De Zidane a Feghouli

 -  

Por Chema Rubio

Foto: Argelia fue derrotada por Bélgica 2 a 1 en el partido  del Mundial de  Brasil

El primer partido de la selección de Argelia en el Mundial tuvo una repercusión más allá de la derrota 2-1 ante Bélgica. Los zorros del desierto vieron como los belgas remontaban el partido tras el primer gol de Sofiane Feghouli de penalti. Pero el gol del jugador del Valencia fue muy especial para un país que no esta acostumbrado a las fases finales de un Mundial y que en Brasil aborda su tercer campeonato mundial. En 1982, Argelia disputó el Mundial de España, venció a Alemania Occidental 2-1 y perdió contra Austria. Estuvo cerca de pasar de ronda pero el famoso 'pacto de Gijón' entre alemanes y austriacos mandó a casa a Argelia y la FIFA decidió tomar cartas en el asunto poniendo, en adelante, los últimos partidos de esa fase a la misma hora. En 1986, México fue testigo del último gol de Argelia en un Mundial. El 11 ante Irlanda del Norte lo marcó Djamel Zidane; luego, dos derrotas con Brasil y España, respectivamente, eliminaron a los norteafricanos. Desde entonces hasta el primer gol de Feghouli ante Bélgica no habían vuelto a ver puerta en una cita mundialista. En Sudáfrica, ante Eslovenia, Estados Unidos e Inglaterra, los argelinos no lograron meter un gol. Han pasado 506 minutos entre Zidane y Feghouli. 28 años entre esas dos selecciones que celebraron el gol orando y que saben que el Mundial es la culminación de un complicado trabajo entre torneo y torneo.

Para quién se haga la pregunta no hay parentesco entre Zinedine Zidane y Djamel Zidane más allá de sus orígenes argelinos. El ex del Real Madrid es de ascendencia argelina, sus padres son de la localidad cabileña de Aguemune, mientras que el segundo es de Argel. Allí, en el barrio de El Achur, tiene su escuela para enseñar a los jóvenes a divertirse con el fútbol y que puedan llegar algún día a disputar un mundial como él hizo en 1986.