Estados Unidos asegura que un espía francés se ha unido a los yihadistas sirios

 -  

Por Jean-Claude Dufour 
Foto: Un grupo de militares franceses destinados a combatir el terrorismo en Malí. 
 
Un agente de los servicios de inteligencia franceses se habría unido a los yihadistas de Al Qaeda en Siria, según publicó el medio digital ‘McClatchy’, uno de los grupos de prensa más importantes de Estados Unidos. Otros medios estadounidenses publicaron la misma noticia. Este agente, que es un oficial, arriesgó su vida durante los bombardeos que llevó a cabo Estados Unidos el pasado mes de septiembre contra las posiciones del Frente Al Nusra en Siria. El supuesto tránsfuga trabajaba para la Dirección General de la Seguridad Exterior (DGSE). Ningún medio ha revelado su identidad, pero, según algunas informaciones, el antiguo agente de la DGSE se unió a Al Qaeda cuando estaba en Afganistán y después siguió en las filas del mismo movimiento terrorista en Siria. El portal ‘McClatchy’ basa su información en los testimonios de varios agentes de los servicios secretos estadounidenses. “Es una baja sin precedente”, señala el  medio de comunicación digital. Según el portal estadounidense, “el antiguo agente francés, experto en explosivos, figuraba entre los objetivos de los aviones americanos que bombardearon las posiciones del Frente Al Nusra, rama siria de Al Qaeda, pero aparentemente [el exespía] sobrevivió”.  
 
Un papel activo 
“Desempeña un papel más importante, según los americanos, que el presunto jefe del grupo Khorassan, que también está ligado a Al Qaeda”, recalca ‘McClatchy’. La cadena de televisión estadounidense ‘ABC’ confirmó la información, citando a dos responsables de los servicios secretos de Estados Unidos. “El antiguo espía de Francia, que desertó y se unió a Al Qaeda, fue uno de los objetivos de los bombardeos americanos en Siria el mes pasado”, afirmó ‘ABC’. La DGSE no quiso comentar este asunto. Por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores francés, su portavoz, Romain Nadal, declaró que “no comentamos los rumores de la prensa”. En declaraciones al diario ‘Le Monde’, un responsable del Ministerio de Defensa galo explicó que el supuesto desertor que se enroló en las filas de Al Qaeda “no es ni un antiguo agente de los servicios secretos, ni un antiguo militar; según nuestra información, sólo se entrenó físicamente con antiguos miembros del Ejército francés”. La AFP, citando fuentes del Ministerio de Defensa, destacó que el desertor no es un antiguo espía francés y calificó de “erróneas” las informaciones publicadas por medios estadounidenses.