Con esto de los golpes de Estado que tanto se mencionan últimamente sucede como con los genocidios, que cuando ocurren no los vemos y cuando se utiliza el término resulta exagerado; no los hemos visto o querido ver en Egipto anteayer o Argelia años atrás, el de Franco fue una anécdota, repiten los revisionistas; y el genocidio tiene una dimensión que escasea.