El presidente sirio, Bashar Al Assad, ha asegurado que la Liga Árabe “carece de legitimidad” porque, a su juicio, “representa a los estados árabes y no a la población árabe”. “Todos estos teatros no tienen valor ante nuestros ojos”, ha asegurado.
La Líga Árabe ha decidido en su última cumbre en la ciudad catarí de Doha que cada uno de sus miembros pueda ofrecer cualquier tipo de ayuda, incluida la militar, “para respaldar la resistencia del pueblo sirio y del Ejército Libre Sirio”. La decisión supone un cambio frente a la postura del organismo, que hasta el momento había limitado su apoyo a los ámbitos diplomático y humanitario.
Siria fue suspendida en la Liga Árabe en noviembre de 2011, ocho meses después del comienzo de las movilizaciones contra el Gobierno de Bashar al Assad, que finalmente han degenerado en una guerra civil abierta.

Etiquetas: 
Bashar Al Assad
Siria
Liga Árabe