El rey Mohamed VI afirmó que la consolidación de la identidad africana de Marruecos pasa por su compromiso con el avance de la paz, la estabilidad y la prosperidad en toda África

Marruecos reitera su compromiso para alcanzar los objetivos de desarrollo en África

Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, durante su discurso en Addis Abeba, Eriopía, en la 37ª Cumbre de la Unión Africana - PHOTO/X/@MarocDiplmoatie
photo_camera Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, durante su discurso en Addis Abeba, Eriopía, en la 37ª Cumbre de la Unión Africana - PHOTO/X/@MarocDiplmoatie

Nasser Bourita, responsable de la diplomacia de Marruecos, ha reafirmado que el compromiso de su país para alcanzar los objetivos de desarrollo y seguridad en África se deriva de la visión estratégica del rey Mohamed VI de Marruecos, en el marco de un enfoque global y multidimensional. 

  1. Presencia en la cumbre de la Unión Africana

Presencia en la cumbre de la Unión Africana

El ministro marroquí de Asuntos Exteriores hizo estas declaraciones mientras representaba al rey en la 37ª cumbre de la Unión Africana (UA), celebrada el pasado fin de semana en Addis Abeba. 

En un discurso ante la UA en enero de 2017, el rey Mohamed VI subrayó la importancia de favorecer el surgimiento de una nueva África, capaz de transformar sus desafíos en un potencial de desarrollo y estabilidad.

Basándose en esta convicción, Marruecos ha procurado aportar constantemente su contribución a la realización de los programas y actividades de la Agenda 2063, así como a los debates sobre la evaluación del primer plan decenal y la orientación estratégica del desarrollo del segundo plan decenal de la Agenda 2063.

Bourita señaló que para Marruecos “es fundamental desarrollar una estrategia de movilización de recursos”, y añadió que “Marruecos reitera su propuesta de crear un Fondo de Desarrollo similar al Fondo de Paz, con el fin de proporcionar el apoyo financiero necesario para la aplicación del segundo plan decenal”. 

La Declaración de Marrakech, emanada de la reunión ministerial africana de alto nivel sobre la aceleración de la financiación de la emergencia de África, organizada al margen de la reunión del Banco Mundial y el FMI del pasado mes de octubre en Marruecos, decidió crear un grupo de trabajo que permita a los países africanos intercambiar las mejores prácticas en materia de financiación del desarrollo, declaró el ministro. 

“La realización de la visión de África que deseamos sólo puede lograrse mediante una fuerte implicación de las Comunidades Económicas Regionales (CER) en el proceso de desarrollo, trabajando en el marco de las sinergias operativas con la UA en general y la AUDA-NEPAD en particular”, declaró Bourita. 

Además de las CER, Rabat aboga también por el refuerzo de las estructuras continentales dedicadas a los jóvenes, que representan hoy el 41% de la población africana, declaró el ministro. 

También subrayó la necesidad de “establecer mecanismos regulares de seguimiento, en particular mediante la creación de un tablero de mandos que nos permita identificar a tiempo los retrasos y obstáculos”. 

Afirmó que Marruecos apoyaba las propuestas del presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, en particular la convocatoria de una cumbre extraordinaria en Abiyán “para profundizar en el compromiso de los dirigentes africanos y aumentar la apropiación, la concienciación y la visibilidad del segundo plan decenal de la Agenda 2063”. 

En la cumbre de la UA, Marruecos rindió homenaje a Ouattara, por sus incansables esfuerzos en la defensa, implicación y consecución de las aspiraciones y objetivos estratégicos de la Agenda 2063 de la UA. 

En un discurso en conmemoración del 48º aniversario de la Marcha Verde, el rey Mohamed VI anunció este mes que la fachada atlántica es la puerta de Marruecos a África y su ventana al mundo. 

Como tal, prosiguió el Rey, el objetivo de Marruecos es transformar esta región en un centro de comunicación humana, de integración económica, así como de compatibilidad continental e internacional. 

A lo largo de su discurso, recordó las dimensiones civiles, política, económica y diplomática de su visión de la posición de Marruecos en la escena mundial, especialmente su compromiso con la prosperidad africana y su creciente liderazgo panafricano.

En su opinión, la consolidación de la identidad africana de Marruecos pasa por la demostración de su compromiso inquebrantable con el avance de la paz, la estabilidad y la prosperidad en todo el continente. 

Al hacerlo, el país norteafricano no sólo refuerza su afiliación al continente, sino que también, y lo que es más importante, ayuda a desmantelar todas las acusaciones y conspiraciones dirigidas a cuestionar los fundamentos de la identidad africana y el pedigrí panafricano de Marruecos.