Cronicadeportiva.es

Es un links situado en el noroeste de Inglaterra en la ciudad de Southport, al norte de Liverpool. La característica fundamental del campo es que no se deja ganar. Es así de simple, pues el único resultado sobre par del siglo XXI en el Open Británico ha sido en este campo, donde levantó P. Harrington el trofeo con un +3. Sí, el bueno (y lento) de Harrington se coronó por dos razones: ha defendido título en el British, como hicieron Tom Watson y Tiger Woods (jugadores de otra pasta) y lo hizo frente a un jugador local, Ian Poulter, de lo que se deducen otros dos méritos; P. Harrington prolongó la sequía local ya que ningún inglés ha ganado el Británico en Royal Birkdale en sus ocho ediciones y además ¡lo hizo siendo irlandés! Sin más dilación y sabiendo que el bueno (y lento) de Harrington no peleará esta edición salvo que los Leprechaun sean reales. El campo:

1      7156 yardas: Es un par 73 transformado en un par 70. Es cierto que la distancia es cosa del pasado, pero muchas salidas no están donde por natura han de estar y se hallan muchos peligros en distancia de driver.

2      Salidas confusas: Quiero decir con esto que son salidas muy complicadas, salidas donde hay que coger un hierro muchas veces sabiendo que tiras a green con 200 yardas por delante de segundo golpe. Todos recordamos a Louis Oosthuizen sacando el driver y pegando a diestro y siniestro en 2010 cuando ganó en Sant Andrews. Bien, pues aquí no lo verán.

3      Se defiende con buen tiempo: es una gran cualidad para un links  poder defenderse cuando los jugadores se echan crema solar. El viento lateral es una constante y siempre entra en juego. Las condiciones climáticas adversas se producen con lluvia y/o con un viento en torno a 40 mp/h que es lo que se espera en las tandas de tarde.

4      Ball Striking o juego de tee a green (o golpes dados sin el putt) el ball striking es fundamental en este campo y todos los analistas y jugadores hacen hincapié en este término, ¿por qué? Porque los greenes ofrecen una complejidad comprensible con unas condiciones inmejorables, según Sergio García. Que no es Augusta, (vaya).

5      Es un campo particularmente recto : pareciera diseñado con vagancia o desidia. Lo divertido es que pegar recto en un links con condiciones adversas es siempre un reto y ojo a lo que hay a los lados de la calle.

6      Es un links : todo lo demás es obvio, bunkers en calle y en ante-green. Greenes enormes y receptivos. Escapatorias por la mínima o por la máxima, pero no te quedes en medio.

BALL STRIKING

Repito, todos los analistas (Sean Zak, Josh Berhow o Jeff Ritter, por ejemplo) y jugadores (Bill Hass, Sergio García, Phil Mickelson, Henrik Stenson,etc) han insistido en que el juego de tee a green es fundamental en este campo, ya que es recto y necesitas exactitud con el drive y magia con hierros largos. Entonces, si entendemos que la mayor virtud para este Open Británico es el juego sin el putt, les aviso que Sergio García ocupa la segunda posición en este ranking, por detrás de Kyle Stanley (en 2017). Es por eso, que muchos hayan hecho ya sus quinielas con el español. Analicemos a los aspirantes:

1      Serio García / nº2 en ball striking : es la apuesta mayoritaria para optar al partido estelar del domingo. Tenemos nuestras esperanzas puestas en él y ahora que ha ganado el Masters ya no parece ese chico con espíritu derrotista que miraba el putt con desconfianza. El viento y sobre todo la lluvia es su aliada, pocos juegan como él en malas condiciones. El único “inconveniente” sería la cercana celebración de su boda, que entendemos no distraerá a un profesional como Sergio, pero somos humanos. Esperemos que el título sea su regalo de bodas.

2      Ricky Fowler / nº11 en ball striking : además de ser el undécimo mejor en esta faceta, parece estar en el momento mental adecuado y preciso. Sabe jugar en todos los campos y no se siente inferior a nadie, es la mayor esperanza americana junto con Jordan Spieth.

3      Jordan Spieth / nº 65 en ball striking es un jugador de links. Ha hecho declaraciones muy maduras respecto al tiempo y el azar en las rondas de mañana y tarde y ha dicho que no tiene presión, sino ambición por ganar. Cuidado con Jordan Spieth que si consigue que el British se decida en los greenes no habrá quien se lo arrebate.

4      Dustin Johnson / nº14 en ball striking es el número uno en greenes en regulación y curiosamente no se le espera. Desde su accidente doméstico y su lesión de espalda su nivel de juego no es el de antes. Es evidente que si se encuentra en condiciones físicas óptimas vuelve a ser favorito, pero el golf que perdió en aquella escalera no lo ha recuperado.

5      Los ingleses: Tommy Fleetwood es la mayor esperanza anglosajona, ya que es jugador local y nadie ha jugado este links como él. Es favorito por delante de Justin Rose y me parece un error. Westwood y Poulter con pasar el corte han cumplido.

6      Otros: Phil Mickelson es muy irregular desde el tee para este campo. Jon Rahm ha de apaciguar su ansia por ganar para rendir a su mejor nivel y ser un candidato. Europeos como Stenson, Westwood o Kaymer están embarrados en su mal juego. Rory McIlroy y Adam Scott podrían ser campeones olvidados y esperemos que así se sientan para demostrar que, en efecto, son campeones muy a tener en cuenta.

Es la 146 edición del Open Británico y se juega en Royal Birkdale, un link de ball striking.

Etiquetas: 
Golf
open británico