Abu Dhabi, una ventana a la energía del futuro

El Congreso Mundial de la Energía ha puesto de relieve la toma de conciencia global sobre la necesidad de fomentar fuentes de energía sostenibles y diversificadas.
Congreso Energia_Abu Dhabi

AFP/KARIM SAHIB  -   El Congreso Mundial de la Energía ha puesto de relieve la toma de conciencia global sobre la necesidad de fomentar fuentes de energía sostenibles y diversificadas.

‘Energía para la prosperidad’. Este es el lema con que la organización del Congreso Mundial de la Energía ha decidido acompañar la última edición del encuentro, celebrada en Abu Dhabi. Los ojos del mundo de la energía han estado pendientes de la capital emiratí, convertida en el centro neurálgico del sector a nivel global. Descrito como el más ambicioso de la historia, el ciclo de conferencias, celebrado entre los días 9 y 12 de septiembre, ha cubierto todas las vertientes y especialidades del panorama energético, desde las innovaciones en las tecnologías de explotación a los desafíos que plantea el empleo de combustibles fósiles en el futuro.

El Congreso es el más importante del mundo en materia de energía. Se organiza cada tres años en el marco del Consejo Mundial de la Energía. Desde sus inicios tras la Primera Guerra Mundial, ha sido un referente por la amplitud de su enfoque y la riqueza de los debates que se han generado en su seno. La edición celebrada este mes de septiembre, la vigesimocuarta, no ha decepcionado. El ciclo de ponencias se ha caracterizado por su apertura a empresas emergentes; al mismo tiempo, ha fomentado el trabajo conjunto y los acuerdos entre entidades privadas y otras del sector público.

David_Energia
AFP/KARIM SAHIB - Younghoon David Kim, presidente del Consejo Mundial de la Energía (CME), ha hecho hincapié en la necesidad de lograr un crecimiento “sostenible y resiliente”.

Emiratos Árabes Unidos, en tanto que anfitriona de los eventos, ha desempeñado un papel preponderante a lo largo de los cuatro días de ponencias. El Congreso ha contado con el partenariado de numerosos organismos estatales, como la petrolera ADNOC y la Autoridad de Electricidad y Aguas de Dubái (DEWA). Suhail al-Mazruoei, ministro de Energía e Industria del país, ha sido maestro de ceremonias de los principales actos, como la ceremonia de inauguración y de clausura. Ha estado acompañado bajo los focos por el surcoreano Younghoon David Kim, presidente del Consejo Mundial de la Energía.

La ceremonia de clausura, celebrada el jueves 12, ha resumido fielmente el espíritu general de las conferencias, basado en la sostenibilidad, la eficiencia y la innovación. En una de las últimas intervenciones, el responsable de organización del Congreso, Matar al-Neyadi, ha declarado: “La responsabilidad no tiene fecha límite. La demanda de energía crece. […] Debemos explorar todas las formas de energía y encontrar una nueva manera de frenar el cambio climático. Debemos ser audaces y no tener miedo a medida que el futuro se desarrolle ante nosotros”. Kim, por su parte, se ha mostrado particularmente complacido por la gran afluencia de startups que han respondido a la llamada de la organización. El ministro emiratí Al-Mazrouei ha sido el encargado de cerrar el Congreso con unas palabras de satisfacción sobre el desarrollo de las actividades: “Hemos asistido a una interacción sana entre los jóvenes que nos inspiran y los emprendedores, junto con las empresas industriales, y hemos aprendido mucho como legisladores”.

Oro negro y poder

Los grandes discursos han puesto el colofón a una semana intensa. Inevitablemente, los combustibles fósiles han disfrutado de un espacio de gran relevancia en el programa del Congreso. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (la OPEP) ha tomado parte en diversas conferencias y también en encuentros bilaterales. Sus reuniones han estado marcadas por la renovada pujanza de Estados Unidos en el sector y por el riesgo de recesión global. 

Emiratos_Energia
AFP/KARIM SAHIB - Dan Brouillette, representante de la Administración de EEUU, ha sido uno de los nombres propios del Congreso al subrayar las nuevas posibilidades que se le abren a su país. 

El secretario general de la organización Mohammed Barkindo ha querido dotar a las reuniones de una nota de optimismo, con la voluntad de no generar alarmas por la situación de la economía. Sin embargo, el ministro ruso de Energía, Alexander Novak, uno de los más influyentes del grupo, se ha mostrado algo más pesimista. Ha dejado entrever su preocupación por la desaceleración en el crecimiento de los países, que tiene incidencia en los precios del crudo, así como en el poder adquisitivo de los consumidores. 

Las preocupaciones manifestadas por Novak no son baladíes. En efecto, es probable que los combustibles fósiles necesiten un gran volumen de inversión en los próximos meses -y años- para mantener su pujanza en el mercado global de la energía. Según Sultan Ahmad al-Jaber, presidente de la petrolera estatal emiratí ADNOC, afirmó, en su intervención durante la ceremonia inaugural, que la industria del petróleo y el gas natural en la esfera internacional una inyección de 11.000 millones de dólares para afrontar sus gastos. 

De la mano de los hidrocarburos, las relaciones políticas entre las grandes potencias han permeado la actividad de los líderes invitados al Congreso. En paralelo a las conferencias más estrictamente técnicas, los jefes de Estado, ministros, delegados y otras autoridades presentes en Abu Dhabi han mantenido pequeñas conversaciones bilaterales. Estados Unidos, Arabia Saudí, Rusia y los propios organizadores han sido los estados cuyos encuentros han ganado una mayor trascendencia.

Abdulaziz bin Salman
REUTERS/SATISH KUMAR - El príncipe Abdulaziz bin Salman ha estrenado su cargo de ministro de Energía de Arabia Saudí en el Congreso.

El gigante americano ha puesto el foco en la región de Oriente Medio, rica en combustibles fósiles. En términos de geopolítica, frenar la influencia de Irán es una de las prioridades de la actual Administración de Washington. La acción de la delegación estadounidense durante el Congreso se ha encaminado en esta dirección.

El representante del país en Abu Dhabi ha sido Dan Brouillette, secretario adjunto del Departamento de Energía de la Casa Blanca. Ha dejado clara la intención de su Ejecutivo de explorar nuevas vías de suministro energético con territorios como Jordania y, especialmente, Irak, en un intento de reducir el peso de las importaciones iraníes en dichos países.

El protagonismo de los países asiáticos en conjunto ha sido doble, dado que, aprovechando el Congreso, ha tenido lugar la Mesa Redonda Ministerial de la Energía de Asia, con EAU e India ejerciendo de coanfitriones.
 

Energy
AFP/KARIM SAHIB - Amin Nasser, CEO de Saudi Aramco, tiene intención de que la compañía salga a bolsa también fuera de su país.
Nucleares en el desierto

El uranio ha aparecido como una alternativa al consumo de combustibles fósiles. La zona del golfo pérsico podría convertirse en un nuevo polo de desarrollo de la energía nuclear. Arabia Saudí y EAU han promovido acuerdos -o, al menos, han iniciado debates- para el empleo de este tipo de energía con fines pacíficos. Estados Unidos ha demostrado su buena sintonía con Riad, aliado primordial en el área y uno de los grandes rivales de Teherán. Brouillette se ha mostrado abierto a apoyar, eventualmente, tratados internacionales que autoricen a Riad a aplicar la energía nuclear con fines pacíficos en el contexto del Organismo Internacional de Energía Atómica. 

Emiratos, por su parte, ha estrechado lazos con Rusia. Ambos países han formalizado la renovación de un memorando de entendimiento a través del cual la potencia eslava envía uranio al país árabe para su explotación. El Congreso ha servido, además, como escaparate para presentar al mundo la nueva central de Barakah, la primera de que dispondrá EAU. Aún se encuentra en proceso de construcción y licitación, pero se prevé que, a pleno rendimiento, cubra un porcentaje destacado de las necesidades energéticas del territorio.

Igualmente, se ha lanzado la iniciativa ‘E-Fusion’, que conecta los proyectos nucleares emiratíes -y, en particular, la planta de Barakah- con los proveedores de materia prima franceses.

Congreso Energia
AFP/ KARIM SAHIB - Barkindo se ha inclinado por que la OPEP sea algo más inclusiva. 
Renovables como camino para el futuro

Recientemente, los dirigentes saudíes han dado pasos para diversificar su mix energético y reducir su dependencia del petróleo. En el curso del Congreso, Amin H. Nasser, presidente de la petrolera estatal Saudi Aramco, ha manifestado su intención de que la compañía cotice en bolsa lo más pronto posible, lo que aumentaría las fuentes de financiación del reino. Estos ingresos podrían reinvertirse en la búsqueda de nuevos recursos. 

De igual modo ha obrado EAU a través del ministro Al-Mazrouei, así como de otros oradores de alto nivel. Los representantes oficiales han dejado clara la voluntad de su país de apostar por fuentes de energía que dejen una menor huella de carbono en el medio ambiente. En esa línea se ha expresado también el organizador al-Neyadi durante los actos del último día; ha reconocido, sin embargo, que las intenciones han de ser complementadas con estímulo, inversión y, no menos importante, tiempo para que sean efectivas.

Algunos acuerdos concretos en materia de renovables han sido, no obstante, alcanzados. Emiratos ha firmado un memorando de entendimiento con España para la cooperación en investigación y desarrollo de tecnologías eficientes aplicables a la explotación de recursos renovables. Además, las empresas emiratíes se han interesado notablemente en nuevos proyectos en otras partes del mundo, como la gran central fotovoltaica que Colombia planea construir en los próximos meses.

Congreso Energia
AFP/KARIM SAHIB - El ministro de Petróleo de la India Dharmendra Pradhan (C), junto al ministro de Energía de EAU, Suhail al-Mazrouei (R), han presidido la Mesa Ministerial de la Energía de Asia. 
Nuevos modelos de negocio

La innovación, uno de los descriptores más repetidos a lo largo del Congreso, no se aplica solamente a la cuestión de qué recursos naturales son utilizados, sino también a las formas de extraerlos, transformarlos en energía, distribuirla y consumirla. Es en este apartado donde el sector privado ha planteado sus aportaciones más novedosas y aprovechables. Alrededor de la agenda gubernamental, las instalaciones de Abu Dhabi han acogido numerosas conferencias acerca de los nuevos modelos de negocio que, poco a poco, se van haciendo un hueco en las industrias de la energía. 

Dichas ponencias, especialmente en el día de cierre de los eventos, han contado con la presencia de directivos de una gran cantidad de empresas emergentes de todo el mundo. Dado el enfoque holístico del Congreso, el campo de especialidad de las compañías ha sido muy diverso; desde la gestión de grupos humanos, a la distribución de servicios, pasando por productoras de bienes de equipo. 

Uno de los planteamientos más aplaudidos ha radicado en la introducción progresiva del blockchain como modelo de distribución. Tal dinámica de trabajo permitiría la transmisión de energía al consumidor con menos intermediarios, de modo que sería más seguro y transparente de cara a los ciudadanos.