El conflicto entre Estados Unidos e Irán le puede costar a España más de 5.500 millones de euros

Fuerte caída de las aerolíneas en Bolsa y apenas un pequeño repunte para las petroleras
Instalaciones de Saudi Aramco

 -   Instalaciones de Saudi Aramco

El ataque a dos refinerías de Arabia Saudí ha revolucionado el mercado mundial de crudo con subidas de cerca de un 14% en el Brent -por encima de los 68 dólares/barril-, tras confirmar Riad que recortará su producción cerca de 5,7 millones de barriles diarios. Todas las multinacionales petroleras registraron alzas en la bolsa, lo contrario de lo que hicieron las principales aerolíneas. Si la tensión entre Irán y EEUU se recrudece, el petróleo podría dispararse, con un deterioro grave para las economías occidentales, España incluida, a la que le costaría 5.500 millones de euros al año.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha lanzado un mensaje de calma a los mercados en un intento de contener los precios y que los gobiernos se tranquilicen. El alto organismo ha pedido a los países de la OCDE que utilicen sus reservas de crudo para compensar los 5,7 millones de barriles diarios que Arabia Saudí dejará de exportar. Una cantidad que, si bien representa solo el 7% de la producción mundial, provoca una situación de gran incertidumbre sobre los precios internacionales por ser Riad -el segundo productor mundial tras EEUU- quien deja de exportar un 50% de su capacidad.

Efectos sobre España

Respecto a lo que pude suceder a medio plazo en las economías, todavía es demasiado pronto para aventurar los efectos que puede tener si los precios del petróleo siguen al alza. En el caso de España, importamos unos 540 millones de barriles al año y, hasta el momento, la situación era bastante positiva, ya que la media registrada hasta septiembre era de 64,52 dólares/barril, en la media de lo que el Ministerio de Economía tiene estipulado en los presupuestos.

En 2018, el precio medio del Brent fue de 71,3 dólares, cuando la cifra que se esperaba era de unos 65 dólares. El anuncio de Trump de romper el pacto nuclear con Irán provocó en mayo de 2018 que el petróleo se disparase hasta los 77 dólares y en octubre llegó a superar incluso los 81 dólares.

Las estimaciones son muy variables sobre el efecto que puede tener en la factura energética de España. Los cálculos que se hacen es que, una subida media de unos 15 dólares en el precio del petróleo le puede suponer a España un coste extra de unos 5.500 millones de dólares, equivalentes a 0,5 puntos en el PIB.

Por tanto, la situación para España va a depender mucho de lo que pueda ocurrir en el último trimestre con el petróleo. El panel de expertos de Funcas acaba de rebajar la previsión de crecimiento de la economía española al 2,2% para 2019, una décima menos que en julio pasado.

El economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, advierte, por su parte, de que la inercia de la economía española se “está desacelerando” ante la falta de medidas estructurales. Sicilia ve muy complicado que España pueda crecer más de 2% en 2020.

Lo que sí es cierto, es que el petróleo puede arrojar un problema más a las economías europeas y a la situación geopolítica internacional. Si las relaciones comerciales de China y EEUU y el Brexit son dos factores muy negativos contra el crecimiento, las tensiones entre Trump e Irán forman un cocktail explosivo para la economía global. En cuanto a las petroleras, prefieren un barril en el entorno de los 70/80 dólares porque, todo lo que suba por encima de ese tope, les afecta negativamente en otras partidas de sus resultados.

Cerca de seis millones menos de barriles

El propio gobierno de Riad ha confirmado, tras sufrir las instalaciones petrolíferas de Saudi Aramco el ataque de drones, que la producción se recortará cerca de 5,7 millones de barriles/día, equivalentes a más del 50% de la extracción el país. Los ataques han sido reivindicados por los rebeldes huthis de Yemen, aunque EEUU culpa a Irán de estar detrás. El enviado de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, ha señalado ante el Consejo de Seguridad que “no está claro” quién está detrás del doble ataque contra instalaciones petroleras de Saudi Aramco.

Los mercados del crudo reaccionaron al alza, con subidas superiores en el caso del Brent, del mar del Norte, de hasta un 13,88%, colocándose el barril en los 68,58 dólares. El pasado viernes día 13 el petróleo Brent había cerrado a 60,21 dólares. Por su parte, el West Texas Intermediate (WTI), de Estados Unidos, estuvo en el entorno de los 62,34 dólares/barril, con un aumento del 13,69%.

Subidas de las petroleras y caídas de las aerolíneas

Las cotizaciones de las petroleras registraron subidas generalizadas. Repsol llegó a contabilizar un aumento de hasta un 2%, aunque posteriormente cerró en 14,13 euros (+1,07%). Otras multinacionales como la británica BP, llegó a estar por encima de un 4%; la angloholandesa Shell (+3,13%), la estadounidense Exxon Mobil (+2,18%), la francesa Total (+2,84%) y la italiana ENI (+1,92%).

Como cabía esperar, las aerolíneas fueron las que más sufrieron el golpe del aumento del precio del barril. La británica IAG cayó un 2,14%, Lufthansa (-2,84%), Air France-KLM (-3,21%), American Airlines (-5,39%) y Delta Airlines (-2,97%).