Argelia y Senegal protagonizarán la final de la Copa África

 -  

Raúl Redondo

Pie de foto: El delantero argelino Youcef Belaili celebra la victoria del equipo durante el partido de fútbol de semifinales de la Copa Africana de Naciones (CAN) de 2019 entre Argelia y Nigeria en el Estadio Internacional de El Cairo el 14 de julio de 2019. AFP/FADEL SENNA

Ya hay final para la Copa de África de Naciones de 2019 y los dos países clasificados son Argelia y Senegal, que se deshicieron de Nigeria y Túnez respectivamente en sus eliminatorias de semifinales disputadas en El Cairo, la capital de Egipto.

Ambos combinados nacionales han protagonizado un torneo bastante sólido y se han ganado merecidamente el derecho a jugar el último partido del campeonato, que se disputará el próximo 19 de julio en la citada urbe egipcia; todo ello tras unas buenas trayectorias marcadas por una solidez defensiva abrumadora ya que han recibido poquísimos goles en contra; uno encajado solamente por el guardameta argelino Raïs Mbolhi y dos en el caso del portero senegalés Alfred Gomis. 

En la primera semifinal disputada por turno, Senegal superó a Túnez en el estadio 30 de Junio de El Cairo por 1-0, pero ya en el tiempo de prórroga y con un autogol del defensa tunecino Dylan Bronn, en el minuto 99, el cual puso punto y final a la andadura tunecina en la competición tras un partido escaso de buen juego y lleno de errores ‘gruesos’ (incluido el autogol) en el que Túnez y Senegal fallaron incluso dos penaltis y en el que hubo polémica después de que el colegiado del encuentro señalase una última pena máxima posterior favorable también a los tunecinos, por mano de Idrissa Gueye a cinco minutos del final del encuentro, decisión de la que el árbitro se retractó inexplicablemente generando cierto estupor.

Pie de foto: Jugadores senegaleses celebran después de que el tunecino Dylan Bronn marcara un gol en propia meta durante el partido de fútbol de la semifinal de la Copa Africana de Naciones entre Senegal y Túnez, celebrado el 30 de junio en el estadio de El Cairo, Egipto, el domingo 14 de julio de 2019. AP PHOTO/HASSAN AMMAR

La selección dirigida por Aliou Cissé, que partía como gran favorito antes del partido gracias al concurso de grandes figuras como los delanteros Sadio Mané y M’Baye Niang o como el central Kalidou Koulibaly, empezó bien el duelo, superando a una agazapada Túnez; pero con la llegada de ocasiones a cuentagotas, una de ellas del central del Nápoles Koulibaly con un duro disparo. A medida que avanzaba la primera parte se estabilizó más el juego y Senegal echaba en falta una mayor aportación de Mané; aunque el delantero estrella del Liverpool tuvo una gran opción al filo del descanso tras regatear al portero Mouez Hassen y enviar el balón contra el lateral de la red.

Túnez no lograba generar peligro, aunque sí causó inquietud en las filas rivales con un posible penalti por derribo de Kouyaté a Yassine Khenissi, que finalmente el colegiado no estimó como tal.

Ya en el comienzo del segundo acto, Túnez volvió a asustar a la meta senegalesa con una peligrosa ocasión para Khenissi, quien se quedó solo ante el portero, pero acabó marrando finalmente la ocasión con un disparo que salió demasiado alto. A Senegal le entró el miedo y la segunda mitad discurrió con un nivel de juego muy bajo que solo fue sacudido por el penalti errado por el equipo dirigido por Maher Kanzari, señalado tras mano de Koulibaly. En el lanzamiento de la pena máxima el guardameta Alfred Gomis adivinó el lanzamiento de Ferjani Sassi para salvar a los ‘Leones de Teranga’.

Esto supuso un punto de inflexión para los senegaleses, quienes se agarraron de nuevo al partido y gozaron de un nuevo penalti, que también fallaron en la figura de Henri Saivet, cuyo disparo desde los once metros fue detenido por el guardameta Hassen. Tras este error, llegó una ocasión final del propio Saivet, que no pudo materializar, enviando así el partido a una prórroga que quedó marcada por las imprecisiones y las idas y venidas y que, precisamente, se resolvió con el error de Bronn, que perforó su propia portería con un rechace tras un centro lateral, dando finalmente el pase de manera involuntaria a Senegal.  

Pie de foto: El argelino Ismael Bennacer (C) lucha por el balón contra el nigeriano Wilfred Ndidi (L) y Kenneth Omeruo durante el partido de semifinales de la Copa Africana de Naciones 2019 entre Argelia y Nigeria en el Estadio Internacional de El Cairo. PHOTO/OLIVER WEIKEN

Argelia también a la final

Argelia será el rival de Senegal en la final después de superar a Nigeria en la siguiente semifinal disputada en el estadio internacional de El Cairo, gracias a un postrero gol de libre directo de Mahrez. La selección dirigida por Djamel Belmadi venía siendo la que mejor fútbol estaba desplegando, con fiabilidad defensiva y gusto por el buen toque y la búsqueda de la portería rival, y empezó el partido ante las ‘águilas verdes’ dominando y buscando la meta rival, aunque sin acierto y con una estrella que seguía ausente, como en los partidos precedentes, Riyad Mahrez. El jugador del Manchester City no estaba brillando ni mucho menos durante el torneo, pero sí pudo poner broche de oro a la semifinal con un disparo de falta directa ajustado al poste por alto que batió al meta Daniel Akpeyi. 

Tras un inicio consistente, llegó la clara ocasión en el minuto 15 de Youcef Belaili, quien no pudo dirigir su remate en el área cuando el portero nigeriano estaba batido. Después de esta opción se intensificó el dominio argelino, a lo que Nigeria solamente oponía la acumulación de defensas y alguna que otra salida a la contra sin consecuencias, buscando a Ahmed Musa, Odion Ighalo o Alex Iwobi. En el ecuador de la primera mitad llegó otra clara ocasión para los ‘zorros del desierto’ en la que finalmente Akpeyi salvó el mano a mano ante el punta argelino Baghdad Bounedjah. 

El equipo nigeriano, dirigido desde el banquillo por el alemán Gernot Rohr, aguantaba las acometidas rivales hasta que William Ekong marcó en propia meta tras un centro desde el costado derecho de Mahrez, lo que significó el momentáneo 1-0. Curiosamente, tras el primer tanto, Argelia decidió replegar más y no dominar tanto el balón en campo contrario y Nigeria adelantó líneas, lo que le posibilitó llegar con más facilidad a la puerta contraria. En uno de esos avances llegó el penalti cometido por mano de Aissa Mandi, el cual fue decretado tras ser revisado por el videoarbitraje (VAR) y convertido por Ighalo, poniendo las tablas en el marcador.

Tras este tanto en el minuto 72, parecía que todo iba encaminado hacia una nueva prórroga en las semifinales, pero llegó la jugada decisiva del encuentro; cuando en una caída en la frontal del área el colegiado decretó libre directo, el cual fue convertido con maestría por Mahrez, quien por fin dejaba muestras de su gran clase, dando el pase a Argelia a la finalísima gracias al 2-1 en el marcador. 

Pie de foto: Clasificaciones de los partidos disputados en la Copa Africana de Naciones 2019. AFP/AFP

Disturbios en Francia

Con el pitido final y la clasificación argelina, llegó la fiesta, que se fue de las manos en Francia (país de acogida de cientos de miles de francoargelinos) y que obligó a la policía francesa a detener a 282 personas implicadas en altercados que se produjeron en diversas ciudades del país con hinchas argelinos, coincidiendo además con la celebración de la Fiesta Nacional de Francia del 14 de julio. El Ministerio del Interior precisó que la mayor parte de las detenciones se produjeron en París y que 249 de esas personas quedaron bajo custodia en comisaría.

De este modo, en la capital, miles de personas salieron a la calle para festejar la clasificación de Argelia en la final de la Copa Africana de Naciones, en particular en el barrio de los Campos Elíseos donde estuvieron mezclados con turistas que habían acudido para ver los fuegos artificiales de la Fiesta Nacional francesa. La situación degeneró de madrugada y devino en enfrentamientos con las fuerzas del orden que utilizaron gases lacrimógenos.También hubo disturbios en Lyon y en Marsella, donde ardieron varios coches, así como paradas de autobús y papeleras.