Victor RelañoCapitalMadrid.com 

Pie de foto: El metal pre­cioso se for­ta­lece como valor re­fugio pese a su caída de precio. Rusia an­ti­cipa una crisis en el mer­cado es­ta­dou­ni­dense y ate­sora ya casi 2.000 to­ne­ladas

Rusia ha lan­zado un ór­dago en el mer­cado de ma­te­rias pri­mas. El otrora país de los zares an­ti­cipa una nueva tor­menta fi­nan­ciera, por lo que ha de­ci­dido ha­cerse con todo el oro que pueda, en pre­vi­sión de que una tor­menta ban­caria en Estados Unidos vuelva a si­tuar al metal pre­cioso como el mayor valor re­fu­gio. Durante este año, las re­servas de oro de Rusia han al­can­zado la quinta po­si­ción del mundo. El oro de Moscú so­li­vianta las mentes pri­vi­le­giadas del neo­li­be­ra­lismo.

Los rusos están empeñados en jugar un papel protagonista en el concierto mundial. También en los mercados financieros, donde anticipan problemas importantes para la economía de Estados Unidos. El Banco Central de Rusia ha decidido reducir a la séptima parte sus tenencias de dólares para comprar oro. La gobernadora de esta institución, Elvira Nabiullina, señaló que el objetivo de este movimiento no ha sido otro que el de la diversificación.

Lo cierto es que esta estrategia ha supuesto la venta por parte de los rusos de activos estadounidenses por más de 80.000 millones de dólares en sólo dos meses, los de abril y mayo. De los 96.100 millones de dólares de marzo, las reservas rusas del billete verde han disminuido hasta 14.900 millones de dólares.

La tesis sobre la que los rusos cimentan este “ataque” a los cimientos de la sociedad occidental resulta fácil de entender. Coincide con el movimiento de retirada de estímulos a la economía que la Reserva Federal, el Banco Central Estadounidense, ha aplicado en los últimos años. Un total de 4,4 billones de dólares en activos que vuelven al mercado, mientras la masa monetaria se reduce en esa cifra. Una inyección de dinero que ha servido para calentar el mercado de valores estadounidense.

En busca del oro

Los rusos consideran que la actual situación de Estados Unidos puede desembocar en una crisis. Por si fuera poco, los tipos de interés se encuentran al alza al otro lado del Atlántico, lo que encarece la financiación de posiciones en bolsa. Los críticos consideran que la actuación del supervisor bancario estadounidense para cortar de raíz el posible estrangulamiento de liquidez de la crisis de 2008 ha desembocado en una burbuja bursátil que puede estallar en cualquier momento. Por si fuera poco, ya se está vaticinando que Estados Unidos entrará en recesión a finales del próximo año.

¿Cuál ha sido la política moscovita en los últimos tiempos? Los rusos llevan comprando oro desde marzo de 2015, lo que les ha permitido superar incluso a los mismísimos chinos como acaparadores del metal precioso. Rusia dispone del quinto mayor nivel de divisas del mundo, con 1.909 millones de toneladas, seguida de China, que atesora 1.842 millones de toneladas, según los últimos datos del primer semestre de este año.

Aún hay más. Rusia camina sin freno ni marcha atrás directo a pulverizar el récord de la extinta Unión Soviética, de 2.800 millones de toneladas, que le permitiría encaramarse a la tercera posición mundial, adelantando a Francia y a Italia. Los dos países con más oro son Estados Unidos, con las 8.134 toneladas del mítico Fort Knox, y Alemania, que dispone de 3.371 toneladas.

Desde que comenzó el año, Rusia ha incrementado sus reservas en 106 toneladas de oro, que se suman a las 224 toneladas de incremento durante 2017. En junio, el país de los desaparecidos zares, añadió medio millón de onzas de oro a la caja fuerte de su banco central (unas 14 toneladas).