The Diplomat

Foto: @SegDef 

Conceptos como la “nueva guerra fría” o el “mundo tripolar” al que nos dirigimos, es decir Estados Unidos compitiendo con Rusia y China por mantener el liderazgo mundial, centraron los debates del acto en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) en el que se presentó el Panorama Estratégico 2018 del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE).

El profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense, Felipe Sahagún, coordinó un año más este informe de referencia para los estudiosos de la geopolítica y advirtió la amenaza que supone para la Administración Trump los pasos de China y Rusia para ocupar posiciones que EEUU ha dejado o piensa abandonar en los próximos meses.

“El mundo ha entrado en lo que actualmente podemos describir como una época post-estadounidense”, sintetizó Sahagún, quien se preguntó si Trump tiene “realmente” una estrategia ante la “nueva guerra fría”.

Para Rafael Bueno, analista de la región asiática dentro de Casa Asia, Trump busca el “efecto mediático” con el último giro en la península coreana y acabar con la herencia de su predecesor, Barack Obama, en la región. “Le va a pedir a Kim Jong-un una desnuclearización completa y verificable, algo difícil de aceptar por el régimen”, advirtió sobre la próxima cumbre entre Trump y el dictador norcoreano.

En cuanto a China, el autor de uno de los capítulos del Panorama Estratégico 2018 estimó que con su apertura al exterior, Pekín está consiguiendo en 40 años unos avances en gobernanza mundial como no los había tenido en los últimos siglos.

Por su parte, el almirante José Luis Urcelay, representante militar de España ante la OTAN y la UE, reconoció que Trump ha sido “muy exigente” con sus aliados europeos, pero reconoció que ninguno de ellos se ha opuesto a las demandas estadounidenses de incrementar su presupuesto en seguridad y defensa.

Sobre Siria, “si se dan circunstancias similares a las del uso de armas químicas en Siria es previsible una respuesta similar de las potencias occidentales”, vaticinó Urcelay, para quien Alemania y Francia están tirando “con fuerza”, pese a algunas discrepancias, de la colaboración entre la OTAN y UE, en la que España también participa “a la cabeza”.

“España ha apoyado todas iniciativas dirigidas a consolidar la defensa común en UE, tanto en el ámbito político y estratégico como en la consecución de capacidades militares comunes o en la consolidación industrial dentro UE”, resumió el almirante.