Raúl Redondo

Pie de foto: Los ministros de Finanzas y los gobernadores del Banco Central del G-20 posan para una foto familiar formal en la sede del FMI, durante las Reuniones de Primavera del FMI / Banco Mundial de 2019, el 12 de abril de 2019 en Washington, DC.

Arabia Saudí acogerá la 15ª Cumbre de Líderes del G-20, que tendrá lugar los días 21 y 22 de noviembre de 2020, en la capital saudí de Riad, según anunció la agencia oficial de noticias del reino saudí, SPA; la cita se celebrará bajo el auspicio del rey Salmán bin Abdulaziz. La cumbre de 2020 tendrá como objetivo “desarrollar las relaciones con los países miembros, encontrar una solución conjunta a los problemas económicos internacionales tratados en la agenda y estabilizar la economía mundial”, según explicó la agencia oficial de noticias saudí. 

Arabia Saudí busca con esta cita reforzar los lazos con el resto de los países del G-20. La propia agencia SPA también indicó que “Arabia Saudí está totalmente comprometido con los objetivos del G-20 y la estabilidad y prosperidad del sistema económico internacional”. Además, la agencia estatal también remarcó que, con esta iniciativa, “se refleja el papel clave y la influencia de Arabia Saudí en la región y en el panorama mundial”.

Esta será la primera vez que un país árabe organiza la Cumbre del G-20, que se centrará en aspectos de suma importancia dentro de la política y la diplomacia internacional, como son la economía, sociedad, energía, medio ambiente, comercio o agricultura. La agencia de noticias SPA también adelantó que Arabia Saudí organizará varios encuentros a nivel ministerial de cara a preparar la cumbre.

Esta cita es de suma importancia y relevancia ya que el bloque de países del G-20 representa dos tercios de la población mundial, el 85% de la economía global y el 75% del comercio internacional. Precisamente, las naciones adscritas a este grupo son: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía, así como la representación adicional de la Unión Europea.

Cita más próxima en Osaka

En cualquier caso, todavía queda por celebrar la inmediatamente más próxima Cumbre del G-20, en su 14ª edición, en la ciudad japonesa de Osaka. Antes de la cita de Riad, Japón acogerá por primera vez en su historia la cita al más alto nivel de los líderes de los países del G-20.

El evento de Osaka tendrá lugar los próximos días 28 y 29 de junio y se espera la asistencia de los líderes de Gobierno de los principales países integrantes del grupo, como son el presidente de EEUU, Donald Trump, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, la canciller alemana, Angela Merkel, el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz, el presidente de Italia, Giuseppe Conte, el presidente de Japón, Shinzo Abe, la todavía primera ministra británica, Theresa May, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el presidente de China, Xi Jinping, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, o el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Todo ello a la espera de concretar los próximos líderes de la Unión Europea tras las próximas elecciones al Parlamento Europeo, a celebrar el 26 de mayo.

En la reunión de Osaka se tratarán temas económicos, medioambientales y los asuntos relacionados con la protección de los datos personales que formarán parte de la agenda de la cumbre. Mientras tanto, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, tiene programada una gira por diversos países europeos, EEUU y Canadá con el objetivo de preparar la Cumbre del G-20. La primera fase del tour se inicia ya con las visitas a Francia, Italia, Bélgica y Eslovaquia para reunirse con los líderes de estos países. En su agenda destacan las reuniones previstas con el presidente francés, Emmanuel Macron, así como con los todavía máximos responsables del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, Donald Tusk y Jean Claude-Juncker, con los que analizará la reciente entrada en vigor del acuerdo comercial entre Japón y la UE. El principal objetivo de esta gira es "garantizar una estrecha cooperación para lograr que la Cumbre del G-20 sea un éxito", según dijo Abe.

Tras la ronda europea, el líder conservador nipón se desplazará a Estados Unidos entre el 26 y el 28 de abril antes de concluir su gira el 29 en Canadá. Abe tiene planeado verse en Washington con el presidente estadounidense, Donald Trump, los días 26 y 27, con quien puede abordar temas como el diálogo para la desnuclearización de Corea del Norte o la apertura de las negociaciones para un acuerdo comercial bilateral.

La Casa Blanca informó que, con sus contactos bilaterales, Abe y Trump reafirmarán la alianza entre sus dos países "como piedra angular de la paz, la estabilidad y la prosperidad en la región del Indo-Pacífico y en todo el mundo". Además, Abe y Trump prepararán la visita de Estado del mandatario republicano a Japón prevista para finales de mayo, durante la cual éste tendrá otra reunión con el líder nipón y protagonizará una audiencia con el próximo emperador de Japón, Naruhito.