Ceuta, puerta del terrorismo yihadista sirio

 -  

Los ocho presuntos terroristas yihadistas detenidos el pasado viernes en Ceuta, formarían  parte de una plataforma de reclutamiento que pudo enviar cincuenta yihadistas a Siria para integrar dos filiales de Al Qaeda y cometer atentados, alguno de ellos suicida, según afirmó este sábado el ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz.
 
El Ministerio del Interior difundió un vídeo que probaría que uno de los cincuenta yihadistas enviados por esta red a Siria fue el responsable de la muerte de 130 personas en un atentado suicida contra el campamento militar de Al Nairab, el 1 de junio de 2012.
 
Se trataría de Rachid Wahbi, un taxista ceutí de origen marroquí y de 33 años, que viajó a Siria con ayuda de la red desarticulada para combatir en las filas de Al Qaeda contra el régimen de Bachar Al Asad y acabó empotrando contra un cuartel el camión bomba que conducía.
 
La red desmantelada tenía dos bases de actuación, una en Ceuta -desde la que salieron una decena de yihadistas, entre ellos un menor- y otra en Marruecos. Desde allí eran enviados hasta Turquía para ser recogidos por "los facilitadores" que, bajo extremas medidas de seguridad, les llevaban a las zonas de Siria en conflicto y les ponían en contacto con dos filiales de Al Qaeda, una de ellas llamada Estados Islámicos de Irak y la otra Levante (ESIL).
 
Los integrantes de la red cruzaban continuamente la frontera entre Ceuta y Marruecos tanto para captar, reclutar y enviar yihadistas a Siria como para informar a sus familias de su situación en los campos de entrenamiento o de los fallecimientos, ya que si alguno moría en un atentado, como así consta en la investigación, se les entregaba a sus familiares el llamado testamento yihadista.
 
Con esta operación, se ha detectado también el "claro interés de Al Qaeda" por conseguir que muchos de sus militantes puedan regresar a sus países de origen (de donde salieron para combatir en zonas en conflicto) con el objeto de realizar en ellos "la yihad individual" como "lobos solitarios", por lo que también se ha podido "neutralizar" esa amenaza, destacó el ministro
 
Los ocho detenidos, todos ellos de nacionalidad española y a quienes se les intervinieron armas, munición y material de exaltación de la Yihad, han sido trasladados a Madrid donde esperan, en dependencias policiales, a ser puestos a disposición judicial el próximo lunes.