El Gobierno de Hong Kong da por muerto el proyecto de ley de extradición

 -  

EFE/Atalayar

Pie de foto: Manifestantes derriban una barricada durante su exitoso intento de irrumpir en la en el Parlamento en Hong Kong el 1 de julio de 2019. AFP/VIVEK PRAKASH

La jefa del Gobierno local de Hong Kong, Carrie Lam, dio por muerto el martes el controvertido proyecto de ley de extradición y dejó entrever que el Legislativo no va a seguir con su tramitación, pero los opositores consideran que el anuncio no cumple con sus demandas y volvieron a exigir la retirada definitiva del plan.

La jefa del Ejecutivo no dejó claro si dicha reforma legislativa se retiraría o no de forma efectiva. "Doy por muerto el proyecto de ley de extradición", afirmó Lam en una rueda de prensa y añadió que los trabajos para sacar adelante esta normativa han sido "un completo fracaso".

Por su parte, el Frente Civil de Derechos Humanos -principal promotor de las protestas de las últimas semanas en Hong Kong- reaccionó asegurando que las palabras Lam "no significan nada nuevo".

"Lam todavía rechaza decir que retira la iniciativa, no podemos encontrar la palabra muerta en ninguna de las leyes de Hong Kong ni en ninguno de los procedimientos legales del Consejo Legislativo", dijo la portavoz internacional del frente, Bonnie Leung, en una rueda de prensa ante la sede del Parlamento.

Leung recalcó que la jefa del Ejecutivo no ha cumplido ninguna de sus cinco demandas: la retirada definitiva del proyecto de ley, su dimisión, dejar de considerar las protestas como disturbios, la libertad de los detenidos y abrir una investigación sobre la "violencia" policial.

Lam anunció la creación de un comité de investigación independiente para fiscalizar la actuación de la policía durante las protestas que ha vivido la ciudad el último mes, así como el establecimiento de una plataforma para el diálogo con los opositores a la ley.

En este sentido, Leung demandó un comité realmente independiente para investigar lo ocurrido, pues considera no puede conducirse una investigación con garantías bajo la supervisión del Gobierno local.

La activista también criticó la actuación policial del pasado domingo, con agentes que "se negaron a enseñar sus placas de identificación o vestir de uniforme en el ejercicio de sus funciones".

Por su parte, la organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) calificó de "vagas" las palabras de la jefa del Gobierno local en torno a la muerte del controvertido proyecto de ley.

"La negativa de Lam a reconocer las consecuencias fatales del proyecto de ley de extradición continúa inflamando la situación en Hong Kong", señaló en un comunicado el director de AI en Hong Kong, Man-kei Tam, quien agregó que el excesivo uso de la fuerza en la manifestación del 12 de junio es una "violación del derecho internacional".

"Para ser justos con todos los implicados, debe haber una investigación independiente, imparcial, efectiva y rápida sobre las acciones de la Policía el 12 de junio. Cualquier otra cosa, incluida una investigación del Legislativo que no sea lo que se necesita, no ayudará a esclarecer la verdad ni a recuperar la confianza del público", consideró.

Las redadas tras las protestas

Las detenciones por los enfrentamientos y el asalto al Parlamento del pasado 1 de julio se produjeron la semana pasada. Al menos 15 personas, entre ellas un adolescente de 14 años, han sido arrestadas y se enfrentan a penas que pueden superar los 10 años de prisión.

La mayoría de los detenidos están acusados de cargos como reunión ilegal, ataques a agentes policiales y posesión de armas.

Según algunos medios, la Policía puede estar preparando redadas en toda la ciudad para detener a docenas de participantes en los enfrentamientos y el asalto al Parlamento, que podrían haber sido ya identificados.

Un total de seis manifestantes, cuatro hombres y dos mujeres de entre 20 y 66 años, fueron detenidos la noche del domingo en Hong Kong tras la última marcha en contra de la polémica ley de extradición, celebrada este domingo, informó la Policía hongkonesa.

De los seis, uno fue arrestado durante el transcurso de la manifestación tras negarse a ser identificado, mientras que los otros cinco fueron detenidos horas después por "asaltar y obstruir a un agente en el ejercicio de sus funciones", detalló el departamento policial en un comunicado.

Estas detenciones se unen a las 71 producidas desde el inicio de las protestas, 15 de ellas tras el asalto al Parlamento del día 1, según las cifras ofrecidas a Efe el pasado viernes 5 por fuentes del movimiento prodemocrático.

Más de esta serie:

Manifestantes en Hong Kong toman la sede del Parlamento (1 de julio de 2019)

Los manifestantes de Hong Kong ahogan a la líder Carrie Lam exigiendo su renuncia (17 de junio de 2019)

Hong Kong, más calmada pero incansable (13 de junio de 2019)

Hong Kong vuelve a las calles (10 de junio de 2019)

La condena de sus líderes hace despertar del sueño a la Revolución de los Paraguas (2 de mayo de 2019)