Idoia Iturbe/Economía Global/diario vasco.com

Pie de foto: Sultan Al Mansoori, ministro de Economía de Emiratos Árabes Unidos. Fuente: UAE interact

La economía de Emiratos Árabes Unidos (EAU), es de las más diversificada dentro de la región del Golfo. Esta diversificación se ha vuelto especialmente importante desde mediados de 2014, con la caída de los precios del petróleo. Y un dato relevante es que, en 2015, sólo el 30% del PIB y el 20% de las exportaciones provienen de los ingresos por hidrocarburos. Este nivel relativamente alto de diversificación económica ha hecho al país menos vulnerable a la conmoción en los precios del petróleo.

Sultan Al Mansoori, ministro de Economía, explicaba hace un año al periódico emiratí, The National,  la estrategia para reducir la dependencia del país de los ingresos petroleros durante la próxima década, insistiendo en que la innovación, la industria manufacturera, el turismo y los servicios financieros serían el foco de la siguiente fase de diversificación económica. ”Aunque el país se ha ido diversificando con éxito a lo largo de su historia – cuando fue fundada, los ingresos petroleros representaron más del 90 por ciento-el objetivo es reducir la proporción del PIB los ingresos derivados de energía de alrededor del 30 % (datos de 2015) al 20% en los próximos 10 a 15 años” dijo el ministro.

Aunque el sector servicios con el turismo y el sector financiero a la cabeza son una parte importante de la economía, el país apuesta por aumentar los ingresos no petroleros de la innovación y la eficiencia en los procesos industriales. Se trata de un enfoque hacia las nuevas industrias de fabricación, y en su caso hacia productos químicos y de polímeros, con el objetivo de que la atracción y el desarrollo de industrias clave para el país actúen como catalizadores de la diversificación económica.

Los esfuerzos de diversificación han ayudado a los EAU a acumular reservas financieras sólidas que permiten que el gobierno continúe apoyando otros sectores de la economía que no sean los relacionados con el oro negro. EAU podría continuar con la fase actual de bajos precios del petróleo y sin grandes recortes en los presupuestos de los gobiernos y del sector público.

Sin embargo, esta situación no hace que el país sea totalmente inmune a la caída de los precios del crudo, ya que dos tercios de sus ingresos fiscales provienen de hidrocarburos, y especialmente para el Emirato de Abu Dhabi quien cuenta con las grandes reservas del país frente a Dubai, hub financiero y de servicios del país. Y en el camino hacia una economía menos dependiente del sector energético, el gobierno ha decidido implementar la consolidación fiscal además de retirar algunos subsidios a la energía. Sin olvidar la posible introducción de impuestos en los EAU. Respecto a lo que Al Mansoori comenta que: “tendrían que tener en cuenta la política de los países del Golfo (GCC), pero si es algo que sirve a los intereses del gobierno y el pueblo, entonces es algo que se llevará a cabo, al igual que en muchos otros países del mundo “.

Lo que es destacable y de interés para las empresas es que el entorno empresarial del país se beneficia de una alta productividad, excelentes infraestructuras, fuertes conexiones con los mercados internacionales y un sector privado dinámico. Factores claves que apoyan el desarrollo de sectores como el comercio minorista (siendo Dubai el escaparate de Oriente Medio), el sector turismo e intentando capitalizar las iniciativas del gobierno en desarrollar una industria innovadora y de futuro con proyectos de interés para las empresas vascas.

Pie de foto: Contribución al PIB de EAU. Fuente: National Bureau of Statistics UAE

Como podemos observar, el 16% del PIB proviene de la manufactura sin olvidar sectores como el de transporte y comunicaciones, o el de la construcción y el comercio. Y aunque mucho flujo de comercio se realiza hacia el este, Europa sigue ocupando un segundo lugar con un 20% de total del comercio y dejando a competidores como los americanos con solo el 8.7 % del total de las transacciones.

Y el hecho de esperar que el gobierno de continuidad a la inversión en dichas actividades, Emiratos Árabes Unidos seguirá siendo una economía, aunque pequeña, si muy atractiva y la punta de lanza de la región para los inversores y empresarios internacionales.

Etiquetas: 
Emiratos Árabes Unidos
economía
inversiones
petróleo