Paco Soto y EFE

Pie de foto. Saïf al Islam, el hijo más político del dictador Muamar Gadafi.

Saïf al Islam, el segundo hijo del dictador libio Muamar Gadafi y el más político de todos sus hermanos, fue puesto en total libertad, según anunció este sábado la milicia armada que lo retenía preso desde hace más de seis años en la ciudad occidental libia de Zintan. Saïf al Islam fue durante los últimos años del régimen despótico que instauró su padre un personaje bien visto en Occidente. Muchas cancillerías occidentales consideraron que este hijo de Gadafi podría desempeñar el papel de piloto de la transición de Libia hacia una mayor apertura económica y política. El propio Saïf al Islam, que tenía buenas conexiones con Italia y el Reino Unido, cultivó una imagen de hombre culto y dialogante, anglófono y partidario de la democratización de Libia. Llevó a cabo una política de imagen y comunicación que lo embellecía en el marco del acercamiento a Estados Unidos y Europa que el propio Gadafi llevó a cabo en los últimos años de su vida. El hijo predilecto de Gadafi se licenció en la London School of Economics en 2008.  La revolución popular que en 2011 derrocó a Gadafi demostró que su hijo Saïf al Islam no era un aperturista y mucho menos un demócrata.

Según informó EFE, en un comunicado difundido a los medios, la milicia 'Abu Bakr al Siddiq' explicó que el segundo vástago de Gadafi y su favorito en términos políticos fue liberado el pasado viernes, y abandonó inmediatamente después la ciudad en la que fue capturado en noviembre de 2011, poco después de la ejecución del dictador derrocado. “Hemos decidido liberar a Saïf al Islam al Gadafi. Ahora es libre completamente. Confirmamos que abandonó Zintan en el mismo momento de su liberación, ayer 14 de Ramadán”, recalcó la milicia armada en su nota. Horas después de confirmarse la noticia de la liberación del hijo de Gadafi, el diario digital libio 'Libyan Express' reveló que Saïf al Islam, sobre el que pesa una orden de busca y captura emitida por la Corte Penal Internacional (CPI), había sido trasladado a la ciudad oriental de Al Bayda, sede del Gobierno del este de Libia. “Se encuentra en compañía de miembros de su tribu y de su familia y en las próximas horas se dirigirá al pueblo libio”, destacó el citado diario.

Parlamento de Tobruk

El Gobierno de Al Bayda, que depende del Parlamento de Tobruk, no tiene un poder real. El Parlamento de Tobruk apoya al mariscal rebelde Khalifa Haftar, que lleva a cabo una lucha encarnizada contra los grupos yihadistas e islamistas, y es bien visto por Estados Unidos y Occidente. Haftar dirige el Ejército Nacional Libio (LNA). Según informó EFE, hace varias semanas, el ministerio de Justicia dependiente de Tobruk concedió una amnistía para Saïf al Islam, al que el CPI acusa de crímenes contra la humanidad al considerar que ordenó matar y torturar a sus conciudadanos durante el alzamiento rebelde de 2011 que acabó con la dictadura de su progenitor. En base a esas acusaciones, en 2015 un tribunal de Trípoli le condenó en ausencia a muerte tras un juicio criticado por sus presuntas irregularidades. Saïf al Islam fue condenado a muerte por un tribunal de Trípoli, sentencia que no fue reconocida por sus captores, que siempre se negaron a entregarlo tanto a las diferentes autoridades en la capital como al tribunal internacional. Desde julio del pasado año vivía en un régimen de semi libertad, controlado aún por las milicias de Zintan, pero con libertad para recibir a todo tipo de visitantes.

Etiquetas: 
Saif Al Islam
Muamar Gadafi
Libia