Rabat impone diez días de cuarentena a los viajeros procedentes de estos tres países a tenor de los últimos datos de la COVID-19

Marruecos incorpora a España, Francia y Portugal a la lista ‘B’ de los países con peor manejo de la pandemia

PHOTO/AP - Un policía revisa el pasaporte de un viajero en el aeropuerto internacional Mohammed V en Casablanca

Marruecos ha incluido este lunes a España, Francia y Portugal en la lista de “zonas de alto riesgo” por la situación de la COVID-19, según el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí. Por lo tanto, los visitantes que lleguen al país sin haber recibido la pauta completa a partir del próximo 13 de julio deberán guardar una cuarentena de 10 días.

Todos viajeros procedentes de estos tres países deberán presentar, además, una PCR negativa realizada 48 horas antes de ingresar en Marruecos y obtener una autorización excepcional para viajar. Asimismo, los visitantes se realizarán una nueva prueba al noveno día para poder abandonar el protocolo de aislamiento. 

Los que hayan recibido las dos dosis tan solo necesitarán presentar un certificado de vacunación y la prueba correspondiente, dejando atrás el período de cuarentena. Mientras que los menores de 11 años quedan exentos de presentar la PCR estipulada para el resto de las franjas de edad.

Pasajeros suben a un vuelo de Royal Air Maroc, en el aeropuerto de Burdeos AFP/MEHDI FEDOUACH

Hasta el momento, la tríada había formado parte de la lista ‘A’, una nómina conformada por aquellos países que mantienen controlada la incidencia del virus y registran indicadores positivos, “en particular con la propagación de las variantes”, según el criterio establecido por las autoridades marroquíes en base a las recomendaciones de la OMS. 

Sin embargo, los tres han sido los únicos en ser relegados de la primera a la segunda lista, denominada como la lista ‘B’. Esta a su vez está integrada por aquellos países con peor manejo de la pandemia o que presentan “una dispersión de variantes o la ausencia de estadísticas precisas”, según el Ministerio de Sanidad marroquí.

Más allá de sus vecinos directos, España comparte lista con una extensa nómina de 78 países, entre los que se encuentran Argelia, Egipto, los Emiratos Árabes Unidos, Irán, Irak, Siria y Yemen.

Ferry en Marruecos PHOTO/AFP

El aumento exponencial de los contagios en los tres países, en su mayoría sobre la población joven, ha servido como justificación para Rabat a la hora de acometer la medida.

Marruecos suspendió por segundo año consecutivo la operación Paso del Estrecho desde los puertos españoles, alegando motivos epidemiológicos. Aunque el Reino activó los puertos francés e italiano de Sète y Génova para facilitar la denominada operación Marhaba, esto es, el retorno de los ciudadanos marroquíes residentes en el viejo continente.

La decisión, enmarcada en las fricciones entre Rabat y Madrid por la acogida hospitalaria del líder del Frente Polisario en Logroño sin el conocimiento de las autoridades marroquíes, provocó un fuerte impacto para el sector de la hostelería y turismo nacional, focalizado en el sur de la Península, dependiente del flujo de viajeros durante el periodo estival que atraviesan el Estrecho.

Brahim Ghali, secretario general del Polisario y presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática AFP/ RYAD KRAMDI

Los motivos proporcionados por Marruecos guardan relación con el protocolo de seguridad sanitaria. Para Rabat, las embarcaciones que trasladen a visitantes deben estar equipadas con material especial y consideran que no es factible equipar los barcos con laboratorios en trayectos cortos como pueden ser los procedentes desde España.

Entre los puertos españoles afectados por la medida se encuentran el de Algeciras, Tarifa, Motril, Málaga, Almería y Ceuta. Aunque esta decisión también ha perjudicado a los ciudadanos marroquíes asiduos a llegar hasta Marruecos a través de España, ya que deben buscar rutas alternativas y, por norma general, más costosas pese a los anuncios de Mohamed VI del abaratamiento de los precios.

Recientemente, el Ministerio de Equipamiento, Transporte y Logística de Marruecos anunció la apertura de la línea marítima que une Tánger y Portimão. De esta forma, el puerto luso se sumaba a sus homólogos de Sète y Génova, y pasaba a ser la mejor opción para la población marroquí que solía cruzar por el sur de España. 

Sin embargo, las autoridades marroquíes decidieron cancelar el tránsito de visitantes la semana pasada a tenor del aumento de los contagios en Portugal. Antes de la cancelación, la ruta tampoco habría llegado a estar operativa.

En cualquier caso, aquellos que opten por regresar a Marruecos en los próximos meses vía marítima deberán presentar una prueba PCR negativa en el embarque y se someterán a una segunda a bordo para “garantizar la máxima seguridad sanitaria para ellos y sus familiares”.

el rey de Marruecos, Mohammed VI, a la derecha, recibe la vacuna COVID-19  PHOTO/PALACIO REAL DE MARRUECOS via AP
Coronavirus en Marruecos

Desde el inicio de la pandemia, el reino alauí contabiliza más de 542.000 casos, 1.057 registrados durante las últimas 24 horas. A su vez, han fallecido 9.369 marroquíes, nueve de ellos en la jornada de ayer. Además, la detección de la variante Delta en varios puntos del país preocupa a las autoridades sanitarias.

Rabat lanzó en enero una campaña masiva de vacunación para inmunizar al 80% de sus más de 36 millones de habitantes. Hasta la fecha, ascienden a 19,6 las millones de dosis administradas y los ciudadanos con la pauta completa superan los 9 millones. La cuota de inmunizados alcanza, por tanto, el 25% con las vacunas de Sinopharm y AstraZeneca.

En este contexto, la farmacéutica marroquí Sothema acordó la semana pasada la producción de 5 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 en Marruecos en el “corto plazo” con la gigante asiática Sinopharm, en un evento presidido por el rey Mohamed VI.

Los planes del monarca pasan por “promover la autosuficiencia del Reino y convertir a Marruecos en una plataforma de biotecnología importante en el continente africano y en el mundo en el ámbito de la industria”, trasladó la agencia de noticias MAP.

El acuerdo afianza al reino alauí como líder en el combate contra la pandemia en África. Marruecos es el país con más dosis inoculadas y en el primero que producirá vacunas en el continente. Mientras, el país norteafricano sigue blindándose contra la COVID-19.