El primer ministro japonés , Shinzo Abe,  anunció este domingo la entrega de 750 millones de euros en cinco años para ayudar a estabilizar la región norafricana del Sahel y la formación de 2.000 personas allí para la lucha antiterrorista.

El primer ministro hizo el anuncio en el marco de la conferencia internacional de Tokio para el desarrollo de África (TICAD).

Este apoyo financiero del Estado japonés se enmarca en una partida de 10.600 millones de euros (13.800 millones de dólares) en cinco años de ayuda pública al desarrollo de África, anunciada el sábado por Abe en la inauguración de esta cumbre en Yokohama (región de Tokio) en la que participan unos 40 jefe de Estado y Gobierno africanos.

El primer ministro quiso detallar la parte de esta ayuda dedicada a la vasta zona comprendida entre África del Norte el África subsahariana que incluye territorios de numerosos países, entre ellos Mali, Mauritania, Níger, Argelia, Chad, Sudán y Libia.

Esta asistencia permitirá "reforzar las protecciones sociales, en particular la alimentación, educación y sanidad, con un apoyo asimismo a las mujeres y los jóvenes", detalló Abe.

Etiquetas: 
Japón
Sahel
Malí
Mauritania
Níger
Argelia
Chad
Sudán y Libia
África subsahariana