EFE

Pie de foto: El rey saudí Salman bin Abdulaziz y el rey Mohammed VI de Marruecos.

El rey Salman bin Abdelaziz de Arabia Saudí telefoneó al rey Mohamed VI de Marruecos para fortalecer los lazos entre ambos países, un mes después de que Rabat haya llamado a consultas a su embajador en Riad por desencuentros diplomáticos, informaron hoy fuentes oficiales. Durante la llamada telefónica, los monarcas "revisaron las relaciones fraternales y amistosas entre los dos países hermanos y los vínculos profundamente arraigados" entre ambos, dijo la agencia oficial SPA en un comunicado. El rey Salman y el rey Mohamed expresaron su "entusiasmo" para "fortalecer" y "desarrollar" sus relaciones en todos los campos, se agrega en la nota.

Marruecos ha sido históricamente uno de los aliados más firmes de Arabia Saudí, pero en los últimos meses las relaciones bilaterales se han enfriado, culminando en la llamada a consultas del embajador marroquí en Riad, Mustafa Mansuri, a comienzos de febrero. Un mes antes, Marruecos anunció que ya no participaba militarmente en la coalición liderada por Arabia Saudí que interviene en el conflicto del Yemen desde 2015. El detonante de la llamada a consultas del embajador fue la difusión, en la cadena saudí Al Arabiya, de un documental sobre el Sáhara Occidental en el que, según Rabat, se pone en cuestión la soberanía marroquí en ese territorio.

Los medios marroquíes llamaron la atención también sobre el hecho de que la última gira en el Magreb el pasado noviembre del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, no incluyera Marruecos y sí los países vecinos como Mauritania, Túnez y Argelia. Según algunos medios marroquíes, Mohamed VI se negó a recibir al heredero saudí, en plena crisis diplomática por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, cometido en octubre en el consulado saudí de Estambul.

Marruecos tampoco acogió bien que Arabia Saudí no apoyara al país magrebí en junio del pasado año en la votación de las candidaturas para la organización del Mundial 2026, en la que el país del Golfo optó por la candidatura tripartita norteamericana. A su vez, Arabia Saudí no apreció el hecho de que Marruecos mantuviera una postura equidistante en el agrio conflicto que enfrenta a los saudíes con Qatar desde junio de 2017 y de que Rabat decidiera no sumarse a otros países árabes que, siguiendo los pasos de Riad, rompieron sus relaciones diplomáticas con Doha.

Para ampliar: http://atalayar.com/content/emiratos-%C3%A1rabes-unidos-apoya-la-integri...