Detectan en la costa de Siria el petrolero iraní buscado por Estados Unidos 

Las autoridades iraníes no revelaron quién compró la carga del Adrian Daria 1, sólo que fue vendida 
Imagen de satélite publicada por EEUU del petrolero iraní en un puerto sirio

 -   Imagen de satélite publicada por EEUU del petrolero iraní en un puerto sirio

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, publicó una imagen de satélite del petrolero iraní, perseguido por Estados Unidos frente al puerto de Tartus en Siria. La imagen que muestra al Adrian Daria a 12 millas náuticas de la base naval de Tartus, fue publicado en la cuenta de Twitter del funcionario estadounidense. Las imágenes obtenidas por la Associated Press de la compañía estadounidense de tecnología espacial Maxar Technologies este sábado también muestran al buque cerca de Tartus.

El petrolero iraní Adrian Daria 1 fue detenido durante seis semanas en el territorio británico de ultramar, Gibraltar, bajo la sospecha de que iba a ser entregado a su principal aliado árabe, Siria, en violación de las sanciones de la Unión Europea contra el régimen del dictador Bashar al-Assad. Gibraltar liberó el barco conocido anteriormente como Grace 1 el 18 de agosto, después de haber recibido garantías por escrito de que el barco no zarparía hacia países sujetos a sanciones de la Unión Europea. 
Tras su salida de Gibraltar, el petrolero iraní fue difícil de alcanzar, y los observadores informaron de que navegaba por el Mediterráneo oriental, cerca del Líbano. Esta historia es la última de las continuas tensiones entre Estados Unidos e Irán sobre el desarrollo de un acuerdo nuclear con las potencias mundiales. La salida del acuerdo nuclear por parte de Trump y la imposición de severas sanciones económicas contra Irán le han impedido vender petróleo crudo en el extranjero, que es una de las fuentes más importantes de financiación pública para la República Islámica de Irán. 


Mientras tanto, las tensiones han aumentado a través del Golfo Arábigo debido a las misteriosas explosiones en petroleros y el derribo por parte de Irán de un dron de vigilancia perteneciente a los Estados Unidos, que respondió enviando más tropas y aviones militares a la región. En su viaje desde su salida de Gibraltar, la nave apagó el sistema de identificación automática el lunes, reportó MarineTraffic.com. 
Se encontraba a unos 83 kilómetros de la costa del Líbano y Siria, en dirección norte, según su último informe. El sistema de identificación automática del buque no indica su destino después de que sus marineros a bordo lo hayan designado previamente como puertos en Grecia y Turquía. 
El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía sugirió en un momento dado que se dirigía al Líbano, lo cual fue negado por un funcionario libanés. Las acciones de Adrian Darya 1 siguen el patrón de otros barcos iraníes que apagan sus rastreadores cuando llegan a Chipre en el Mediterráneo, dijo Ranjit Raja, un analista senior de Refinitiv. Basado en el hecho de que Turquía ha dejado de tomar petróleo iraní, y Siria ha tomado históricamente alrededor de 1 millón de barriles de petróleo iraní por mes, Raja dijo que es probable que el barco deje su carga en Siria.

Según él, esto podría llevar a que el crudo se entregue en barcos más pequeños, lo que permitiría su entrega a puerto. Las autoridades iraníes no establecieron quién compró la carga de Adrian Daria 1, sólo que fue vendida. Estados Unidos, que trató de capturar al petrolero iraní, dijo en un tribunal federal que el barco pertenece a la Guardia Revolucionaria de Irán, una organización paramilitar que sólo rinde cuentas al líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei. Recientemente, los Estados Unidos declararon a la Guardia como una organización terrorista, dándole más oportunidades para confiscar sus activos. EEUU advirtió a los países que no acepten al Adrian Daria 1, que transporta 2,1 millones de barriles de crudo por valor de unos 130 millones de dólares. 
El miércoles, Estados Unidos anunció sanciones contra una red de transporte supuestamente vinculada al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán y ofreció hasta 15 millones de dólares para obtener información que pudiera perturbar sus finanzas. Según el Ministerio de Finanzas, esta primavera la red de transporte marítimo vendió más de 500 millones de dólares, principalmente en Siria. El jefe del Departamento de Estado de Estados Unidos, Brian Hook, ofreció personalmente varios millones de dólares al capitán indio de “Adrian Daria 1”, según manifestó este miércoles el Departamento de Estado.