The Diplomat

Pie de foto: Embarcación con inmigrantes en el Mediterráneo/ Foto: TD.

El Estado Mayor de la Defensa español, dependiente del Ministerio de Defensa, toma hoy el mando en el Mediterráneo de ‘Sophia’, la operación europea que se lanzó en junio de 2015 con el objetivo militar de identificar, capturar y deshacerse de los medios que usen o se sospeche que utilicen los contrabandistas y los traficantes de inmigrantes desde el norte de África.

El cuartel general operacional continuará estando en Roma (Italia), pero España se encargará de liderar la operación en el mar, con la coordinación táctica de las unidades navales y aéreas participantes en la operación, desde el buque ‘Cantabria’, que cuenta con 236 militares a bordo.

Esta operación, de la que forman parte más de 2.380 personas y 25 países, constituye una de las medidas de la UE para terminar con la tragedia humanitaria que se está produciendo en el Mediterráneo, contribuyendo a la lucha contra la inestabilidad en la región para incrementar la seguridad tanto de las poblaciones del área como de los ciudadanos de la UE.

Durante la cumbre de ministros de Defensa celebrada el pasado mes de abril en Malta, Italia pidió a los 25 países que participan en ‘Sophia’ que aportasen un buque de mando para poder relevar a los suyos. España fue el único país que asumió el reto.

Nuestro país también aporta a esta misión un destacamento del Ejército del Aire en la base aérea de Sigonella (Italia), consistente en un avión D-4 VIGMA de patrulla marítima y un contingente de aproximadamente 40 militares. Asimismo, la Armada Española tiene en la zona una fragata con una dotación de unos 200 marinos. Gracias a esta operación, un total de 101 sospechosos de tráfico ilegal han sido arrestados por las autoridades italianas hasta enero de este año.

Al mismo tiempo, 372 embarcaciones han sido neutralizadas, evitando que pudieran ser reutilizadas por los traficantes de personas y se han llevado a cabo 306 intervenciones en el marco de las operaciones de embargo de armas. Por último, las unidades navales han salvado la vida a 39.660 personas, de las cuales 31.171 eran hombres, 5.926 mujeres, 2.537 niños y 26 bebés.

Etiquetas: 
España
Mediterráneo
inmigración