Empresaexterior.com 

Pie de foto: Yancy Vaillant de TBS Barcelona.El estudio de TBS demuestra que la internacionalización debe producirse de forma gradual para tener éxito. La formación es clave.

El modelo de las born globals o international new ventures, que defiende que la nueva empresa puede ser internacional desde el primer día, ha cobrado mucha fuerza en los últimos diez años. Gracias al desarrollo de Internet y de las nuevas tecnologías, las distancias psicológicas y físicas se acortan, y las redes de distribución internacionales se perciben más asequibles.

Las born globals se oponen al modelo tradicional en el que, para tener éxito a nivel internacional, es necesario hacerlo de una forma gradual. Primero, consolidando el mercado doméstico para ganar ventajas competitivas, recursos, capacidades. Y después, iniciar la expansión empezando por investigar los mercados vecinos.

“Hoy en día, muchas políticas de fomento a la internacionalización están empezando a ayudar a las empresas a expandirse desde el primer día”, comenta Yancy Vaillant, profesor de Estrategia y Emprendimiento en TBS Barcelona. “Especialmente en situaciones de recesión económica, es un modo de atraer comercio internacional y divisas extranjeras cuando el consumo local no es suficiente para relanzar la economía.”

El reciente estudio Early internationalisation patterns and export market persistence: a pseudo-panel data analysis, co-escrito por Yancy Vaillantjunto a los profesores Esteban Miguel Lafuente González y Manoj Bayon, contradice esta hipótesis.

La internacionalización no es algo negativo, sino algo con lo que no hay que tomar riesgos innecesarios

Proceso de aprendizaje

“No es verdad que hoy en día sea igual de fácil gracias a las mismas tecnologías”, dice el experto de TBS. Argumenta que la complejidad de la internacionalización es mayor que el comercio doméstico y que requiere un proceso de aprendizaje que no se puede acelerar.

Según Vaillant, “muchos emprendedores que se expanden a mercados internacionales ya en el primer año de vida de sus empresas suelen subestimar la complejidad de abrirse a nuevos mercados. Crear una nueva empresa es ya lo suficientemente complejo como para añadir más complicaciones con la internacionalización y a algunos esto les supera”.

Los autores han analizado los datos de más de 13.900 empresas en el periodo comprendido entre 2007 y 2012 para probar la viabilidad real de las born globals y establecer su patrón de comportamiento. “Hay una tendencia en las empresas a ser excesivamente ambiciosas a nivel internacional en el momento de su creación. Tanto el alcance como la intensidad en la internacionalización suben fuertemente al principio, con un desenlace que se puede dar de dos formas distintas: o la empresa en cuestión acaba rebajando su inversión internacional para encontrar un equilibrio con sus ventas domésticas o quiebra.”, señala Yancy Vaillant de TBS Barcelona.

La formación es clave

Uno de los datos más interesantes de este estudio es el relativo a la preparación de estos emprendedores. Un aspecto que influye determinantemente en la persistencia de las Born Globals en mercados internacionales (tanto a nivel de propensión como de intensidad) es la formación del capital humano de estas empresas. Los emprendedores con niveles de estudios superiores o con experiencia emprendedora en el pasado, suelen ser más persistentes en su internacionalización. Mientras que la mayoría de ‘born globals’ con niveles de educación formal más modesta o sin experiencia emprendedora, son los que no consiguen mantener en el tiempo la intensidad de sus ventas internacionales.

La conclusión de este estudio no es que la internacionalización sea algo negativo, sino algo con lo que no hay que tomar riesgos innecesarios. “Tiene que ser un proceso gradual y siempre dentro de los límites de capacidad de la empresa. Un 50% de las empresas que nacen fracasan en sus primeros 3 años de vida. Al tomar más riesgos de los necesarios, la probabilidad de estar en esa cifra es mucho más elevada”. explica Vaillant.

Early internationalization patterns and export market persistence: a pseudo-panel data analysis es un estudio innovador en tanto que su metodología se desmarca de aquella que se había usado hasta entonces, la cross-section, que consiste en analizar en profundidad varias empresas en un único momento en el tiempo. Basándose en la econometría, ampliamente usada en medicina, los autores estudiaron el mismo volumen de empresas en varios puntos de su desarrollo: el análisis pseudo-panel.