Paco Soto

Pie de foto: Ilyas El Omari durante la rueda de prensa donde explicó los motivos de su dimisión/DR.

Ilyas El Omari, presidente del Consejo de la Región de Tánger-Tetuán-Alhucemas, empresario y político que abandonó esta semana el cargo de secretario general del Partido de la Autenticidad y Modernidad (PAM), principal formación opositora creada por un íntimo amigo del Rey Mohamed VI, Fouad Ali El Himma, compareció este martes ante los medios, en la sede que el partido tiene en Rabat, para explicar su decisión. El Omari afirmó que no había recibido presiones de nadie, ni de Palacio, ni de la dirección de su partido, y que él no aceptaría órdenes de ningún poder fáctico. En este sentido, puso de manifiesto que el discurso muy crítico con los políticos y la Administración del Estado que pronunció el Rey con motivo de la Fiesta del Trono no influyó en su decisión. Tampoco la crisis social y política que vive el Rif, en el norte de Marruecos, desde hace casi un año, cuando estallaron las primeras protestas callejeras en la capital de esta región berberófona, Alhucemas. “Lo que ocurre en Alhucemas no tiene nada que ver con mi decisión, ya lo he explicado”, dijo el exsecretario general del PAM. Sobre el discurso real, contó que lo que de verdad le sorprendió no fue ni el tono ni el contenido de lo que manifestó el monarca, sino la ausencia de reacciones por parte de los partidos y la Administración.

Ciudadano y militante

“Me concierne lo que dijo el Rey, pero quiero recordar que soy responsable político solamente desde hace año y medio”, puntualizó El Omari. Abundando en la misma línea, declaró que se sentía orgulloso de que su dimisión hubiera coincidido con el discurso real. Sobre la derrota de su partido en las legislativas del 7 de octubre de 2016, precisó que “jamás” había prometido que el PAM ganaría estos comicios. Según el exlíder del PAM, “el que prometa que su partido será el primero” en unos comicios, “o bien es un hipócrita, o un religioso camuflado detrás de un hipócrita”, opinó El Omari. Advirtió: “Soy un ciudadano marroquí y un militante y conseguiré el proyecto de sociedad que he defendido hasta hora”, declaró El Omari. Asimismo, aseguró que había abandonado la secretaría general del PAM pero seguirá trabajando para este partido. Ilyas El Omari fue muy duro con los parlamentarios y los concejales y cargos locales de su partido, los primeros porque “se ausentan de las sesiones y los trabajos de las comisiones de manera deliberada”; los segundos, porque “no respetan el pacto de honor” que prometieron ante su partido y los electores.

Pie de foto: Ilyas El Omari con altos cargos de la Unión Africana (UA) en 2015.

“No recibo órdenes de nadie”

El exsecretario general del PAM quiso dejar claro en la rueda de prensa que “no recibo directivas y órdenes de nadie, y los que me conocen lo saben muy bien”. En esta misma línea, criticó a los partidarios del “conspiracionismo” y de la “teoría del complot”, y explicó que sus decisiones “las tomo en función de mi obra y mis responsabilidades”. “Mi dimisión es fruto de una decisión individual y de una convicción personal”, recalcó El Omari. Dio el ejemplo de su cargo en el Consejo de la Región de Tánger-Tetuán-Alhucemas para decir que “soy un elegido. Ninguna institución puede destituirme de mis funciones, excepto mis electores”. Con esta frase, El Othmani quiso dar a entender que ni el Rey ni la dirección de su partido le habían pedido que dimitiera. Así las cosas, aseguró que no rectificará la decisión de abandonar el cargo de secretario general del PAM.

Etiquetas: 
marruecos
IIyas El Omari
Mohamed VI