AIE: La demanda energética en África aumentará un 60% en 2040 si nada cambia

La Agencia Internacional de la Energía afirma que si se aprovecharan los recursos naturales del continente se podrían cubrir las demandas de una economía africana cuatro veces superior a la actual
Vista aérea de la central solar Noor 3 de Marruecos, en Ouarzazate, en el centro de Marruecos

PHOTO/AP  -   Vista aérea de la central solar Noor 3 de Marruecos, en Ouarzazate, en el centro de Marruecos

La demanda energética en África aumentará un 60% en el horizonte de 2040 con las políticas y los planes actuales, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), y aun así 530 millones de personas seguirán privadas de acceso a la electricidad, frente a los 600 millones actualmente. En un informe de prospectiva sobre ese continente, la AIE afirma que si se aprovecharan los recursos naturales que hay en África, en particular las energías renovables, así como los avances tecnológicos, con un incremento limitado al 50 % de la energía en ese horizonte se podrían cubrir las demandas de una economía africana cuatro veces superior a la actual.

"El futuro energético de África no está predeterminado", subraya la organización, que insiste en que eso se podría conseguir sacando partido del "enorme potencial" de la energía solar, eólica, del gas natural y de medidas de eficiencia energética. Su director general, Fatih Birol, indica, por ejemplo, que los recursos solares en África son los mayores del planeta, pero la capacidad fotovoltaica instalada allí ahora es únicamente de 5 gigavatios, lo que representa menos del 1% mundial. Para la agencia, que representa a los grandes países consumidores de energía miembros de la OCDE, si se pusiera énfasis en tecnologías energéticas limpias, la solar fotovoltaica podría convertirse en la principal fuente de generación de electricidad en términos de capacidad instalada para 2040.

También el gas debería tener un papel importante para el desarrollo industrial del continente, por la flexibilidad que ofrece para la producción de electricidad. Sobre todo teniendo en cuenta los recursos disponibles allí, ya que en la última década más del 40 % de los yacimientos de gas descubiertos en el mundo estaban en África. Birol hace notar que aunque África únicamente ha sido responsable hasta ahora de alrededor del 2 % de las emisiones de dióxido de carbono vinculadas a la energía, sus ecosistemas sufren "desproporcionadamente" los efectos del cambio climático. Y que aunque su economía debe crecer rápidamente en las dos próximas décadas, ese porcentaje para 2040 no habrá subido más que al 3% si se mantienen las políticas y los planes actuales.

La AIE recuerda que se prevé que la población urbana en África aumente en unos 600 millones de personas en ese periodo, lo que sería un incremento superior al que se produjo en las dos décadas de mayor explosión económica y demográfica en China. Se espera que la población africana supere los 2.000 millones de personas antes de 2040 y que su progresión sea la mitad del aumento global.