Atalayar

"La primera víctima de una guerra es la verdad". Hemos reunido a algunas de las periodistas que en la actualidad se juegan la vida para dar a conocer qué está pasando en zonas de conflicto con motivo de la publicación del libro “Reporteras españolas, testigos de guerra” (Debate, 2018), de Ana del Paso.

En cinco siglos de periodismo de guerra, muchos conflictos han sido cubiertos por mujeres. Desde las pioneras hasta las contemporáneas, todas han demostrado su valía como nadie y, a pesar de pertenecer a décadas tan alejadas, comparten muchos de los impedimentos de esta profesión.

En la presentación de libro se han reunido algunas de las periodistas que en la actualidad se juegan la vida para dar a conocer qué está pasando en zonas de conflicto con motivo de la publicación del libro “Reporteras españolas, testigos de guerra” (Debate, 2018), de Ana del Paso, donde, además de la autora, participarán Mayte Carrasco, Maysun y Pilar Requena, moderadas por el catedrático de Relaciones Internacionales Rafael Calduch.

El primer tema abordado fue la existencia o no de censura en el periodismo internacional. “La primera víctima de una guerra es la verdad. Tenemos que se conscientes de ello”, ha destacado Pilar Requena. “Los periodistas tenemos que ser honestos con nuestro trabajo. Nuestra responsabilidad es dar una buena información, contrastada, completa y esquematizada”, ha añadido Ana del Paso.

También se ha hablado de lo que ha supuesto para el mundo del periodismo las redes sociales y el ‘reporterismo ciudadano’: “Todos somos conscientes de que el periodismo tradicional ha muerto. El periodista compite con el mundo entero y con gente que puede contar buenas historias. Es el espectador el que tiene que tener claro la fiabilidad del canal por el que le llega la información”, ha señalado Mayte Carrasco.

El machismo al que se han tenido que enfrentar las invitadas en su carrera profesional ha sido otro de los temas del encuentro. “Yo me quejo mucho del machismo. Si somos valientes de ir a un lugar en guerra para visibilizar lo que ocurre allí, por qué no vamos a visibilizar lo que nos ocurre a nosotras”, ha defendido Mayte Carrasco. Maysun, por su parte, ha contado una de las muchas anécdotas que le ha tocado vivir en su trabajo: “Yo me iba a Siria y cuando se lo conté a un compañero que también iba, me dijo que no fuese porque era peligroso. Yo le contesté: ¿Qué pasa que las balas eligen el género?”.

En el libro ‘Reporteras españolas, testigos de guerra’, Ana del Paso nos cuenta la historia de 34 periodistas españolas, brillantes mujeres corresponsales, comprometidas con sus palabras y, que por su valentía han contribuido a que ningún conflicto caiga en el olvido. Desde los difíciles comienzos por ser mujer, las cortapisas de los directores de los medios para enviarlas a zonas de conflicto, a la conquista de este territorio desde la década de los años 80, y su posterior evolución, con el obstáculo del machismo y del menor reconocimiento que el trabajo de los compañeros periodistas.