Lainformación.com

Pie de foto: las mujeres votan y son elegidas por primera vez en las elecciones municipales de Arabia Saudí

Un total de 20 mujeres logra un puesto en los gobiernos locales tras las elecciones municipales en Arabia Saudí. Las candidatas electas provienen de diferentes partes del país, desde la ciudad más grande del país árabe hasta un pequeño pueblo cerca de La Meca.

Las 20 mujeres que han resultado elegidas representan tan sólo el 1% del consejo municipal, sin embargo, este dato ha sido acogido por la sociedad como un hecho histórico y un notable avance en relación con el papel que ocupa la mujer en la sociedad saudí.

El tercio de los cargos, un total de 1.050 puestos gubernamentales, son designados por el rey quien, a pesar de no existir cuotas de los miembros del consejo de sexo femenino, podría usar su poder para garantizar una mayor presencia de la mujer en los consejos municipales.

Alrededor de 7.000 candidatos, entre los que destaca la presencia de 979 mujeres, compitieron en la elección por un puesto en los consejos municipales, que son los únicos órganos gubernamentales elegidos por los ciudadanos saudíes.

En la capital conservadora de Riad se ha registrado el mayor número de mujeres electas, con un total de cuatro candidatas. Dos mujeres han obtenido un puesto en el consejo municipal de la provincia del Este, donde se concentran las minorías chiítas, tal y como explica Hamad Al-Omar, quien encabeza el Consejo de Medios de la Comisión Electoral General. De la misma manera, dos candidatas han logrado la victoria en la segunda ciudad más grande y cosmopolita de Arabia Saudí, Jiddah, y en Qassim, una de las regiones más conservadoras del país.

Isama al-Bar, alcalde de la ciudad de La Meca, informa de que una mujer ha ganado en el pueblo llamado Madrakah, a unos 150 kilómetros al norte de la ciudad. Asimismo, otra mujer ha obtenido la victoria en Medina, donde se construyó la primera mezquita del profeta Muhammad. Otras mujeres provenientes de zonas más septentrionales del reino han ganado: dos han sido elegidas en Tabuk, una en al-Jawf y otra en Hail. Además, una mujer ha sido la más votada de todos los candidatos en el área de la frontera sur de Arabia Saudí de Jizan, otra en Asir y dos han ganado en al-Ahsa.

Muchas de las candidatas se presentaron a las elecciones municipales con la promesa de ofrecer más horas de guardería para las madres trabajadoras, la creación de centros juveniles con actividades deportivas y culturales, mejores carreteras, mejor recolección de basura y la lucha por ciudades más verdes. Han sido este tipo de garantías las que han llevado a 20 mujeres a ser electas en las elecciones el pasado fin de semana.

La mayoría de las candidatas ha desarrollado su campaña a través de medios sociales debido a la norma que prohíbe que mujeres y hombres aparezcan juntos en público. Además, para intentar equiparar las diferencias surgidas de las mujeres que visten el velo integral, el Comité de Elección General prohibió a todos los candidatos, masculinos y femeninos, mostrar sus rostros en folletos publicitarios, vallas publicitarias o en línea. Asimismo, no se les permitió aparecer en la televisión.

Al-Omar califica de histórica la votación que atrajo a las urnas a un total de 106.000 mujeres votantes de 130.000 que se habían registrado. Del conjunto de 1,35 millones de hombres registrados, casi 600.000 acudieron a las urnas. En total, alrededor del 47 por ciento de los votantes registrados participaron en las elecciones del sábado.

Es la primera vez que las mujeres pueden votar y ser electas en Arabia Saudí. Un pequeño paso hacia la igualdad de género en uno de los países que más restringe los derechos de la mujer en el mundo. Las mujeres saudíes entre otras cosas necesitan el permiso de un tutor varón para contraer matrimonio, viajar, someterse a determinadas operaciones quirúrgicas, tener un empleo remunerado o matricularse en la universidad, así como tienen prohibido conducir por ley.

“El transporte es un problema para las mujeres y es una de las razones que impidieron que muchas mujeres pudieran votar”, aseguró Maha Akeel en una entrevista a Lainformación.com

La periodista y defensora de los derechos humanos Maha Akeel valora las elecciones municipales del pasado sábado de manera muy positiva y afirma que son el inicio de un cambio en el rol de la mujer en el país árabe. Akeel transmite su opinión acerca del desarrollo de las elecciones desde la segunda ciudad más grande de Arabia Saudí, Jeddah.

¿Qué sientes al votar por primera vez en unas elecciones?

Fue un sentimiento maravilloso el que tuve al votar en Arabia Saudí por primera vez. De hecho, fue un momento histórico que muchas mujeres capturaron con las cámaras de sus móviles con orgullo y alegría. Muchas mujeres acudieron en grupo a las urnas.

¿Cómo fue la organización de la votación?

La organización de la votación fue muy buena y las elecciones se desarrollaron sin contratiempos ni incidentes. Hombres y mujeres votaron por separado, en diferentes centros de votación.

¿Cuál fue la reacción de la población ante la participación femenina en las elecciones?

Considero que la mayoría de las personas estaban contentas con la participación femenina en las elecciones. Hubo cierta oposición y cierto escepticismo, pero al final la "mayoría silenciosa" se ha expresado y ha cobrado mayor importancia.

¿Existía algún sistema de seguridad que garantizara la fiabilidad de las elecciones o el voto de la mujer se ha visto en peligro?

El proceso electoral fue honesto, legal y transparente. No creo en absoluto que existiera algún peligro en relación a los votos de las mujeres.

Sin embargo, al no poder conducir, ¿quizás algunas mujeres han visto vetado su voto?

En efecto, el transporte es un problema para las mujeres y es una de las razones que impidieron que muchas mujeres pudieran votar.

¿Qué opina acerca de la necesaria presentación de las candidatas por un hombre?

Ha sido necesario tener una representación masculina para las candidatas porque las mujeres no se podían comunicar directamente con los hombres. De la misma manera, los candidatos masculinos no podían ponerse en contacto con las mujeres. Todos estos obstáculos y restricciones complicaron una campaña en la que, al ser la primera de este tipo, hubiera sido muy extraño que no hubiera incidentes. Con suerte, la próxima vez se evitarán todas estas complicaciones.

¿Cuál consideras que es el siguiente paso que las mujeres deben tomar para avanzar en derechos en Arabia Saudí?

Creo que las mujeres seguirán exigiendo su derecho a ser independientes de un tutor masculino y ser tratadas como adultas maduras que pueden ser responsables de sus acciones, ya sea para estudiar, trabajar, ir de viaje o conducir.

Etiquetas: 
Arabia Saudí
Golfo Pérsico
mujeres
elecciones
derechos civiles