M.B.M./agencias/lainformacion.com

 

Arabia Saudí se encamina a convertirse en imprescindible para la economía mundial. Al anunciar este lunes la creación del fondo soberano más grande del mundo, Arabia Saudí se convierte en un actor imprescindible y en un peso pesado de las finanzas mundiales, sin embargo, sus objetivos siguen siendo un misterio. Por el momento, hay pocos detalles sobre este fondo y el Reino no aportó detalles sobre la estrategia de inversión.

Dos billones de dólares, por delante de los 800.000 millones de Noruega

Un cosa es segura, con dos billones de dólares este será el fondo soberano más grande del mundo, por encima del de Noruega, que suma 800.000 millones de euros. "Esto va a provocar un cambio, ya que este fondo busca tener el mismo perfil que los que tienen Qatar o Noruega, que son fondos soberanos que funcionan muy bien", estimó Christopher Dembik, economista de Saxo Banque.

La caída de los precios del crudo en los últimos meses puso en relieve la dependencia de la economía del país y la necesidad de prepararse para el futuro. Como otros casos parecidos, " la idea es crear un fondo para financiar una diversificación de la economía", destacó Jean-Louis Mourier, economista de la firma Aurel BGC.

Arabia Saudí quiere dejar de depender del petróleo

Pero más allá de dónde coloca los activos, el plan de Arabia Saudita apunta más lejos y se enmarca en una reforma para dejar de depender del petróleo, que sólo podrá concretarse invirtiendo en su propio país. "El país tiene el tiempo de construir una economía alternativa y ha tomado conciencia de su renta petrolera y de que es importante empezar pronto", destacó Mourier. Arabia Saudita podría también invertir en turismo o en energías renovables, como la solar.

Antes era el cuarto, detrás de Noruega, Emiratos Árabes Unidos y China

Según una clasificación de junio de 2015 del Instituto de Fondos Soberanos (SWFI), el fondo saudita era hasta ahora el cuarto a nivel mundial, con cerca de 700.000 millones de dólares. Por delante estaban el fondo de Noruega, el de los Emiratos Árabes Unidos y un fondo chino.

Los activos en venta son de la petrolera Aramco

El reino ha señalado que los activos van a salir de la venta de una parte de la petrolera Aramco. "En un primer momento, el país no debería ser muy selectivo y volverse hacia activos muy tradicionales, para después comenzar a tomar riesgos apostando por ejemplo por las nuevas tecnologías", explicó Dembik.

Arabia podría invertir miles de millones en empresas extranjeras

Arabia Saudí podría entonces invertir miles de millones en acciones, obligaciones, activos inmobiliarios o en pequeñas participaciones en empresas extranjeras.

Sin embargo, igualmente hay una falta de definición sobre cómo van a ser invertidas grandes cantidades de reservas, aunque probablemente los activos del nuevo fondo estén nominados en dólares, como los bonos del Tesoro o las acciones.

Hacerse con sectores industriales de países occidentales

El nuevo fondo " debería privilegiar los valores refugio, como los bonos del Tesoro estadounidense o activos inmobiliarios, como hacen muchos países europeos", explicó Dembik. El país podría también apostar por hacerse con sectores industriales de países occidentales, incluyendo áreas estratégicas. El fondo noruego está muy presente en los mercados de acciones europeos, pero tiene un código ético que por ejemplo le impide invertir en sectores como el tabaco.

 

Etiquetas: 
Arabia Saudí
fondo soberano
petróleo
Golfo Pérsico