndoye (‘África más allá del tópico’, Baile del Sol) se quita las gafas occidentales de neocolonizado y nos espeta: “¡No saben nada de África!”, a tiro de piedra y con las barcas de fibra alargada desde hace más de una década llegando a nuestras costas. No perdemos la ocasión de estigmatizar a África. Ahora mismo nos contagia el ébola y la metemos en un camión de basura. A Mandela lo metieron 27 años en la cárcel. En el festival homenaje Free People (CajaCanarias), pregunté el viernes al presidente de los estudiantes africanos de Tenerife, Nicolás Mba Bee Nchama, por qué suscitaba tanto consenso. “Encarnaba el alma de África”. Ndoye habla en su libro de ese trasmundo que pocos narradores poscoloniales cristalizan en sus novelas porque las escriben en el idioma de sus viejas metrópolis. Ese escritor adulterado con su síndrome de Estocolmo a cuestas es alguien que “sueña soñado por otros”, como diría la afroamericana Toni Morrison.

Leer más

Cuando fuimos lo mismo. Muros, vallas, fronteras: no siempre estuvieron ahí

Últimamente están de moda las fronteras. Las que llevan ya tiempo establecidas y las que algunos quieren dibujar para complicar un poco más el entramado de líneas divisorias que nos segregan en nacionalidades a los seres humanos que poblamos el mundo. Hace 25 años que cayó el muro de Berlín, pero en este aniversario se hacen muy presentes otras barreras, vigentes, en construcción o en proyecto más o menos avanzado. Las vallas de Melilla y de Ceuta, problemáticas avanzadillas europeas en suelo africano, son acaso la imagen más áspera de esas líneas que alguien dibuja en el mapa y que luego surge la necesidad de defender, porque hemos decidido que a uno y otro lado de la línea en cuestión, y a despecho de la tierra que no ofrece diferencia alguna, las cosas son distintas, los pasaportes no valen lo mismo, ni siquiera la vida tiene igual peso. Esta semana he tenido la oportunidad de cruzar, por dos veces, desde y hacia Marruecos, la frontera de Ceuta. He estado esperando dos horas y media a la entrada, cinco minutos a la salida. Para acceder a la Ciudad Autónoma se sucedían los embudos, primero de la policía y la gendarmería marroquíes, luego de la policía española y de la Guardia Civil. Se registraban todos los vehículos y se miraban con lupa los pasaportes. Riesgo de infiltración de yihadistas, decían los rumores, ya que sobre las razones por las que se extreman los controles no hay nunca información oficial. En los alrededores de Ceuta, en las curvas y las cunetas, pude ver a decenas de subsaharianos (muy jóvenes, algunos apenas niños) mendigando a los conductores. En fin, eso: una frontera.

Leer más

Páginas

Suscribirse a RSS - blogs