Dos yihadistas abatidos en Bélgica planeaban atentados de envergadura

 -  

                                                                                                                    Redacción Atalayar/Agencias

Pie de foto: Miembros de la Policía belga en el lugar de los hechos en Vierviers 

Dos supuestos yihadistas han muerto y un tercero ha resultado herido de gravedad en una operación antiterrorista desarrollada en la localidad de Verviers, en la provincia belga de Lieja, según ha informado la televisión pública de ese país. Se trata de tres personas que estuvieron en Siria y que regresaron la semana pasada a Bélgica, según informa el diario 'Le Soir'. La policía belga les seguía la pista desde hace varios días.

La Fiscalía federal ha asegurado que con la amplia operación antiterrorista de hoy, que también se ha ampliado a Vilvoorde y Bruselas, "se han evitado atentados terroristas de envergadura y que iban a ser cometidos de inmediato".

Y es que en la tarde de hoy han sido varios los detenidos y al lugar de los hechos, situado a unos 120 kilómetros de la capital, han acudido diversas ambulancias. Las calles de Ecoles y Palais han sido cerradas a la circulación. Fuentes gubernamentales belgas han indicado que la operación, que comenzó hacia las 17.00 GMT, "está vinculada al yihadismo". Testigos citados por la cadena RTBF hablan de "una explosión y varios disparos" que se han prolongado durante unos diez minutos. No habría víctimas entre las fuerzas de seguridad.

Imagen eliminada.

Una actuación policial que se produce después de que la semana pasada falleciesen un total de 17 personas, además de tres terroristas, en ataques yihadistas en Francia.

La justicia belga intenta determinar si existe una relación entre Amedy Coulibaly, uno de los tres autores de los ataques de París, y un presunto traficante de armas radicado en Bélgica, ha indicado la fiscalía federal belga.

"El tema de las armas está siendo investigado", ha declarado Eric Van der Sijpt, portavoz de la fiscalía federal, al día siguiente de imputar a Neetin Karasular, residente de Charleroi, por "tráfico de armas".

Según la fiscalía, se ha establecido que Neetin Karasular, que ya tiene antecedentes, compró el vehículo de Hayat Boumeddiene, la compañera de Coulibaly que actualmente se encontraría en Siria. La fiscalía intenta ahora establecer si hay un "posible vínculo" adicional con los acontecimientos de París, ha agregado Van der Sijpt.

Relación

Neetin Karasular se presentó el martes en una comisaría en donde explicó a la policía que "los últimos meses" estuvo en contacto con Amedy Coulibaly en el marco de la compra de un vehículo. Indicó que quiso "estafar" al francés, pero por miedo, luego de los atentados de París, quiso informar a la policía.

En un registro, los investigadores encontraron en su domicilio documentos relativos a la venta del vehículo, pero también otros relacionados a una negociación sobre armas y municiones con el atacante francés. Neetin Karasular comparecerá el lunes ante un juzgado de instrucción de Charleroi que decidirá si decreta prisión preventiva.

En los documentos incautados se hace referencia a "un calibre (de arma) poco corriente, que corresponde a la pistola Tokarev que tenía en su posesión Amedy Coulibaly" cuando atacó la tienda kósher del este de París, según la agencia Belga.

Neetin Karasular "intervino como intermediario en una transacción sobre la compra de un vehículo. Y el vínculo (...) es que el vehículo que fue comprado pertenecía a la compañera de Coulibaly", ha confirmado a la televisión pública RTBF su abogado, Michel Bouchat, quien ha indicado no obstante que en el caso no se hace referencia a la compra de armas y ha calificado como "fantasías" las informaciones que sostienen que el vehículo fue intercambiado por armas.

La prensa belga también ha informado de que los autores de los atentados de París compraron parte de su arsenal en Bruselas, una información que no ha sido confirmada por las autoridades de ese país.