Viernes, 22 de Septiembre de 2017

España y Túnez relanzan sus relaciones bilaterales

España y Túnez han decidido impulsar sus relaciones bilaterales. La política, la seguridad y la economía, así como el apoyo a la transición democrática tunecina por parte española, son las principales facetas de esta nueva etapa entre los dos países mediterráneos. España no desempeña un papel político y económico en Túnez tan activo como Francia e Italia, pero sus relaciones diplomáticas con el pequeño país magrebí son excelentes. El secretario de Estado para Asuntos Exteriores de Túnez, Fayçal Gouia, viajó a Madrid para entrevistarse con su homólogo español, Gonzalo de Benito, de cara a la nueva etapa de las relaciones hispano-tunecinas. Ambos secretarios de Estado abordaron cuestiones tan importantes en las relaciones bilaterales como los vínculos económicos entre Madrid y Túnez, el proceso de democratización del país norteafricano, la seguridad y la lucha contra el terrorismo y la política regional, con especial atención a la actual situación que atraviesa Libia. Fayçal Gouia ya estuvo en Madrid el pasado 17 de septiembre en ocasión de la Conferencia sobre Estabilidad y Desarrollo en Libia. Gonzalo de Benito se interesó por la situación en Túnez en vísperas de las elecciones legislativas del 26 de octubre y las presidenciales del 23 de noviembre y reiteró que España  permanecerá, como hasta ahora, al lado de este país ante los retos políticos, económicos y de seguridad que afronta. Este apoyo se plasma en varios proyectos de colaboración dentro del programa Masar de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), que coopera con distintos Ministerios tunecinos como los de Justicia e Interior. La expansión de la enseñanza del español en el sistema educativo tunecino es uno de los objetivos estratégicos del Gobierno de Mariano Rajoy. Además, De Benito trasladó a su homólogo tunecino el interés mostrado por distintas empresas españolas en invertir en Túnez. En este sentido, España considera que el volumen de comercio e inversiones aún no ha alcanzado su “potencial”, especialmente en los sectores agroalimentario, infraestructuras, energías renovables, turismo y telecomunicaciones.

Leer más

Argelia y Túnez estrechan la cooperación en el sector de la construcción

Argelia y Túnez no sólo son dos países vecinos, sino también dos socios económicos. El gigante económico argelino y el pequeño país magrebí que es Túnez decidieron estrechar la cooperación en el sector de la construcción. Así lo ratificaron en Argel el ministro argelino de la Vivienda y del Urbanismo, Abdelmadjid Tebboune, y su homólogo tunecino, Larbi El Hadi. Los dos ministros acordaron poner en marcha un plan bilateral para impulsar la colaboración pública y privada en el sector de la construcción, que está en plena expansión en Argelia. Algunas empresas son españolas y llevan varios años en el país norteafricano. “Una alianza será creada entre las empresas argelinas y tunecinas para alcanzar resultados concretos en los próximos meses”, indicó Abdelmadjid Tebboune en una comparecencia de prensa a la que asistió Larbi El Hadi. El ministro tunecino realizó una visita de tres días a Argel “para estudiar las oportunidades ofrecidas a los operadores económicos en el sector de la construcción”. Este alto cargo tunecino destacó las “buenas relaciones” entre los dos Estados magrebíes y recordó que su homólogo argelino viajó a la capital de Túnez a principios del pasado mes de septiembre con el mismo objetivo: impulsar la cooperación en el sector de la construcción. Tebboune anunció que los dos países tienen que reformar algunas leyes que frenan la cooperación económica. Para alcanzar este objetivo, “vamos a crear un comité técnico que agrupe arquitectos y empresarios de cara a limitar los efectos de la burocracia”, indicó el ministro argelino. El Hadi valoró positivamente las reuniones con su homólogo argelino y aseguró que son el resultado de “los flujos de intercambios entre los dos países, que nos permitirán incrementar una alianza en ámbitos económicos y sociales”. El ministro tunecino consideró que Argelia dispone de unos programas para infraestructuras de base y viviendas sociales que son un buen ejemplo a seguir por parte de Túnez. Ambos ministros también se pusieron de acuerdo para unir esfuerzos con la vista puesta en el mercado africano.

Leer más

Los yihadistas tunecinos se pelean sobre las elecciones

Los dirigentes del movimiento yihadista tunecino Ansar al Sharía están divididos respecto a la oportunidad de la violencia terrorista en periodo preelectoral. Túnez celebrará elecciones legislativas y presidenciales los días 26 de octubre y 23 de diciembre, respectivamente, y ambos comicios, si se llevan cabo en un clima de estabilidad, podrían significar la consolidación de la transición democrática que se inició en 2011, tras la caída de Zine El Abidine Ben Ali. Es por esto que los grupos yihadistas acosan a las fuerzas de seguridad e intentan desestabilizar el país. Ansar al Sharía, que ha negado tener algún vínculo con Al Qaeda, es el grupo terrorista más importante. Su líder, Abu Iyad, está en busca y captura desde que intentó asaltar la Embajada de Estados Unidos en septiembre de 2012. Este grupo se nutre de yihadistas de otros países y actúa en diversos lugares del territorio tunecino, sobre todo en la zona del monte Chaambi, cerca de la frontera con Argelia. Ansar al Sharía asegura que cuenta con 2.500 miembros activos y dispuestos a matar y a morir. El grupo yihadista intenta sacar provecho de las dificultades que atraviesa la Asamblea Nacional Constituyente (ANC, Parlamento) para aprobar un proyecto de ley sobre el terrorismo por culpa de los profundos desacuerdos entre los partidos. Un sector de Ansar al Sharía cree que el debilitamiento del Estado y las divisiones entre las formaciones parlamentarias obligan a la organización terrorista a incrementar sus actividades violentas. Pero no todos piensan igual en las filas del grupo yihadista. El ideólogo radical Khatib el-Idrissi, aprovechándose de la falta de liderazgo, se opone a esta estrategia de mayor violencia y se decanta por esperar a ver qué pasa después de las elecciones. El grupo de estudio para la prevención de conflictos International Crisis Group confirmó la existencia de estas discrepancias en el seno de la cúpula de Ansar al Sharía.

Leer más

El presidente tunecino Moncef Marzuki será candidato a la reelección

El actual presidente de Túnez, Moncef Marzuki, que es también médico y escritor y durante la dictadura de Zine El Abidine Ben Ali desempeñó una labor importante en la defensa de los derechos humanos, anunció el pasado fin de semana que se presentará a la reelección. Las elecciones presidenciales tendrá lugar el próximo 23 de noviembre, después de las legislativas del 26 de octubre. Ambas citas con las urnas tienen una gran importancia política, porque consolidarán el todavía frágil proceso de transición a la democracia. Los grupos terroristas yihadistas que actúan en Túnez hacen todo lo posible para desestabilizar el país y que de ese modo los comicios generales y presidenciales se lleven a cabo en un contexto de caos e inseguridad. Marzuki, que llegó al poder el 13 de diciembre de 2011, depositó su candidatura en la sede de la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE), que organizará los comicios legislativos y para la presidencia de la república. “Defenderé mi candidatura sobre la base de un proyecto de independencia nacional y defensa de los derechos de los tunecinos”, dijo Marzuki. El presidente en funciones dejó claro que “confío en la inteligencia del pueblo tunecino que sabe quién le representa de verdad”. El nuevo presidente de Túnez será elegido por sufragio universal por primera vez desde que cayó Ben Ali, en enero de 2011. Marzuki fue nombrado jefe del Estado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC, Parlamento) tras un acuerdo de coalición entre su partido, el Congreso por la República (CPR), y otra formación laica y democrática con los islamistas de Ennahda. Un sector laico de la vida política tunecina criticó duramente a Marzuki por esta alianza con Ennahda. Según la nueva Constitución democrática aprobada el pasado mes de enero por el conjunto de las fuerzas políticas, el presidente dispone de un poder reducido. Lo esencial del poder queda en manos del ejecutivo y del primer ministro investido por el Parlamento.

Leer más

El BERD revisa a la baja sus previsiones de crecimiento para Túnez

El Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) revisó a la baja sus previsiones de crecimiento para Túnez en 2014. El país norteafricano crecerá un 2,9% en lugar de 3,4%, como habían previsto algunos organismos públicos y privados. Otros países del sudeste del Mediterráneo como Marruecos y Egipto también registrarán un crecimiento inferior al previsto inicialmente. El BERD hizo saber esta semana a través de un comunicado que “la recuperación de Túnez ha sido tímida, refleja un crecimiento débil en la industria y un mal resultado para las exportaciones de fosfatos y los productos energéticos”. La institución financiera europea es bastante pesimista sobre la evolución económica de Túnez. La región donde esta ubicado este país registrará un crecimiento en 2014 en torno al 2,6% y no del 3%, como apuntaron las previsiones en mayo de este año. Marruecos crecerá un 3,5%, es decir siete puntos menos de lo previsto, y Egipto, 2,2% en lugar de 2,5%. Por otra parte, el Banco Mundial (BM) deploró en un informe la corrupción y la excesiva burocracia que bloquean la economía tunecina. Según esta institución, la economía tunecina no ha mejorado desde que una revuelta popular acabó con el régimen dictatorial de Zine El Abidine Ben Ali, en 2011. El BM indica que el sistema económico tunecino sufre graves retrasos que se manifiestan en el estancamiento de la producción, el débil valor añadido de la economía y unas estructuras anticuadas. El Gobierno del tecnócrata Mehdi Jomaa está haciendo esfuerzos para abrir la economía tunecina a las inversiones extranjeras, porque el éxito de la transición política depende en parte de la evolución positiva de la economía.

Leer más

Los amigos políticos de Ben Ali vuelven a la vida pública en Túnez

Los amigos políticos del exdictador tunecino Zine El Abidine Ben Ali siguen vivos y coleando en Túnez. Tras la caída del déspota, en 2011, la democracia fue magnánima con la inmensa mayoría de los políticos, altos cargos del Estado, empresarios, periodistas, profesores, intelectuales y parásitos que durante años vivieron a cuerpo de rey gracias a Ben Ali. No fueron detenidos y salvajemente torturados y después condenados por jueces cobardes y corruptos a largos años de cárcel. Tampoco tuvieron que abandonar masivamente su país y exiliarse en Europa. El caso del dictador y su familia es una excepción. Durante un tiempo, los amigos de Ben Ali mantuvieron un perfil bajo para evitar problemas, y algunos quisieron borrar de su currículum que habían pertenecido a la Agrupación Constitucional Democrática (RCD), el partido del dictador del Palacio de Cartago. Cuando falta poco tiempo para que se celebren las elecciones legislativas y presidenciales, algunos amiguetes de Ben Ali han vuelto a salir a la luz pública. “Echemos al RCD, porque ha vuelto y con más fuerza”, advierten algunos medios tunecinos. Efectivamente, los caciques del RCD actúan sin complejos y quieren hacer política como los demás. Mondher Zenaïdi, antiguo ministro de Turismo y de Sanidad de Ben Ali, es uno de ellos. Se exilió en Francia durante tres años y regresó a Túnez el pasado 14 de septiembre. Tiene ambiciones presidenciales, dicen los que lo conocen. Y ha conseguido crear un equipo electoral que le preparará la campaña para los comicios presidenciales de noviembre. Kamel Morjane también es un demócrata de nuevo cuño. Exministro de Defensa entre 2005 y 2010 y de Asuntos Exteriores de 2010 a 2011, lidera el partido Al-Moubadar (Iniciativa) y se prepara para la conquista del Palacio de Cartago. Cuenta con el apoyo de Mohamed Ghariani, último secretario del RCD, partido que fue disuelto en 2011.

Leer más

La Francia de François Hollande y el Magreb

Es indudable el peso geopolítico del Magreb y su importancia para Francia, la potencia colonizadora de Túnez, Argelia, Marruecos (junto con España) y Mauritania; a la que su condición de exmetrópoli le confiere cierta posición de dominio en sus excolonias hasta el extremo de ser el primer socio comercial de los países del Magreb, y el primer destino deseado por sus nacionales, dada la cantidad de familias magrebíes que viven en territorio francés. Las inversiones francesas y los viajes hacia los destinos turísticos de Túnez y Marruecos son tradicionalmente numerosos. Varios millones de franceses son de origen magrebí, lo que hace que las relaciones con sus respectivos países de origen sean muy importantes, y se trate de preservarlas. En el Magreb, en la vida cotidiana y en casi todos los estratos de la sociedad, se habla francés, que constituye en la práctica un segundo idioma, junto al árabe. La cooperación hacia estos países acapara las partidas presupuestarias más cuantiosas de la política exterior francesa; y abarca todos los ámbitos sensibles para Francia: desde la seguridad nacional (lucha contra el terrorismo, flujos migratorios), a la influencia cultural (una vasta red de centros culturales franceses, cooperación universitaria e investigación), pasando por los intereses económicos. Optimizar las relaciones con el Magreb es, pues, un reto esencial para Francia dado que estos países constituyen una plusvalía a los ojos de otros europeos, y gracias a ellos se podrá contribuir a desarrollar políticas de cooperación euromediterráneas fuertes y duraderas.

Leer más

Argelia pone en marcha un ambicioso programa turístico en el Sáhara

La Oficina Nacional Argelina de Turismo (ONAT) ha puesto en marcha “un rico programa” que incluye varios destinos turísticos en el sur del país, en la amplia región del Sáhara. Según dijeron fuentes de la ONAT a Atalayar, “el Sáhara es una de las regiones turísticas más bonitas de Argelia, pero es una región poco conocida por los turistas. Queremos promocionar un turismo inteligente y de calidad, que sea respetuoso con el medio ambiente y tenga un poder adquisitivo elevado. Ofrecemos belleza, tranquilidad y bienestar”. La campaña empezará pronto, el 27 de septiembre, y coincidirá con la Jornada Mundial del Turismo, indicó el director general de la ONAT, Mohamed Cherif Selatnia a la agencia APS. Este organismo público ha trazado una estrategia para la próxima temporada turística sahariana que beneficiará a turistas argelinos y extranjeros, generalmente a grupos de 15 o 20 personas que quieran visitar las zonas de Djanet, Tamanrasset y Timimune. “Su riqueza paisajística, cultural, histórica y arqueológica es el principal atractivo de esta zonas del Sáhara”, recalcaron las fuentes consultadas por este medio. El director general de la ONAT recordó que este organismo quiere “convencer a los ciudadanos de que pasen sus vacaciones en el interior del país en lugar de marcharse al extranjero”. Para lograr este objetivo, las autoridades argelinas han hecho grandes esfuerzos a favor de la mejora de las infraestructuras turísticas en el Sáhara, aunque todavía queda mucho por hacer.

Leer más

Túnez abre sus puertas a la inversión extranjera para salir adelante

El Gobierno del tecnócrata Mehdi Jomaa ha abierto las puertas de Túnez a las inversiones extranjeras para poder salir adelante económicamente. El pequeño país norteafricano atraviesa una situación económica difícil, porque el crecimiento es débil -en torno al 2% del PIB- y no permite resolver los problemas sociales, luchar contra el desempleo y crear puestos de trabajo. La mala situación económica podría comprometer la exitosa transición política a la democracia, que se aceleró en 2014 con la aprobación de una nueva Constitución. Para evitar un desastre, el Gobierno tunecino ha puesto en marcha una estrategia para captar inversiones foráneas de países desarrollados y emergentes. La primera fase de la estrategia se llevó a cabo el lunes de esta semana con la organización, en el hotel Karthago le Palace de la capital tunecina, de una conferencia internacional de acreedores, entre los que está España. El coloquio ‘Invertir en Túnez, una 'startup' democracia’ fue un éxito y contó con la presencia de una treintena de mandatarios políticos, empresarios, economistas y expertos occidentales, árabes y de países emergentes. Francia, la antigua potencia colonial de Túnez, estuvo representada por el primer ministro del país, Manuel Valls. También acudieron a la cita tunecina representantes de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), el Banco Africano de Desarrollo (BAD) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), además de numerosos medios de comunicación. El anfitrión del evento económico y financiero fue el primer ministro tunecino, Mehdi Jomaa, que conoce bien el mundo de los negocios. “Hemos olvidado la economía, pero la economía no nos ha olvidado”, manifestó Jomaa antes los acreedores del mundo entero. Y agregó que para conseguir “un verdadero Estado ciudadano que esté al servicio del ciudadano y que sea un instrumento para evitar el regreso de la dictadura”, Túnez tiene que crecer y resolver sus problemas económicos y sociales. En la misma línea, el ministro de Economía y Finanzas, Hakim Ben Hamuda, defendió la necesidad de que Túnez se abra a los inversores extranjeros para desarrollarse. Chedly Ayari, gobernador del Banco Central de Túnez (BCT), puso el dedo en la herida al advertir que “el deterioro del euro respecto al dinar es preocupante y más inquietante es el deterioro del dólar, que es la divisa con la que pagamos la factura del petróleo. El déficit de la balanza comercial es de 1.000 millones de dinares al mes, y necesitamos reducir nuestras importaciones”.

Leer más

La responsabilidad de Europa en el Magreb (y II)

Parece que ese es el sino de África: haber sido repartida como un pastel, explotada, humillada e ignorada por las potencias europeas, y sufrir los estragos de su implacable y depredador colonialismo. Y que siendo el continente más rico del planeta en materias primas, la inmensa mayoría de su población (unos 1.111 millones de habitantes) siga pasando hambrunas y todo tipo de sufrimientos y calamidades. Todo ello propiciado por Estados fallidos, regímenes corruptos, dirigentes sin escrúpulos y sátrapas de diverso pelaje. ¿Cómo se explica esto? ¿De quién es la responsabilidad? El neocolonialismo que sobre todo practica Francia en el Magreb y su área de influencia (y en el resto de sus excolonias de África Central y Occidental), hace que su responsabilidad sea mayor. Por ello, el colonialismo francés en el Magreb merece una atención especial. Y como la acción colonizadora de Francia en Marruecos y Argelia siguió el mismo patrón del imperialismo francés que en el resto de sus ‘provincias’ en el continente africano, con el sometimiento de la población, muertes, represiones y políticas extractivas beneficiosas para la metrópoli (Ver, ‘Marruecos, Argelia, los dos referentes del Magreb’); nos centraremos solamente en Túnez y Mauritania, dos ejemplos paradigmáticos del colonialismo francés, y que aún hoy en día, en alguna medida, siguen bajo la influencia francesa. Francia conquistó Túnez en 1881 en virtud de la autorización concedida en el Congreso de Berlín de 1878; y el gobierno francés, de acuerdo con su política imperialista, convierte a la ciudad de Túnez en un protectorado. Las tierras pasaron a manos de los colonos franceses, respetando a los colaboracionistas terratenientes locales, y los campesinos fueron expulsados a tierras estériles o bien pasaron a ser jornaleros en las propiedades francesas.

Leer más

El Fondo Monetario Internacional contempla una nueva ayuda para Túnez

El Fondo Monetario Internacional (FMI) “está dispuesto a poner en marcha el segundo programa a favor de Túnez en caso de que lo pida el próximo gobierno”, anunció Masooud Ahmed, director de la división Oriente Medio y Asia Central en el seno de la entidad financiera dirigida por Christine Lagarde. Durante un acto sobre periodismo económico celebrado en la capital tunecina, Masooud Ahmed explicó que el FMI “está dispuesto a acordar un préstamo a Túnez en el marco del mismo programa de ayuda técnica que busca la mejora de la situación económica” del país magrebí. El responsable del FMI para Oriente Medio y Asia Central recordó que la entidad financiera internacional aprobó recientemente la cuarta parte de un préstamo por valor de 217 millones de dólares para Túnez. El país norteafricano ha recibido más de 1.000 millones de dólares por parte del FMI para hacer frente a sus necesidades económicas y financieras. El alto cargo del FMI participó en una conferencia internacional de ayuda a Túnez que se celebró esta semana en la capital del país. Las autoridades tunecinas se vieron en la obligación de organizar esta conferencia para pedir ayuda a sus acreedores internacionales, entre los que está España. “Túnez ha conseguido hasta ahora mantener una estabilidad económica a pesar del bajo nivel de crecimiento”, declaró el responsable del FMI. Antes de la revolución popular que derrocó al dictador Zine El Abidine Ben Ali, el crecimiento tunecino era de 5% anual. Ahora, debido a los problemas políticos, el crecimiento apenas llega a 2%. Con un crecimiento tan bajo para un país en desarrollo, las autoridades locales tienen grandes dificultades para combatir el desempleo e impulsar la creación de puestos de trabajo y hacer frente a los problemas sociales.

Leer más

El Magreb se sitúa entre los 10 países más competitivos de África

El Magreb es una vasta región del norte de África compuesta por cinco países: Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Mauritania. Tres de estos países, Marruecos, Argelia y Túnez, los más modernos e internacionalizados, figuran entre los 10 más competitivos del continente africano. Según el Foro de Davos de Suiza, Marruecos, Argelia y Túnez se colocan en los puestos número cuatro, seis y siete, respectivamente, en cuanto a competitividad africana. En el ámbito mundial, la situación no es tan buena para los tres países magrebíes. Como ya informó Atalayar el pasado 3 de septiembre, Marruecos se sitúa en el puesto número 72 de la competitividad mundial. Argelia, en el número 79; Túnez, en el 87; Libia, en el 126; y Mauritania, en el 141. Según el informe del Foro de Davos, en el marco de la región MENA (África del Norte y Oriente Medio), el Magreb es una zona con futuro y tasas de crecimiento elevadas. En el seno del Magreb, Marruecos es la locomotora económica. Este país ha evolucionado considerablemente en la última década. Poco a poco abandona el subdesarrollo económico y está a punto de convertirse en un país emergente. Argelia, que tiene una economía con un control del Estado mucho más importante que en Marruecos, también ha evolucionado en los últimos años, y en materia de competitividad internacional, ganó 22 puestos en 2014 respecto al año anterior. En cambio, Túnez perdió cuatro puestos y Libia, 18. Mauritania, ni mejora ni empeora, se encuentra donde está, en el puesto 141.

Leer más

El partido islamista Ennahda no se presentará a las elecciones presidenciales en Túnez

El partido islamista tunecino Ennahda, que lidera Rachid Ghanuchi, decidió que no se presentará a las elecciones presidenciales del próximo 23 de noviembre. El portavoz de este movimiento, Zied Ladhari, informó de que “Ennahda no presentará un candidato a las presidenciales, pero apoyará un candidato de consenso que sea capaz de reunir a todos los partidos y de preservar el proceso democrático”. Ladhari aseguró que Ennahda, que ha sido acusado por sectores laicos tunecinos de ser un movimiento autoritario que desea implantar un régimen islamista en Túnez, “no quiere dominar la escena política y se concentrará solamente en las elecciones legislativas” previstas para el 26 de octubre. Esta decisión fue tomada el pasado fin de semana por el Consejo de la Chura, la autoridad suprema del movimiento islamista. Ennahda ganó las elecciones generales en octubre de 2011 y, según las encuestas, podría ser el vencedor de las próximas legislativas. Los dirigentes del movimiento islamista barajaron la posibilidad de controlar el poder legislativo y la presidencia de la república, y consideraron que esta opción es peligrosa para sus intereses políticos, después de haber visto lo que les ocurrió a los Hermanos Musulmanes en Egipto. Ennahda considera que una victoria en las legislativas y presidenciales desencadenaría un frente antiislamista que podría conducir al movimiento liderado por Ghanuchi a un callejón de difícil salida y quizá también a una intervención militar como en Egipto.

Leer más

El Magreb pierde anualmente el 3% de su PIB debido a la falta de integración regional

La falta de integración regional del Magreb tiene un coste económico muy elevado. Cada año, esta región del norte de África compuesta por cinco países, Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Mauritania, pierde entre el 2% y el 3% de su Producto Interior Bruto (PIB). Esta es la estimación que hace la ONG Oxfam France en un estudio llevado a cabo con motivo del 20 aniversario del cierre de las fronteras terrestres entre Argelia y Marruecos. Los dos países son una pieza clave del Magreb y sus malas relaciones políticas constituyen un freno a la construcción de la Unión del Magreb Árabe (UMA) y a otros proyectos de integración regional. El estudio de Oxfam France subraya que “la existencia efectiva de una unión magrebí habría hecho ganar a los cinco países un valor añadido del orden de los 10.000 millones de dólares cada año”. Este es el dinero que pierden cada año los cinco países magrebíes. O mejor dicho: este es el dinero que Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Mauritania no pueden invertir anualmente en mejorar las infraestructuras, la sanidad, la educación, el aparato productivo y el nivel de vida de la población. La ONG, que cita a diversos analistas, asegura que cada año el Magreb pierde unos 8.000 millones de dólares en capitales. En parte, esta huida de capitales se explica “por la no integración de la región, que se convierte así en menos atractiva para las inversiones”. Además, los problemas políticos que mantienen la construcción del Magreb paralizada también tienen repercusiones negativas en materia comercial. Según un estudio de la Comisión Económica de la ONU sobre África, la UMA mantiene una actividad comercial inferior al 56% de su capacidad real. Si el comercio estuviera más desarrollado y no sufriera tantas trabas, “tendría repercusiones positivas para el desarrollo de la región”, indica Oxfam France.

Leer más

Túnez pide ayuda a los acreedores internacionales para superar el estancamiento económico

Las autoridades tunecinas organizarán el 8 de septiembre una conferencia internacional de alto nivel bajo el lema ‘Invertir en Túnez, Start-up democracia’. La idea fue planteada por el primer ministro tunecino, Mehdi Jomaa, en unos viajes oficiales a Washington y París el pasado mes de abril. El objetivo de la conferencia es pedir ayuda a los acreedores internacionales para sacar al país del estancamiento económico en el que se encuentra. Desde que Túnez derrocó la dictadura de Zine El Abidine Ben Ali, en 2011, ha dado pasos significativos en materia de democratización; tiene desde principios del año 2014 una Constitución democrática, y el conjunto de las fuerzas políticas, desde los islamistas de Ennahda hasta la izquierda laica, se han puesto de acuerdo para impulsar la transición hacia un verdadero Estado de derecho. Pero en materia económica, el país no levanta cabeza. Por eso los dirigentes tunecinos se han visto en la obligación de pedir ayuda internacional. El lunes de esta semana ya organizaron una reunión preparatoria sobre la conferencia, en Gammarth (periferia norte de la capital del país), en la que participaron 140 personalidades políticas y económicas tunecinas y extranjeras. La conferencia internacional del 8 de septiembre abrirá las puertas económicas y financieras de Túnez a los acreedores de muchos países, entre los que está España. Túnez quiere impulsar 22 grandes proyectos económicos, de los que cuatro se llevarán a cabo en el marco de una colaboración público-privada, según informó la agencia TAP. La rentabilidad económica y social, en el marco de la mejora de la competitividad, será el hilo conductor de dichos proyectos. El secretario de Estado para el Desarrollo y la Cooperación internacional, Nureddine Zekri, explicó que la reunión previa a la conferencia permitió “al Gobierno tunecino sentar las bases de la estrategia del desarrollo económico para los próximos años”.

Leer más

Páginas