Atalayar

Pie de foto: Saludo entre el presidente de Estados Unidos y el príncipe heredero de Abu Dhabi, durante la última visita de Trump a Emiratos. (Wam)

Trump aborda con el príncipe heredero de Abu Dhabi la cooperación militar, Irán y el petróleo, así como "la contribución de EAU al mercado energético global como un proveedor fiable de crudo" y Pompeo se reúne con el jeque Abdullah para discutir sobre Yemen, Libia y Sudán y dar forma a la Alianza Estratégica del Medio Oriente (la OTAN árabe).

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantuvo una conversación telefónica este jueves con el príncipe heredero de Abu Dhabi, el jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan, informó la Casa Blanca. "El presidente Donald Trump debatió con el príncipe heredero emiratí Mohammed bin Zayed Nahyan el apoyo de Estados Unidos a la defensa nacional de Emiratos, el fortalecimiento de las alianzas en la región y el impacto de las devastadoras sanciones a Irán", señaló el comunicado. Los dos dirigentes abordaron también "la contribución de Emiratos Árabes al mercado energético global como un proveedor fiable de petróleo".

Mientras tanto, en Washington, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, recibió este jueves al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Emiratos Árabes Unidos, el jeque Abdullah bin Zayed, con el fin de discutir la evolución de las situaciones en Yemen, Libia y Sudán

La portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, dijo que la reunión tuvo lugar en Washington y señaló que Pompeo "agradeció al ministro de Relaciones Exteriores por el apoyo de Emiratos Árabes Unidos al enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, y acordó que las partes deben cumplir con los compromisos que hicieron en Suecia". Griffiths ha avanzado esta semana al negociar un acuerdo que asegura el retiro de los militantes de la ciudad clave de Hodeidah en cuestión de semanas, a lo que seguirán conversaciones sobre una solución más amplia. 

El acuerdo se basa en el acuerdo de Estocolmo del pasado diciembre. La declaración de los Estados Unidos también enfatizó "la importancia de la estabilidad en Libia y Sudán". Un ataque militar del comandante militar libio Khalifa Haftar a Trípoli, que comenzó el 4 de abril, está generando preocupación en el Gobierno de Trump por el estallido de un conflicto más amplio que dificultaría el progreso político y los esfuerzos de paz de la ONU. 

Pie de foto: El secretario de Estado de EEUU junto al ministro de Exteriores de EAU en Washington.

Por su parte, en Sudán, Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos dieron la bienvenida al nuevo liderazgo surgido tras el derrocamiento de Omar Al Bashir, al tiempo que destacaron la necesidad de una transición pacífica hacia un Gobierno civil. Durante el encuentro, Pompeo y el jeque Abudullah también discutieron sobre "contrarrestar la actividad desestabilizadora del régimen iraní en la región, incluido el Líbano, y seguir dando forma a la Alianza Estratégica del Medio Oriente (MESA, la OTAN árabe)", detalló Ortagus.  

Egipto se retiró del proceso de MESA y las reuniones en Washington y Riad están a la espera de la creación de la alianza entre los Estados Unidos, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Qatar, Omán y Jordania. Fuentes de los países MESA confirmaron que Egipto había abandonado el proceso de alianza. Un funcionario de los Estados Unidos dijo que: “Egipto juega un papel muy importante en la seguridad regional y es un socio estratégico crítico para los Estados Unidos y todos los países miembros quieren que Egipto sea parte de la alianza, que tendrá muchos beneficios. Continuamos nuestro compromiso con el Gobierno de Egipto y esperamos que aprovechen la oportunidad para desempeñar un papel de liderazgo a medida que se forma la alianza". 

El jeque Abdullah también se reunió con el Asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, John Bolton. Bolton tuiteó que los dos discutieron conflictos regionales. La visita del jeque Abdullah sigue a una del ministro de Estado para Asuntos Exteriores de EAU, Anwar Gargash, a Washington la semana pasada.