EmpresaExterior.com

Pie de foto; Puerto de TangerMed. Foto: Empresa Exterior - Carmen Terreros

Asime, la Asociación de industriales metalúrgicos de Galicia, con el patrocinio de Banco Pastor – Grupo Santander, ha celebrado en Vigo una jornada informativa sobre las oportunidades de negocio en Marruecos, a la que han asistido medio centenar de empresarios.

Marruecoses el primer mercado para las empresas gallegas fuera de la Unión Europea, representando el 4% de las exportaciones, con un valor de 800 millones de euros. Y con un potencial de crecimiento importante. Ya son varias las compañías de la Comunidad presentes en el país alahuita, especialmente las del sector de la automoción, atraídas por la cantidad de oportunidades que ofrece Marruecos.

“En la Zona Franca en la que estamos hay 400 empresas, llegas y no paras de ver inversión, hay muchísimo cliente”, ha explicado Lorena Rosende, directora general de Itera Técnica, una pyme viguesa que lleva allí un año y medio a través de una filial. Se dedican a la ingeniería y construcción de bienes de equipo y trabajan principalmente para Grupo PSA y Renault.

De hecho, fue un contrato con Renault lo que llevó a Viza Automoción, fabricante gallego de asientos para automóviles, a instalarse en Tánger. Con cerca de una década en el país, facturan en Marruecos en torno a 45 millones de euros al año, lo que representa entre un 35 y un 40% de su cifra de negocios. Por su experiencia, animan a otros a seguir sus pasos. “Marruecos tiene una legislación basada en la francesa, con lo cual para nosotros no es muy complejo pero es cierto que algunos trámites se necesitan. En la Zona Franca tiene una exención fiscal para el impuesto de Sociedades, que permite obtener una buena vacación, 25 años al 8,75%”, ha apuntado Jorge Conde, director financiero de Viza Automoción.

Además de conocer al detalle los casos de estas dos empresas, también se ahondó en las características del país norteafricano. Según declaró Iria Santamaría, del Departamento de Comercio Exterior de Asime, “Marruecos se caracteriza por una serie de peculiaridades sociales, legislativas y culturales que es necesario tener en cuenta a la hora de establecer cualquier negociación comercial”.

En cuanto a los aspectos fiscales del mercado marroquí, José Ramón Cuervo, socio de Baltar Abogados, recomendaba informarse sobre cómo tributan las rentas obtenidas en Marruecos. “Si no planificamos bien podemos incurrir en una serie de riesgos fiscales”, ha advertido.

Apoyos financieros a la empresa

El apoyo financiero lo detalló Raúl Guerrero, jefe de International Desk de Santander España, quien puso a disposición de las empresas gallegas los servicios con los que cuenta la entidad financiera para ayudarles en su proceso de internacionalización. “Cuando llega el momento en que una empresa lleva trabajando en un mercado y es o su propio cliente el que se lo pide o su plan de internacionalización, Santander pone a su disposición nuestra red de 16 bancos comerciales presentes en países”, ha indicado Guerrero.

En esa misma línea, Pedro Arias, director de Negocio Internacional en Galicia de Banco Pastor, precisó qué tipo de apoyos pueden obtener las compañías que quieran implantarse en el mercado magrebí. “Podemos ayudarle en todas aquellas necesidades financieras que pueda tener; la parte no financiera con Santander Trade para ayudarles a analizar mercados y buscar socios y la parte de International Desk para ponerlos en contacto con nuestro socio local, Attijariwafa Bank”, ha enumerado Arias.

Apoyos de la Administración

Finalmente, Augusto Álvarez-Borrás, director del Área de Internacionalización del Igape, fue el encargado de detallar los apoyos que la Administración gallega pone a disposición de las pymes. “Nuestras líneas de ayudas van enfocadas a esas fases iniciales de apertura de mercado, de búsqueda de partners correctos; tratas de que la empresa gallega comience a identificar los mercados objetivos ideales y realizar posteriormente la implantación en destino de manera plena”. Por su parte, Sergio Prieto, director de ICEX Galicia, marcó como objetivo de las empresas gallegas aumentar las bases reguladoras, ya que “aunque el crecimiento de Galicia en este mercado es muy alto, las cifras siguen siendo bajas si las comparamos con otros destinos”.