Casi un millar de yihadistas de Siria preparan su regreso a Marruecos

 -  

Redacción Atalayar
Fotos: La Policía española teme que casi un millar de yihadistas marroquíes en Siria estén preparando su regreso a Marruecos
La Policía española está en estado de alerta ante la posibilidad de que unos 800   yihadistas marroquíes que han combatido en Siria contra el régimen de Bachar al-Asad, prepararen su vuelta a Marruecos. Según la Cadena Ser, algunos de estos combatientes fueron  reclutados en España y la Policía no descarta que si regresan a Marruecos sea para cometer atentados terroristas en el norte del país, algunos contra intereses españoles. A los servicios antiterroristas les preocupa también el establecimiento de células de reclutamiento en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Algunos de estos combatientes yihadistas marroquíes  ya han vuelto a su país. La mayoría son originarios de las ciudades norteñas de Tánger, Tetuán y Castillejos. La Policía interceptó  conversaciones telefónicas de los yihadistas  en las que pedían ayuda a sus familias para regresar a Marruecos. Las llamadas telefónicas se hicieron  con teléfonos móviles  españoles para evitar el control de los servicios de seguridad marroquíes. La Policía pudo  establecer que la  vía de retorno a Marruecos  es a través de Turquía y que los yihadistas viajan con pasaportes libios. Son documentos en regla comprados en el mercado negro libio, y por eso  es muy difícil que la Policía pueda detectarlos. El  grupo a los que pertenecen supuestamente estos marroquíes se llama Harakat Sham Al Islam y está vinculado a la red Al Qaeda. Hasta hace pocos meses, según los investigadores citados por la Cadena Ser, los yihadistas reclutados en España y Marruecos  llegaban a Siria y  se integraban en dos grupos terroristas: el Frente Al Nusra y el Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL). Dos de sus líderes murieron en acciones terroristas en Siria.
 
Consulado de Bengasi
Por otra parte, según informó en una exclusiva el diario ‘The Washington Post’, un equipo de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos  capturó a Ahmed Abu Khattala, presunto jefe del ataque terrorista contra el consulado de Estados Unidos en la ciudad libia de Bengasi en 2012. En ese ataque murieron  el embajador Christopher Stevens y otros tres ciudadanos estadounidenses. La Casa Blanca difundió  un comunicado en el que el presidente Barack Obama aseguró que “todo el peso de la ley” recaerá sobre el presunto terrorista.  El 11 de septiembre de 2012 varios manifestantes se concentraron a las afueras del consulado de Estados Unidos en Bengasi  para protestar contra la  polémica película ‘La inocencia de los musulmanes’, una cinta muy crítica con el mundo islámico. Durante la protesta, varios milicianos armados atacaron la sede diplomática y le prendieron fuego. El embajador Christopher Stevens falleció a causa de la inhalación de humo.