Por Carlos Arévalo
Foto:  Amira Kedier,  coordinadora de la sede de Casa Árabe en Córdoba.
 
Amira Kedier es la coordinadora de la sede de Casa Árabe en Córdoba, que junto al centro de Madrid, forma el prestigioso consorcio institucional. Ubicada en la emblemática 'Casa Mudéjar', un edificio de los siglos XIV-XVI, trabajan para promover las relaciones internacionales entre España y el mundo árabe y fomentar, además, el conocimiento y la divulgación de esta apasionante cultura avalada por siglos de tradición y cuyos lazos con nuestra Historia facilitan en gran medida el acercamiento entre ambas orillas. 
 
Pregunta: ¿Cómo definiría lo que es Casa Árabe?
Respuesta: “Casa Árabe quiere ser un lugar de encuentro en el que se puedan promover las relaciones diplomáticas, económicas o culturales entre España y el mundo árabe. La sede de Córdoba es un brazo más que junto al centro de Madrid forman un único cuerpo”.
 
P: Desde el año 2011 es la coordinadora de Casa Árabe en Córdoba aunque lleve vinculada a dicha institución desde 2007 ¿qué balance hace de esta etapa?
R: “Muy positivo. Aunque empecé como investigadora, desempeñando una faceta muy diferente a la actual, viví todo el esfuerzo que hicimos para darnos a conocer, para llegar al público a través de las redes sociales…y ahora estamos recogiendo el fruto de ese trabajo y yendo cada vez a más”.
 
P: Hay que destacar que Casa Árabe es, además, un centro clave para celebrar reuniones político-empresariales de relevancia internacional como la de Wilton Park o la de la oposición siria, ¿qué papel jugáis en ese aspecto? 
R: “En Córdoba estamos tratando de especializarnos en la organización de eventos de alto nivel político, económico y académico tanto abiertos al público como privados. Pretendemos al menos una vez al mes, realizar reuniones y seminarios sobre distintas temáticas con la participación de especialistas españoles e internacionales para fomentar los vínculos entre Europa y el mundo árabe”.
 
P: ¿En qué medida las actividades de Casa Árabe contribuyen a reforzar el prestigio de nuestro país?
R: “Consideramos que España tiene una imagen muy positiva para los países árabes y tiene un plus tanto por la memoria y la Historia compartida como por los lazos contemporáneos. Hay mucha gente que pisa por primera vez este país y ese tipo de reuniones normalmente mejoran y enriquecen esa imagen”. 
 
P: ¿Cómo beneficia a la Marca España?
R: “A través de las embajadas en los diferentes países árabes proponemos algunas actividades y, al ir de la mano con una institución que se llama Casa Árabe y además constituida por un consorcio en el que está el Ministerio de Asuntos Exteriores o los gobiernos locales, pues es, sin duda, una puerta de entrada muy agradable  para el público y para las instituciones”.
 
P: ¿Cómo se trabaja desde vuestra institución para contribuir a una buena formación sobre el mundo árabe y musulmán?
R: “En Córdoba estamos desarrollando proyectos 'in company' para empresas interesadas en ello y consiste en cursos de introducción al mundo árabe, a la religión islámica o a cómo hacer negocios con estos países. Es una buena forma de trasladar conocimiento. Por otra parte, en Madrid está el Centro de Lengua que es uno de los pilares de nuestra institución, además de las exposiciones, talleres o ciclos de cine”.
 
P: La ‘Casa Mudéjar’, como se le llama a la sede de Córdoba, es un lugar único, que pertenece a Patrimonio Nacional, un enclave privilegiado y lleno de Historia. Podríamos decir que es el sitio perfecto para sumergirse de lleno en la cultura y tradición árabes….
R: “Si, aunque el edificio se construyó en época cristiana, mantiene una arquitectura y decoración típica de la época islámica. Fue totalmente renovado al mudarnos allí en 2011 pero evoca cómo es una casa típica árabe e incluso los guías turísticos la visitan para explicar por ejemplo la distribución de los espacios. Para los árabes y musulmanes que visitan Córdoba es un lugar que les produce un sentimiento de cercanía con sus países”.
 
P: ¿Cómo se sincronizan las dos sedes a la hora de organizar  las diversas exposiciones que tenéis?
R: “Tanto la sede de Córdoba como la de Madrid estamos sincronizados para realizar una programación conjunta que le presentamos al director general. Se da el caso de que algunas exposiciones de Madrid viajan a Córdoba y viceversa pero también hay algunas muestras independientes entre las dos sedes sobre arqueología, fotografía, escultura…”.
 
P: Cuéntenos un ejemplo de las exitosas actividades que organizáis. 
R: “Recuerdo que organizamos un concurso fotográfico amateur sobre el patrimonio islámico de la ciudad titulado ‘De Qurtuba a Córdoba’ y tuvo tan buena calidad que lo convertimos en una exposición que fue muy bien acogida por el público. Tal fue su aceptación que lleva dos años como muestra itinerante viajando por lugares como Arabia Saudí, Marruecos, Qatar o Jordania”. 
 
P: Contáis con una interesante iniciativa que consiste en alojar a un artista relacionado con el mundo árabe para que pueda desarrollar su talento…
R: “Realmente tenemos un pequeño piso muy coqueto en el edificio al que se le dan distintos usos como el de alojar artistas árabes de paso por España. Ha sido el caso de la artista kuwaití Alia Farid que participó en el popular Festival de los Patios (reconocido en 2013 como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad), realizando una obra que expusimos allí ya que entre nuestras instalaciones contamos con tres patios típicos maravillosos”.
 
P: Casa Árabe es ante todo un punto de encuentro, ¿cree que las nuevas generaciones están cada vez más interesadas por esta cultura? 
R: “Además de punto de encuentro, yo diría centro de referencia porque casi todo lo que tiene que ver con el mundo árabe en España llega de algún modo hasta nosotros. Pero sí, la juventud se interesa principalmente por los conciertos de música, por algunas exposiciones tanto en Madrid como en Córdoba y por el aprendizaje de la lengua. En cuanto al aspecto económico y laboral en esa región, se está abriendo muchísimo. La gente joven está empezando a ver allí posibilidades de dar a sus carreras profesionales un perfil internacional…”.
 
P: ¿Qué relación tiene la sede que coordina con las universidades?
R: “Se trata de una relación muy importante. Tenemos una colaboración muy estrecha con  distintos departamentos de la Universidad de Córdoba, con la Cátedra UNESCO para la resolución de conflictos…Muchos ponentes que acompañan a nuestros invitados proceden de la Universidad y los alumnos tienen en ocasiones como tarea obligatoria asistir a nuestras conferencias”.
 
P: Por último, ¿qué proyecto de Casa Árabe en Córdoba le gustaría destacar?
R: “Un proyecto al que le tengo especial cariño es al de la escuela Árabe-Flamenco. Desde nuestra sede nos sumamos a todas las iniciativas locales pero abriendo siempre una ventana hacia el mundo árabe. Con motivo de “La noche blanca del Flamenco” vamos a juntar a cinco alumnos de flamenco del Conservatorio de Música de Córdoba con otros cinco alumnos músicos árabes residentes en España para que intercambien sus conocimientos y estudien, unos, el estilo musical de los otros y al revés, y luego juntos, actúen fusionando de verdad ambas raíces”.
Etiquetas: 
Casa Árabe
España
países árabes
Córdoba
Andalucía