Natalia González Velázquez

Pie de foto: Momento de la detención del melillense que adoctrinaba mujeres para combatir con el Daesh

La Policía Nacional ha detenido en Melilla a un hombre de nacionalidad española que presuntamente adoctrinaba y captaba a mujeres para enviarlas a zonas de combate controladas por el Daesh. El Ministerio del Interior ha precisado que el hombre mostraba a su propio hijo, menor de edad, material de radicalización yihadista para familiarizarlo con sus tácticas, y que además, llegó a vestirle totalmente de negro y a ofrecerle un machete de grandes dimensiones.

En el material incautado se han encontrado muchas coincidencias con los archivos intervenidos a las mujeres implicadas en esta red. El hombre arrestado se dedicaba a la grabación de sermones de carácter radical en los que incitaba a no obedecer las leyes establecidas, seguir únicamente la ley islámica, no establecer contacto con los infieles y rechazar cualquier gobierno fuera del Califato, el sistema impuesto por el Daesh.

La investigación es una continuación de las operaciones llevadas a cabo en Ceuta, Melilla, Barcelona y Marruecos, en agosto y diciembre de 2014, que se saldaron con la detención de nueve personas, así como el arresto de una mujer en Arrecife (Lanzarote) el pasado 7 de julio.

Interior ha señalado que, con las últimas detenciones, se ha impedido la captación de un numeroso grupo de mujeres, algunas menores de edad, y se han paralizado los procesos de radicalización emprendidos por los arrestados.

Aunque la operación antiterrorista desarrollada estaba prevista para más adelante, la Policía Nacional ha precipitado su ejecución ante la intención de huir del presunto yihadista arrestado, según ha asegurado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Con ella, son 49 personas detenidas y puestas a disposición judicial este año relacionadas con el terrorismo yihadista, lo que a juicio de Fernández Díaz demuestra la intensa actividad con que España está trabajando para acabar con esta amenaza global a la que está expuesta la comunidad internacional y “de la que nadie está libre”.

Problemas con los vecinos

La operación ha estado marcada por numerosos incidentes protagonizados por un grupo de vecinos del detenido, que se han enfrentado a los agentes, durante la salida y traslado del arrestado.

El registro ha finalizado minutos antes de las cinco de la madrugada, después de varias horas de operación policial, en una vivienda de la urbanización Las Palmeras, ubicada en la periferia de Melilla. Esta urbanización de viviendas sociales se encuentra muy cerca de los barrios de La Cañada de Hidum y Reina Regente, donde meses atrás también se desarrollaron operaciones antiterroristas.

A pesar de que la operación de Las Palmeras ha tenido lugar ante un fuerte despliegue de la Policía Nacional, un grupo de vecinos ha increpando a los agentes que custodiaban el edificio lanzándoles piedras, algunas de las cuales han llegado a impactar contra los vehículos policiales.

El momento de mayor tensión se ha producido cuando la Policía ha sacado al detenido de la vivienda registrada para su traslado a la Jefatura Superior, instante en el que varias personas se han enfrentado a los agentes y han intentado agredir a los periodistas que cubrían la operación.

Lucha contra el yihadismo

Esta operación ha tenido lugar apenas unas horas antes de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ofreciera en Melilla una conferencia denominada “El Estado frente al yihadismo”, en los XXIV cursos internacionales de verano de la ciudad de Melilla.

Esta es la segunda operación contra el terrorismo que se desarrolla en Melilla este año, casi cinco meses después de la que tuvo lugar en el Barrio Hebreo el pasado 24 de febrero, en la que fueron detenidas dos personas.

Etiquetas: 
Melilla
terrorismo