Juan Pons

La nueva plataforma espacial del operador español permitirá acceder a servicios de banda ancha desde Marruecos, Túnez, Argelia, Mauritania, Libia y Egipto. Hispasat, el operador español de telecomunicaciones satelitales, dedicado a facilitar conexiones telefónicas fijas y móviles, televisión directa al hogar (DTH), así como televisión en alta y ultra alta definición vía satélite, ha anunciado que el día 28 de enero va a enviar al espacio su ingenio tecnológicamente más avanzado, el H36W-1.

Situado a 36.000 kilómetros sobre el océano Atlántico, esta nueva plataforma espacial también dispone de capacidad para ofrecer banda ancha e Internet a la península ibérica y las islas Baleares y Canarias, el resto de Europa, América de Sur y buena parte del norte de África, principalmente Marruecos, Túnez, Argelia, Mauritania y partes importantes de Libia y Egipto.

Su lanzamiento se llevará a cabo desde la base espacial europea de Kourou, en la Guayana francesa, territorio al norte de Brasil. Desde allí despegará el cohete ruso Soyuz encargado de emplazar al satélite español en la posición orbital 36º Oeste.

El  H36W-1 está equipado con 20 transpondedores ─coloquialmente, repetidores de señal─ en banda Ku y 3 en banda Ka. Para efectuar sus comunicaciones, cuenta con una antena fija para banda Ka, dos antenas reflectoras desplegables para banda Ku ─junto con sus sistemas de despliegue─, todas ellas fabricadas en Madrid por Airbus Defence & Space España, al igual que la joya del satélite, la avanzada antena de recepción activa reconfigurable DRA-ELSA.

Gracias a incorporar el novedoso procesador regenerativo RedSAT desarrollado por Thales Alenia Space España, los técnicos en tierra van a poder, modificar el apuntamiento de los haces de comunicaciones de la antena DRA-ELSA y prestar servicios en aquellas zonas donde exista una mayor demanda, lo que ofrece una gran flexibilidad y eficiencia a las comunicaciones.

Bajo la coordinación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), otras 8 compañías españolas ─Arquimea, CRISA,  Expace, GMV, IberEspacio, Indra, Tecnobit y Tryo Aerospace─ han contribuido a la puesta a punto de los sistemas a bordo del satélite.

Según declaraciones de Elena Pisonero, presidenta de Hispasat, la compañía va a poner en órbita a lo largo del presente año un total de tres satélites, lo que supone duplicar su flota de hace cinco años. “En 2012 teníamos cinco ingenios en órbita, hoy disponemos de siete, pero al finalizar 2017 contaremos con diez”, ha subrayado Pisonero.

Con una vida útil en órbita estimada de 15 años, el H36W-1 es el resultado de un acuerdo público-privado entre la Agencia Espacial Europea (ESA), la empresa alemana OHB, la Agencia Aeroespacial de Alemania (DLR) e Hispasat.

 

Con unas dimensiones de 5 x 2 x 2 metros, 3,2 toneladas de peso y dotado con motores de propulsión eléctrica, el coste total del H36W-1 se acerca a los 240 millones de euros. 

Etiquetas: 
Hispasat
Norte de África
marruecos
Argelia
Túnez
satélite
Internet