Alemania anuncia una inversión millonaria en la economía verde

La coalición de Angela Merkel logra pactar su ambicioso programa de medidas contra la crisis climática, tras largas negociaciones, con un coste total de 54.000 millones de euros en inversiones en energía, transporte, construcción e innovación y de
Merkel_Plan climático_

PHOTO/MICHAEL KAPPLER  -   La canciller alemana Angela Merkel habla durante una sesión del Bundestag sobre el debate presupuestario, el 11 de septiembre de 2019.

Los números de la economía alemana preocupan a muchos tras conocerse la contracción del PIB germano en un 0,1% en el segundo trimestre. Con los datos presente, el país no pierde la visión de largo plazo en lo que quiere que sean los pilares de su economía y está decidido a actuar sobre ello. Así quedó expuesto con el paquete económico de medidas contras la crisis climática presentada el mismo día de las huelgas y protestas masivas en todas las esquinas del mundo, contra el cambio climático y en defensa del medio ambiente.

Por ello, Angela Merkel, la canciller alemana, ha impulsado un ambicioso plan climático, dirigido hacia una economía verde, una ley de cambio climático con la que prevé movilizar 54.000 millones para combatir la crisis climática. El viernes, los líderes de  la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD), los partidos de la coalición gubernamental, acordaron la estrategia para combatir el cambio climático y un paquete de protección climática que presentaron en el llamado "Consejo de Ministros del Clima" del viernes. 

Alemania_Economía_CIima
AFP/INA FASSBENDER - Una turbina eólica frente a una central eléctrica de carbón del gigante energético alemán RWE, cerca de Niederaussem, en el oeste de Alemania.

Merkel presentó este paquete de 70 medidas de cara a la cumbre de líderes convocada para el lunes próximo por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para abordar la crisis climática. Para lograr el objetivo de cumplir con los compromisos de reducción de emisiones de CO2 para 2030, la Administración contempla  desde medidas fiscales a incentivos para las inversiones a empresas que apuesten por la economía verde.

El plan para la lucha contra el cambio climático contempla inversiones de hasta 54.000 millones de euros en inversiones en energía, transporte, construcción e innovación y desarrollo. De todas maneras, el gobierno de Merkel no considera apartarse del objetivo del déficit, lo que ha sido la máxima directriz en materia de Finanzas de los sucesivos ejecutivos de la canciller. 

Alemania logró cumplir los objetivos climáticos en 2010, pero ha admitido que no le será posible hacerlo con los de 2020, por lo que ahora la meta está fijada en conseguirlo hasta 2030. El objetivo es alcanzar para 2030 una reducción del 55 % de las emisiones de CO2 (con respecto a 1990), en línea con lo acordado dentro de la Unión Europea, después de que Alemania no vaya a lograr cumplir con la reducción del 40 % para 2020. A partir de 2025, las calefacciones de aceite combustible estarán prohibidas. Quien cambie las calderas antiguas por modelos más ecológicos obtendrá un reembolso de hasta un 40 por ciento de los costos totales, recoge Deutsche Welle. 

Economía_Alemania_Clima_Crisis_Plan
PHOTO/BERND VON JUTRCZENKA  - Olaf Scholz, ministro alemán de Finanzas.

El transporte, la agricultura o la vivienda son algunos de los sectores que se verán afectados por el paquete de medidas con el que Alemania quiere convertirse en toda una referencia en la lucha contra el cambio climático, sin duda, una de las grandes apuestas del ejecutivo de coalición.

"En cuanto a las medidas para reducir las emisiones de CO2 producidas por el tráfico automotor, la coalición alemana de gobierno acordó un aumento del precio de los combustibles para disminuir las emisiones de CO2 en el tráfico automotor y en la construcción. El puntapié inicial será dado en 2021, en un comienzo con un aumento de precios moderado. A partir de 2021, los precios para la gasolina y el diésel aumentarán 3 céntimos, y hasta 2026, 10 céntimos", según el diario Deutsche Welle. 

En su reciente discurso ante el Bundestag, el Parlamento alemán, la canciller aludió a dos grandes desafíos clave para garantizar la sostenibilidad y el bienestar en el futuro: la protección del clima y la digitalización. Se trata de decidir "si queremos asumir el riesgo de decir que (la crisis climática) no es culpa del hombre y de que igual todo pasa, o de si somos de la opinión de que hay evidencias suficientes de que el ser humano algo tiene que ver y de que estamos obligados a actuar de cara a las futuras generaciones", dijo.

Economía_Alemania_Clima
AFP/JOHN MACDOUGALL - La energía eólica es un pilar clave en el ambicioso plan de transición de energías renovables de Alemania

Merkel aseguró que para abordar la crisis climática "apostamos por la innovación, la investigación, la confianza de que hallaremos soluciones técnicas, todo sobre la base de los mecanismos de la economía social de mercado", agregó. La protección del clima cuesta dinero, reconoció, pero no hacerlo costará aún más y "no hacer nada no es una opción", instó.

La lucha contra la crisis climática es "tarea prioritaria" del gobierno de coalición para la presente legislatura  y su "sentido de responsabilidad" favorecerá que se llegue a "buenos acuerdos", afirmó el jueves la líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Annegret Kramp-Karrenbauer, que aspira a suceder a Merkel al frente del país. 

Las principales diferencias entre el bloque conservador y los socialdemócratas estaba en cómo acometer esa lucha, ya que la CDU/CSU favorecía un plan de incentivos millonarios para animar a las empresas a invertir en economía verde, mientras que el Partido Socialdemócrata (SPD) pretendía medidas vinculantes. Al final los partidos parecen haber llegado a un compromiso entre ambas posturas.