75º aniversario del Desembarco de Normandía

 -  

EFE/Atalayar

Pie de foto: Veteranos de la Segunda Guerra Mundial asisten a la ceremonia franco-estadounidense en el Cementerio y Memorial de Normandía en Colleville sur Mer, Normandía, al noroeste de Francia, el 6 de junio de 2019. AFP/MANDEL NGAN

El 6 de junio de 1944 el mundo cambió de trayecto con el Desembarco de Normandía, el Día-D, que supuso el principio del fin de la II Guerra Mundial. Ese día se produjo la mayor invasión militar aliada, cuando fuerzas del Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Francia atacaron a la Alemania nazi en la costa del norte de Francia. El despliegue militar, en la llamada "Operación Overlord", marcó el comienzo de la campaña para liberar a la Europa ocupada por el Ejército de la Alemania nazi.

En las mismas costas de Normandía que hace 75 años hollaron 130.000 hombres para derrotar a la Alemania nazi, los líderes de los países aliados en el desembarco trataron este 6 de junio de reanimar una alianza que vive uno de sus momentos más bajos. Occidente intenta cerrar filas en un momento de crecientes grietas, especialmente a causa del "Brexit", de la polémica presidencia de Donald Trump y con las relaciones transatlánticas en el punto más débil desde ese momento. 

Pie de foto: Una foto tomada en el Cementerio y Memorial Americano de Normandía en Colleville sur Mer, Normandía, noroeste de Francia, el 6 de junio de 2019. AFP/DAMIEN MEYER

El llamado Día-D supuso el desembarco de decenas de miles de fuerzas en cinco playas distintas de Normandía. La operación había sido meticulosamente planificada un año antes. La fecha original era el 5 de junio de 1944 pero fue retrasada 24 horas por el mal tiempo. Tropas aerotransportadas llegaron detrás de la línea enemiga mientras miles de barcos partieron para centrarse en el principal ataque, en tanto que los mandos nazis, que sí esperaban la invasión, pensaban que tendría lugar en otra zona de la costa. Playas como Omaha, Juno o Utah han pasado al imaginario colectivo como escenarios de la lucha por la libertad.

Unos 7.000 barcos tomaron parte, encargados de llevar 156.000 hombres y 10.000 vehículos a las cinco playas cuidadosamente seleccionadas de las costas de Normandía. Los desembarcos, según los historiadores, no hubieran sido posibles sin el apoyo de las fuerzas aérea y naval, aunque en el Día-D unos 4.400 combatientes de las fuerzas aliadas perdieron la vida y unos 9.000 resultaron heridos. El comienzo de la liberación no fue fácil dada la resistencia alemana pero los aliados liberaron París dos meses después, a finales de agosto de 1944. 

Líderes de todo el mundo se han congregado para celebrar el aniversario del desembarco de Normandía ayer en Reino Unido y el jueves en Francia. El miércoles 5, en Portmouth, sur de Inglaterra, la reina Isabel II, jefa del Estado británico, presidió la conmemoración, en la que estuvieron líderes como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump; el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, entre otros. Portmouth es la ciudad portuaria que fue uno de los puntos de embarque clave para muchos de los barcos militares de los aliados en la jornada histórica conocida como "Día D". Alrededor de 300 veteranos de la II Guerra Mundial fueron homenajeados en la ceremonia. 

Pie de foto: El presidente francés Emmanuel Macron y la primera ministra británica Theresa May colocaron una corona de flores en la primera piedra conmemorativa de un monumento conmemorativo británico durante una ceremonia franco-británica en Ver-Sur-Mer. REUTERS/PHILIPPE WOJAZER

Este jueves, el presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May, abrieron las conmemoraciones con una ceremonia en el memorial británico de la localidad de Ver-sur-Mer. Pese a que el acto se realizó en Francia, May hizo de anfitriona del encuentro para simbolizar la vinculación con el Reino Unido de las 20 hectáreas del memorial, y fue quien recibió a Macron.

El acto principal de las conmemoraciones fue en el Cementerio y Memorial de Normandía en Colleville sur Mer, Normandía. "A todos nuestros amigos y socios: nuestra preciada alianza se forjó en el calor de la batalla, se puso a prueba en las dificultades de la guerra y se demostró en las bendiciones de la paz. Nuestro vínculo es irrompible", dijo Trump durante el acto. 

Pie de foto: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente francés, Emmanuel Macron, en el cementerio estadounidense de Colleville sur Mer en Normandía, Francia, el 6 de junio de 2019.  REUTERS/CARLOS BARRIA

A falta de referentes actuales que puedan servir de pegamento en horas bajas, las conmemoraciones se centraron en los veteranos del desembarco. En primer lugar, por una mera cuestión práctica: es posible que este sea el último aniversario redondo para muchos, por lo que se ha querido poner el foco sobre ellos para no dejar pasar la oportunidad. Y, en segundo lugar, porque los veteranos simbolizan precisamente otra era, la de una entente mundial por la libertad y la democracia, en la que es agradecido mirarse y buscar ejemplo.