Carrie Lam anuncia el inicio del diálogo en Hong Kong

La próxima semana comenzarán las rondas de diálogo con los ciudadanos para solucionar la crisis
La directora general de Hong Kong, Carrie Lam, en la conferencia de prensa en Hong Kong, China, el 17 de septiembre de 2019

REUTERS/JORGE SILVA  -   La directora general de Hong Kong, Carrie Lam, en la conferencia de prensa en Hong Kong, China, el 17 de septiembre de 2019

La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, ha anunciado este martes que la próxima semana iniciará las mesas de diálogo con representantes de la ciudadanía para tratar de resolver el conflicto que cumple ya cien días y poner fin a la ola de manifestaciones prodemocráticas.

Lam se reunirá con "entre 100 y 200 hongkoneses" para poner en marcha un programa oficial de diálogo, explicó en una rueda de prensa, en un intento por volver a conectar con los ciudadanos y encontrar una salida a la crisis política, la más grave que ha atravesado la urbe en décadas.

El pasado 4 de septiembre, cuando anunció la retirada del polémico proyecto de ley de extradición que originó las protestas, Lam anunció también la creación de una plataforma con la que busca escuchar las preocupaciones y demandas de los ciudadanos de la ciudad.

Sin embargo, las protestas, lejos de cesar, se intensificaron el pasado fin de semana, cuando diversas escenas de violencia atestiguaron que la crisis está lejos todavía de resolverse.

"Esta es una plataforma de diálogo abierta a la que invitaremos a personas de todos los ámbitos de la vida a que vengan a expresarnos sus puntos de vista", apuntó Lam, quien desde el estallido de la crisis ha apostado por el diálogo como método resolutivo ya que "la comunicación es mucho mejor que la confrontación", dijo.

"Los problemas van mucho más allá del proyecto de ley, por lo que es importante que el Gobierno escuche e involucre a la comunidad para que comprenda mejor esos problemas", añadió la mandataria. Lam puntualizó que muchos de los problemas expresados por los ciudadanos tienen que ver con "vivienda, escasez de tierra, falta de diversidad e inclusión en la economía".