El Estado Islámico anuncia el asesinato de otro rehén británico

 -  

Redacción Atalayar

Foto: Alan Henning, la nueva víctima del Estado Islámico.

Los terroristas del grupo yihadista Estado Islámico (EI) anunciaron el viernes por la noche a través de un vídeo el asesinato de otro rehén británico. La nueva víctima es el taxista Alan Henning, de 47 años, y se convierte en el quinto ser humano de origen occidental ejecutado por los yihadistas en esta estrategia sanguinaria que empezó con la muerte del periodista estadounidense  James Foley. Los terroristas del EI difundieron un vídeo en el que anunciaron que habían decapitado a Alan Henning, al que ya habían amenazado con asesinar en un vídeo anterior. James Foley se convirtió en el detonante de la intervención militar liderada por Estados Unidos contra objetivos del Estado Islámico en Siria e Irak. En esta intervención participan países europeos  como Francia y Reino Unido y Estados árabes como Jordania, Catar y Arabia Saudí. Después de los estadounidenses Foley y Steven Sotloff, el británico David Haines y el francés Hervé Gourdel, decapitado en la Cabilia argelina la semana pasada por el grupo denominado Soldados del Califato en Tierra de Argelia, el nombre de Henning se suma a la lista de rehenes ejecutado por los terroristas. Los yihadistas del EI habían amenazado hace tres semanas con asesinar a Henning. La represalia anunciada llega después de que la aviación británica se haya sumado a los bombardeos conjuntos contra el EI. Los servicios de inteligencia trabajan ahora para confirmar la autenticidad del vídeo. Henning, de 47 años, es un taxista de la periferia de Manchester, padre de dos hijos. Fue secuestrado hace nueve meses en Siria, cuando acompañaba al convoy de ayuda de una organización humanitaria las pasadas navidades. El Estado Islámico es un grupo terrorista que se inspira en una interpretación radical del islam y se escindió de Al Qaeda. Este grupo es aún más salvaje y violento que el movimiento creado por el difunto Osama Bin Laden. Actúa básicamente en Irak y Siria, pero intenta extenderse a otros países musulmanes y también a Europa y otras zonas del planeta.