Por Amina Adib
Foto: Los países del Mediterráneo experimentarán un gran progreso económico y social en el futuro.
 
Los países del Mediterráneo, a largo plazo, tienen el  progreso social y económico garantizado. Esto es lo que indica la quinta Encuesta Euromed realizada por el prestigioso Instituto Europeo del Mediterráneo (IEMed) de Barcelona. Un total de 838 expertos y actores gubernamentales y de la sociedad civil de 43 países han sido consultados para este estudio. La encuesta, que fue presentada en la sede del European Policy Centre (EPC) de Bruselas,  destaca el gran potencial de la Unión Europea (UE) como socio económico y comercial de los países del Mediterráneo. Estados Unidos, Rusia, Turquía e Irán también desempeñan un papel económico importante en esta zona. Sin olvidar al Consejo de Cooperación del Golfo, la Liga Árabe, China y la ONU. Aunque a largo plazo la región mediterránea evolucionará positivamente, sobre todo en cuestiones como la buena gobernanza y el desarrollo socioeconómico, el balance de los últimos tres años que hacen  los expertos es negativo. La presentación de la encuesta en la capital europea corrió a cargo de Senén Florensa, presidente ejecutivo del IEMed; Michael Koehler, director de Vecindad de la Dirección de Desarrollo y Cooperación de la Comisión Europea; Rosa Balfour, del EPC; Ahmed Kandil, miembro del Al Ahram Centre for Political and Strategic Studies; y Alessandro Cortese, del Comité de Política y Seguridad de la UE. El estudio valora aspectos como las perspectivas económicas, la calidad de vida,  la buena gobernanza, la indpendencia judicial, la situación de la mujer, la libertad de expresión, las relaciones entre poder civil y militar  o la reducción de la corrupción. 
 
Principal actor 
Según la encuesta del IEMed, el 67% de los entrevistados percibe a la UE como el principal actor económico y socio comercial de los países mediterráneos. En cambio, su grado de influencia política se considera menor en ámbitos como la construcción del Estado de derecho, las reformas democráticas y la promoción de la región euromediterránea. La mayoría de los encuestados piensa que la UE tiene escasa capacidad para ayudar a la resolución de conflictos en el Mediterráneo, aunque la Europa comunitaria tenga un gran potencial para alcanzar este objetivo y desde 2004 lleve a cabo una política de aproximación y cooperación con los países socios. Los 838 líderes de opinión y expertos constatan también que la UE y los países mediterráneos tienen grandes retos comunes en el apartado económico, social y político de cara al futuro. El 51% de los encuestados son de la UE y el 48% de países socios mediterráneos como Marruecos, Líbano, Túnez, Mauritania y Jordania. La mayor representación proviene de Francia, Hungría, España, Italia y Croacia. El 45% de los encuestados son expertos y académicos, el 27% pertenecen al ámbito político e institucional y el 28% son representantes de la sociedad civil. 
 
Etiquetas: 
UE
marruecos
Líbano
Túnez
Mauritania
Jordania
Oriente Proximo