J. Muñoz/CapitalMadrid.com

Las in­sis­tentes ame­nazas de Corea del Norte y la reunión de la Reserva Federal han mar­cado una nueva se­mana de atonía y es­caso mo­vi­miento en los mer­cados in­ter­na­cio­na­les. La Bolsa española no ha sido ajena a las incertidumbres y ha saldado el cómputo global de las cinco últimas sesiones con una tímida caída del 0,12% que le permite salvar por poco la referencia de los 10.300 puntos.

El selectivo vuelve a poner así en juego el suelo de la tendencia lateral desarrollada desde principios de mayo cuando tocó máximos anuales. Y es que los inversores continúan al margen de la renta variable preocupados por las advertencias de Corea del Norte de realizar un ensayo nuclear sin precedentes en aguas del Pacífico.

También ha enfriado los ánimos inversores la decisión de la Reserva Federal de empezar a retirar estímulos para reducir su balance a partir del próximo mes de octubre. Los observadores apuntan como positiva esta noticia pues supone una progresiva vuelta a la normalidad después de una década de crisis. En el mercado, sin embargo, se empiezan a temer los efectos a corto plazo de esta medida sobre la economía que muestra unas excelentes cifras de actividad en la actualidad y en sus proyecciones a seis meses.

Esta fortaleza ha llevado a la Fed a dejar la puerta abierta además a una nueva posible subida de tipos a finales de año. De momento, aunque con algunos altibajos, todos los indicadores de Wall Street  se han asentado en máximos históricos.

En estos niveles los expertos esperan posibles correcciones que en el peor de los casos podrían producirse en forma de “mini crash”. De cualquier forma, este retroceso se encuadraría dentro de una fase alcista de mayor grado, por lo que las caídas deberían ser aprovechadas según los expertos para incrementar posiciones.

También se mantiene la fase alcista principal en los merados europeos, que además cotizan con un notable descuento teniendo en cuenta la recuperación de la actividad económica y de los resultados empresariales. Esta mejora, sin embargo, se está viendo comprometida por la fortaleza del euro, aunque el grueso de los analistas considera que esta situación no puede perdurar demasiado en el tiempo.

Un clavo ardiendo al que se aferran los expertos técnicos. De perdurar la actual tendencia lateral, el índice Ibex 35 podría perforar en breve la parte baja del canal alcista. Eso provocaría nuevos ajustes adicionales de al menos 500 puntos en el selectivo con lo que se reduciría considerablemente la revaloración del 10% que mantiene la Bolsa desde comienzos del ejercicio.   Agenda semanal de Bolsa

Los datos de confianza y de crecimiento tanto en Europa como en Estados Unidos tomarán el relevo de la Reserva Federal en el foco de atención del mercado después de que Janet Yellen mantuviera tipos la semana pasada. También será interesante observar cuál es el efecto sobre las bolsas de los resultados de las recientes elecciones en Alemania.

En la sesión de hoy lunes, de momento, los inversores apenas contarán con el índice de clima empresarial que elabora el instituto económico alemán IFO. El martes, todas las miradas se centrarán en las ventas de venta de viviendas nuevas y, sobre todo, en el índice de confianza consumidora que se publicarán en EEUU.

Para el miércoles, los datos más relevantes serán las ventas minoristas en Alemania, la masa monetaria M3 de la zona euro –que mide las presiones inflacionistas y es muy seguida por el BCE para definir su estrategia monetaria– y los datos de preventa de vivienda y pedidos de bienes duraderos en EEUU.

La agenda financiera de los mercados internacionales será especialmente intensa el jueves. Este día se publicarán los indicadores de confianza consumidora de Alemania y de la zona euro. Desde Bruselas llegarán también cifras de sentimiento económico y de clima empresarial. Los operadores deberán estar muy pendientes además de la balanza comercial y especialmente del dato final del PIB que se publicarán en EEUU. El último dato de crecimiento correspondiente al segundo trimestre reflejó un crecimiento de la economía norteamericana del 3,2% cualquier desviación importante en torno a esa cifras podría provocar intensos movimientos en los mercados de renta variable y de divisas.

La semana se cerrará el viernes con una importante batería de indicadores. En Asia destacan los datos de inflación, paro y producción industrial de Japón, así como los datos de actividad en China. Ya en Europa, la atención se centrará en las cifras de confianza y PIB en el Reino Unido, el paro en Alemania y de inflación en la zona euro. En EEUU destaca el deflactor de precios, los ingresos y gastos personales, el PMI de Chicago y el índice de confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

En casa, esta semana el Tesoro público español no tiene previsto acudir al mercado en busca de financiación. El miércoles tienen previsto descontar dividendo dos empresas del Ibex 35, Bankinter que abonará 0,06 euros brutos por acción y Gas Natural que pagará a sus accionistas 0,33 euros por acción. El jueves se dará a conocer la balanza comercial española y el IPC adelantado del mes de septiembre.

Etiquetas: 
confianza
economía
Corea del Norte
Alemania
bolsa