Argentina declara como grupo terrorista a Hizbulá en el 25º aniversario del atentado al AMIA

 -  

Javier García Gómez 

Pie de foto: El presidente de Argentina, Mauricio Macri, durante un acto de conmemoración del 25º aniversario de un atentado contra el centro comunitario judío de la Asociación Mutual Israelí Argentina (AMIA) en el Palacio Presidencial Casa Rosada de Buenos Aires, Argentina, el 18 de julio de 2019. AFP/AGUSTIN MARCARIAN

La República Argentina considerará al grupo Hizbulá como organización terrorista. Así lo ha decidido el presidente del país latinoamericano, Mauricio Macri, mediante tres decretos relacionados con el atentado contra la Asociación Mutual Israelí Argentina (AMIA) que cumple hoy su 25º aniversario. 

El ataque terrorista de 1994 causó la muerte a 85 personas y dejó 300 heridos, solo dos años después del atentado mediante explosivos en la Embajada de Israel en Argentina que dejó 29 víctimas mortales. Estos hechos tuvieron un impacto directo en la sociedad argentina y la judía en todo el mundo, considerado como el mayor ataque hasta la fecha contra la comunidad judía desde la Segunda Guerra Mundial. Pese a que el Gobierno argentino acusó a Hizbulá del ataque y a Irán de estar apoyándolo, no reconoció a la formación libanesa como terrorista y prefirió atenerse al listado de organizaciones terroristas elaborado en el marco de las Naciones Unidas. La nueva decisión del Gobierno de Macri supone un paso a favor de las demandas de Estados Unidos e Israel al país latinoamericano con el objetivo de presionar internacionalmente a Irán. Esta medida ha coincidido con la gira del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, que visitará Argentina en los próximos días donde realizará un homenaje a las víctimas del atentado y se sumará a la Reunión Ministerial Antiterrorismo en el Hemisferio Occidental. 

En uno de los decretos firmados por Macri se establece la creación del “Registro Público de Personas y Entidades vinculadas a actos de Terrorismo y su financiamiento” (RePET), en el que se incluirá a “toda persona humana, jurídica o entidad sobre la cual la Unidad de Información Financiera (UIF) haya ordenado el congelamiento administrativo de activos”. Así, este registro permitirá a la justicia del país congelar fondos sobre los que se tenga sospecha de lavado de dinero y conseguir información sobre nuevos atentados de manera ágil, según ha comentado Martín Casares, jefe de gabinete del Ministerio de Justicia argentino a el diario El País

Pie de foto: Imágenes de las víctimas del atentado en el centro judío de la AMIA que mató a 85 personas, en el 25º aniversario del atentado en Buenos Aires, Argentina, el jueves 18 de julio de 2019. AFP PHOTO/NOTICIAS ARGENTINAS/HUGO VILLALOBOS

Pese a que en estas medidas no se nombra a Hizbulá explícitamente,servirá como base legal para incluir a la formación libanesa en él y desplegar así todas las consecuencias jurídicas. Según avanza Casares constará en el registro, ya que “si cruzas las investigaciones judiciales y los datos de la UIF dirán que los están investigando por el atentado a la AMIA”. El año pasado la UIF congeló bienes del llamado Clan Bakart al que vinculó con Hizbulá como parte de las investigaciones realizadas en el Casino de Puerto Iguazú en la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay. 

El resto de los decretos firmados por Macri están destinados a las víctimas. Mediante estos, doce empleados de la AMIA que habían quedado fuera de los programas de indemnización podrán recibir ayudas del Gobierno; además, con estas medidas se declara el 18 de julio como día de duelo nacional. 

Netanyahu apremia a Europa a seguir los pasos de Argentina

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en una reunión el pasado domingo con una delegación de diputados franceses en su oficina en Jerusalén aseguró que “Hizbulá es la principal organización terrorista en Medio Oriente y en el mundo, y opera con terroristas en territorio europeo.”En la misma línea pidió a los presentes que “es muy importante que Francia y el resto de Europa hagan exactamente lo que hizo Argentina recientemente, o sea declarar que Hizbulá es una organización terrorista”. 

Pie de foto: Un mensaje con la leyenda "Memoria y justicia" y los nombres de las víctimas del atentado de 1994 contra el centro comunitario de la Asociación Mutual Argentino-Israelí (AMIA) se ve durante el 25 aniversario del atentado, en Buenos Aires, Argentina, el 18 de julio de 2019. REUTERS/AGUSTIN MARCARIAN

El 25º aniversario del atentado al AMIA

El 18 de julio de 1994 Argentina vivió el ataque terrorista más grande de su historia. A las 9 horas y 53 minutos de la mañana estalló una bomba en la sede de la Asociación Mutual Israelí Argentina en Buenos Aires. La explosión que se escuchó a varios kilómetros de distancia hizo caer el edificio y causó daños en los alrededores, dejando en el suelo un cráter de dos metros de profundidad. Las autoridades trabajaron dos días seguidos tratando de rescatar a las víctimas. El ataque se saldó con 85 muertes y 300 heridos, las familias de las víctimas siguen hoy buscando esclarecer los hechos a los que no paran de salirle ramificaciones. Después de veinticinco años no se ha arrestado ni juzgado a ningún sospechoso. Recientemente se ha iniciado una investigación que ha llevado a prisión al juez que llevó la causa original, Juan José Galeano, el cuál ha sido condenado a seis años de prisión por haber usado dinero público para pagar a testigos falsos con el fin de que acusaran a un grupo de policías de estar conectados al ataque; incluso el expresidente Carlos Menem o la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner estarán sentados en el banquillo acusados presuntamente de firmar un pacto para garantizar la impunidad de los agresores.