Atalayar

En el marco de la jornada técnica “Oportunidades de negocio del mercado Halal” dirigida a las empresas de la región, Extremadura Avante y el Instituto Halal dieron a conocer aspectos sobre la normalización en la certificación Halal y sus procedimientos.

En la sede de Extremadura Avante, en Mérida, cerca de 40 empresas extremeñas de los sectores de la agroalimentación, la cosmética y el turismo se reunieron para profundizar, entre otros temas en el perfil del consumidor musulmán y otras cuestiones de interés sobre el mercado Halal.

Tomás Guerrero, director de la oficina de Madrid del Instituto Halal, explicó que la certificación Halal es un pasaporte imprescindible para comercializar en los países de mayoría musulmana, un mercado de más de 1.700 millones de consumidores en todo el mundo. A este respecto puntualizó que ha habido empresas extremeñas que han conseguido salvar sus exportaciones introduciéndose en el mercado musulmán.

En la jornada también participó Daniel Cascales, jefe del Área de Productos Ganaderos del Ministerio de Economía y Competitividad, que indicó que la marca Halal ofrece un valor añadido a los productos que cuentan con este distintivo, no sólo de cara a los clientes musulmanes, sino también para los no musulmanes ya que el concepto Halal tiene mucho que ver con una forma más ética de producción desde un punto de vista saludable y respetuoso con el medio ambiente.

La Jornada finalizó con una mesa redonda donde se expusieron casos de éxito como son los de las empresas extremeñas agroalimentarias, Conesa y Corderex que compartieron sus experiencias con los asistentes.

Etiquetas: 
certificación Halal
Instituto Halal
Extremadura
Extremadura Avante
internacionalización