Erdogan, Angelina Jolie y varias personalidades más se unen a Ramadán

 -  

Suzanne Al-sammoudi Peláez

Pie de foto: La actriz norteamericana, Angelina Jolie, durante su visita al campo de refugiados sirios de Mardin, en Turquía.

La actriz estadounidense Angelina Jolie, enviada especial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en su línea de solidaridad, visitó los campos de refugiados sirios de Mardin, en Turquía, el tercer día del mes de Ramadán para romper el ayuno con los más desfavorecidos. No lo hizo sola, ya que esta vez fue acompañada del ex primer ministro portugués Antonio Guterres, actualmente Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU.

La actriz aprovechó para condenar el sufrimiento que viven todas las personas desplazadas por la violencia, y más concretamente el pueblo sirio, criticando a la Comunidad Internacional por su papel incompetente en un conflicto que se ha cobrado ya la vida de 300.000 personas. Además invitó a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU a que envíen a sus ministros y embajadores visitar estos campos para que vean con sus propios ojos esta nefasta situación, y poner los medios necesarios para llevar a cabo un plan razonable que llegue a una solución política y poner fin, de una vez, a esta masacre. Hay que recordar que la actriz, en los últimos años, ha estado durante once ocasiones en campos de refugiados sirios, en Iraq, Turquía, Líbano y Malta.

Pero además, en esta ocasión coincidió con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, quien se encontraba en la ciudad en ocasión del Día mundial de los refugiados y quién también aprovechó para pasar un iftar con éstos. Pero además, las autoridades turcas acaban de organizar un impresionante iftar para estos refugiados con una longitud de hasta 6 km, demostrando así un increíble gesto de solidaridad y compasión para con sus hermanos.

Así mismo, hace escasos días Turquía envió veinte camiones de ayuda humanitaria al país vecino además de los numerosos envíos que ha realizado ya en los últimos años y la facilidad que proporciona a los refugiados que acoge en su país. También ha criticado la postura de la comunidad internacional por las pobres políticas de acogida que ofrece a los refugiados, tachándolo de crimen contra la humanidad. Tan sólo Turquía ha acogido a más de 2 millones de refugiados, enfrentándose casi en solitario a esta cruenta crisis.

También el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se unió a este mes bendito de Ramadán. No compartió un iftar con los refugiados pero sí con un grupo de musulmanes diplomáticos, invitándoles a romper el ayuno en la Casa Blanca, dando muestra así del respeto y convivencia de todos los ciudadanos sean de la religión que sean.

Pero, ¿qué pasa con los líderes europeos?, ¿No se unen también a esta ola de solidaridad y compañerismo? Hasta ahora, el único acercamiento que ha hecho la UE con los refugiados ha sido el de intentar diseñar un plan de acogida con muchas limitaciones. Un plan, al que por desgracia, la mayoría de estos países ha rechazado con el argumento de proteger los intereses de sus países.

Aun así, nos quedamos con el bonito gesto de Angelina Jolie que, insaciablemente, no deja de dar voz a los más necesitados, siendo en esta ocasión a los refugiados de Siria y el de Erdogan con sus continuos esfuerzos de paliar la situación que sufren los más necesitados, en concreto, la de sus hermanos sirios.